Cuando los padres no están…

Foto: Tomada de Internet

Más de 2 mil 100 niños cienfuegueros viven ahora mismo sin los padres, según estimados de la dirección provincial de Educación. La mayoría de los casos obedece a la emigración de papá o mamá, o a sus compromisos de trabajo en el extranjero, si bien otras causas engrosan la lista.

“Esto tiene consecuencias en todo grupo social. Específicamente en la familia altera las funciones en el sentido afectivo, económico y educativo. La más dañada por el fenómeno es la afectiva-educativa”, advierte Caridad Casanova Rodríguez, máster en Psicología Clínica, de la Universidad de Cienfuegos.

Ante la ausencia de los progenitores, le corresponde también a la escuela velar por el desarrollo del alumno en un contexto favorable desde el punto de vista material y espiritual.

Para ello, “se encaminan acciones en los grupos de trabajo preventivo, dirigidos por el director de la escuela con la participación de profesores y alumnos, incluida la comunidad, afirma Armando Moroño Guerrero, secretario del Consejo de Atención a Menores en la provincia. Por desgracia, no en todos los centros docentes existen psicopedagogos, aunque en un grupo grande sí. En su falta, lo asume el maestro”.

Pese a cualquier inconveniente, lo ideal sería que el mecanismo establecido fuera efectivo en la práctica, pero ¿lo hace?…

HISTORIAS PESCADAS EN LA REALIDAD

…Casi todas las noches, Cecilia repasa su vida y termina por cuestionarse por qué ella no es igual a los demás. Su padre nunca la conoció, salió del país antes del nacimiento. Su madre apenas la atendió unos meses y corrió a otra ciudad. Lo más cercano que siempre tuvo fueron sus bisabuelos. La enseñaron a caminar, a hablar, a jugar con las muñecas. Todo iba bastante bien hasta la adolescencia. Llegaron las preguntas, las dudas, el reclamo, y ya no podían responder, ya no podían con la Cecilia construida bajo su mismo techo. ¿Demasiado peso para ellos?

…Natacha perdió ambos padres en un accidente. La tiene una tía, y con ella son cinco los niños bajo su custodia. Hace las tareas en el aula, porque en el hogar sería más difícil entre tanta gente. Para ella el domingo resulta simplemente un día más; solo en la escuela se siente feliz…

Aunque constituyen casos aislados, forman parte de la realidad cienfueguera, historias de las que ni la sociedad ni el sistema educativo pueden desentenderse.

“Lo esencial, más allá de que convivan con los padres o no, de si existe divorcio o no, de que estén bajo la custodia de otro familiar o no, es la educación que reciban (…) Cuando una persona decide tener un hijo es porque posee las condiciones y la disponibilidad desde el punto de vista emocional para poder educar a ese niño”, afirma Leticia Torres Zerquera, psicopedagoga de la secundaria básica 5 de Septiembre.

Por su parte, Sergio Cruz Martínez, secretario de Atención a Menores en Educación Municipal, explica que el total de los alumnos con una situación difícil ha recibido ayuda en especie durante los últimos años, como colchones, camas, ropa, calzado, módulos de cocción; incluso, a algunos se les ha entregado un subsidio. Es bien difícil llevar el control, nosotros creemos tenerlo identificado, pero siempre aparece algo nuevo, todos los días alguien emigra, alguien delega la custodia de su hijo en otra persona”.

¿Y la parte afectiva? ¿Funciona hablar con el espejo? “Carecen, muchas veces, de una retroalimentación y estimulación de sus resultados, de una solución a sus conflictos por parte de la familia. Entonces buscan en otros grupos sociales, que no siempre son los mejores ni tienen los conocimientos para ello; se degradan como personas y aparecen manifestaciones un tanto inadecuadas, actitudes de rebeldía un poco más emplazantes.

“Se le está dando mucha atención a la función material o económica de la familia, para el sustento de ella, sin embargo obviamos una serie de elementos que devienen importantes y definen una construcción subjetiva”, esclarece Caridad Casanova.

El tema se complejiza. No todos reaccionan igual ante la falta de los progenitores ni asumen la necesidad como un reto para la superación. Bien difícil resulta limpiar el camino y echar a andar sin una mano materna o paterna que guíe, estimule, aliente y mime en la luz y en la sombra.

¿EN LA SOMBRA?

Según el Artículo 85 del Código de Familia vigente en Cuba, entre los derechos y deberes de los padres destacan: “tener a sus hijos bajo su guarda y cuidado; esforzarse para que tengan una habitación estable y una alimentación adecuada; cuidar de su salud (…); darles la debida protección; velar por su buena conducta…”.

Para nadie es un secreto que las circunstancias trastocan la ley, y algunos padres se despreocupan de los deberes para con sus hijos, aunque es justo reconocer que no en todos los casos sucede así.

“No se pudiera decir que es directamente proporcional la ausencia con una manifestación inadecuada de la personalidad, pero sin dudas es más vulnerable ese niño que queda, no al amparo de la paternidad o maternidad, sino de una ‘abuelidad’, porque ya las características o patrones de protección son distintos. Se supone que el padre o madre, a la misma vez que den afectividad, exijan, o sea, que la permisividad y la afectividad no sean excluyentes”, explica Caridad Casanova.

Para Leticia Torres, “cuando analizamos a un estudiante debemos hacerlo en todos los contextos donde se desarrolla, y la comunidad muchas veces influye negativamente. Por eso dentro de las prioridades de la educación está el trabajo con ese entorno, y no solo es ir a la casa del niño, sino incorporar a la labor social a los demás factores del barrio”.

Hasta aquí ha quedado claro que no basta con identificar el fenómeno. Las estadísticas de Educación deben tomarse como punto de partida para la concepción e implementación de estrategias más efectivas, en función de que lo que parece todavía incipiente, no se convierta en un problema mayor.

…Ivón tiene 17 años y cursa el onceno grado. Huérfana de madre y con un padre del cual jamás recibió atención, vive totalmente sola. Heredó la pírrica pensión materna de 200 pesos, y con ello enfrenta la difícil tarea del día a día. En una ocasión llegó a vender su cabellera para paliar la situación por un tiempo. Es proclive al cambio de pareja, quizás en busca no solo de afecto, sino también del sostén que le ayude a soportar su carga. En la escuela se limitaron con identificar el caso y “elevarlo” a Educación Municipal. Apenas conocen dónde y cómo vive…

La historia anterior es conocida por las instancias correspondientes y en estos momentos se realiza un acercamiento al caso para la posterior ayuda. No obstante, quedó en evidencia la eficacia del Grupo de Prevención de su centro educacional, el cual no ha ¿encontrado? maneras para aliviar el escenario de la adolescente.

“Lamentablemente no todas las escuelas encaran el tema con la misma seriedad, e incluso falta a veces la preparación. Por ello hacemos hincapié en nuestras orientaciones metodológicas y tratamos de velar porque el trabajo se realice con la carga de responsabilidad implícita. Es necesario aclarar que la escuela en ocasiones se ve sola en la tarea. No podemos ocultar que organizaciones como los CDR y la FMC son esenciales en esto, y hoy han descuidado un tanto esa misión social”, sostiene Sergio Cruz.

En resumen, cabría preguntarse: ¿las necesidades económicas serán resueltas de la noche a la mañana?, ¿el fenómeno migratorio desaparecerá como por arte de magia?, ¿disminuirá la tendencia creciente de los infantes que se crían, en el mejor de los casos por tiempo limitado, sin el apoyo afectivo de sus progenitores? Todas estas interrogantes se inclinan hacia la negación. Por lo tanto, ¿estamos ante un nuevo y enorme reto educativo?, ¿se precisa una mayor eficacia en la labor de prevención?, ¿somos todos conscientes del rol que debemos desempeñar en el asunto? Sin dudas, ahora toca el turno a la afirmación.

Entonces, hagamos sin temor a equivocaciones, pero con el ánimo resuelto de apoyar a quienes enfrentan la vida cuando los padres no están, y sobre todo, para que otras Ivón no estén obligadas a comercializar su pelo en aras de “paliar la situación”.

14 Comentarios

  1. Excelente reportaje. Hay muchas personas que no calculan el daño que se les hace a los niños que se crian sin ese amor y comprensión de los padres. Felicito a todo el colectivo.

  2. Muy buen trabajo, Roberto. Los que llevamos años en las aulas conocemos el impacto negativo que tiene la existencia cada vez mayor de hogares disfuncionales, adicionándole el tema de la “falta de tiempo” de muchos padres por diversas causas y los intentos de “comprar” amor a través de lo material.

  3. Gracias a todos por los comentarios. Nosotros seguiremos los pasos de Ivón, queremos su testimonio, no para hablar de lo que evidentemente le falta, sino para hablar de su resistencia, del empuje y de sus sueños. Ella está en el preuniversitario hoy y quiere graduarse de una carrera universitaria, ella que vive sola. ¿Cuántos lo tienen todo y nada hacen por sus sueños?

  4. Excelente reportaje, sobre todo porque deja más preguntas que certezas y eso es magnífico, inquietar, dudar, dificil es responder, pues ningún fenómeno social o psicológico es monocausal ni existen respuestas simples; la dicotomía entre satisfacer necesidades económicas a cuenta de dejar de satisfacer las afectivo educativas, es un dilema que resulta en conflicto cuando no son muchas las opciones; nadie tiene la verdad, no hay soluciones únicas, lo cierto es que la sociedad y sus instituciones tienen, tenemos, el deber de hacer. Ustedes han tocado la situación de los niños sin los padres y en el otro lado, están los ancianos solos, sin los hijos u otro familiar que cuide de ellos por idénticas razones: emigración, trabajo en el extranjero…; lo primero y creo que ahí está el mérito mayor de este trabajo, es la visibilización del fenómeno, verlo, discutirlo, buscar soluciones o alternativas para paliarlo, pues la solución a las causas será a más largo plazo, sin dudas, si llega…

  5. Roberto, este reportaje ha resultado fenomenal, el número de entradas en mi blog se han disparado un 200 por ciento hoy; les aconsejo que sigan trabajando asi en equipo. Los chilenos se han vuelto fanáticos de este reportaje. Felicidades al director del periódico y a los redactores.

  6. Los autores del trabajo (Zulariam, Carlos Ernesto y yo), le agradecemos su opinión RR. El tema es bastante complejo; a los adultos nos corresponde valorar la dimensión de nuestras decisiones, sobre todo cuando se tiene hijo, porque el efecto de esa decisión nos puede, por un lado, beneficiar económicamente, y por otro, trastocar el bienestar y la armonía de nuestra familia, y de los hijos en particular.

  7. Buen trabajo, Roberto. Me deja una simbiosis rara de emociones —a favor y en contra— y nos pone a pensar en el orden de prioridades que como personas, pero sobre todo como sociedad, vamos dando a algunas cuestiones por encima de otras. Lamentablemente la economía se está imponiendo, la necesidad toca a las puertas de más hogares cada vez y la pirámide social cubana obliga a prestar servicios “fuera”, a falta de un pago digno por hacerlo “dentro”. Imagina qué hace un periodista, tras años de estudio, que cobra 345 MN por su trabajo en el periódico Venceremos, de Guantánamo… Menos mal que no tengo hijos, porque ante la propuesta de trabajo para que la familia viva con determinada calidad, me parece sería difícil tomar una decisión. Claro que, por encima de todo, y espero que siga siendo así, está el amor…

    • Gracias a todos los que han comentado. Sus opiniones nos ayudan a continuar trabajando. Y válida la felicitación a quien nos dirige, pues la publicación no solo es fruto del equipo de investigación, sino de todos en el periódico, inmersos en la tarea de llevar a nuestros lectores, temas de verdadero interés social.

      • Estimado Periodista, me siento muy complacida con haber colaborado, desde mi especialidad para su reportaje, adecuo, muy bien el tema y el reportaje fue muy explícito, interesante y atractivo para todo tipo de público, aún cuando mno lo había leído ya los alumnos me identificaban como entrevistada lo que quiere decfir que los jóvenes universitarios tambien leyeron el escrito, seguiremos cooperando desde nuestra ciencia siempre que lo necesite, hay mucho que abordar para el desarrollo armónico y el bienestar de las familias cubanas.

        • Profesora, gracias por el comentario, y por supuesto, le agradecemos su contribución al reportaje. Fue decisiva para esclarecer varias aristas sobre el tema.

Dejar respuesta