Cuando la política no se queda sentada en el aula

La política corre por sus venas como mismo lo hace la sangre. A diario y sin descanso. De día y de noche. Una rutina natural que el cuerpo necesita para sentirse a plena capacidad. Todos lo saben, se lo dicen, y lejos de apartarse se refugia en ella. Armando Rivero Casales lleva más de quince años como profesor activista de la Escuela Municipal del Partido en Cienfuegos, una historia que jamás había sido contada.

De técnico medio en telecomunicaciones, a docente de temas económicos y políticos. De hombre de ciencias exactas, a las filas de las ideas sociales y los principios filosóficos. De trabajar en la Empresa de Servicios Ingenieros de Cienfuegos, a vestirse con camisa limpia para dictar en la tribuna profesoral las líneas de nuestro Partido.

La preparación política de un dirigente comunista debe ser profunda, debe dominar la filosofía marxista, haberse leído a Lenin… ¿Pasa así?

“No todos llegan al gremio con esos conocimientos. Esa es la esencia de la Escuela del Partido, nutrirlos de esa filosofía y prepararlos política e ideológicamente (…) No hay mucha cultura de consumir los clásicos del marxismo; la mayoría de los estudiantes que llegan a estos centros formativos se informan a través de los medios de comunicación tradicionales. En estos espacios docentes aprenden los fundamentos de nuestro socialismo, que tiene mucho de los principios marxista-leninistas, pero con los aportes martianos y de Fidel Castro.

“Los líderes y jefes políticos deben prepararse no solo en el plano ideológico, sino además en el ámbito económico y en los marcos jurídicos (…) Hay que beber del néctar de nuestro pueblo revolucionario, oír y luego explicar”, agrega, y en el bolsillo de su camisa naranja vibra el celular. Todo el cuerpo vibra. Ni se inmuta en contestar, la conversación es mucho más atractiva. Le flecho en su oratoria preferida.

Otra urgencia asoma la cabeza en estos tiempos: el discurso político… ¿por qué leer?

“Uno de los propósitos de nuestro sistema educativo es prepararlos políticamente para que el discurso no este alejado de las masas ni del entorno en el cual se desarrollan (…) Ahora con internet afrontamos una guerra mediática y no debemos ser ingenuos, hay que tramitarlo a partir de los logros que se han acumulado a favor de la Revolución.

Armando Rivero Casales
Armando Rivero Casales lleva más de quince años como profesor activista de la Escuela Municipal del Partido. /Fotos: Efraín Cedeño

El discurso político de hoy no se puede parecer al de la década de los 60. Nuestros hijos se parecen más a su tiempo que a sus padres (…) Por eso han existido modificaciones en los planes de estudio de la escuela y también se ha arraizado el vínculo con las universidades para estar más actualizados (…) Hay talentos para la política, y a esos debemos buscarlos, atraerlos hacia nuestro Partido, darle la palabra (…) Muchas veces, nos quedamos en el discurso y no hacemos el trabajo hombre a hombre.

«Estamos construyendo el socialismo y se hace preciso que los cuadros políticos estudien no solo a los clásicos, sino también las obras del enemigo, para tener argumentos y datos que ilustren hacia donde no queremos ir. Hoy nada es al azar ni cogido por los pelos, por ello la preparación resulta imprescindible”.

Los temas económicos te atraen, te envuelven… ¿Cuáles son los principales intereses de los alumnos en este sentido?

“El tema ahora es el qué va a pasar. El actual modelo económico se basa en los acuerdos del VI Congreso del Partido, en los lineamientos, en la nueva Constitución (…) Yo hoy les propongo a los alumnos el estudio del libro El Socialismo traicionado para entender algunas causas del derrumbe del socialismo en la Europa del Este (…) Hay que convertirse en un economista y quitar trabas en función del desarrollo de la nación”, apunta.

Fue presidente de un consejo popular en Cienfuegos (cubría Pastorita, Pueblo Grifo y O’ Bourke), del que muchos se acuerdan por la gestión eficiente y el oído puesto en el discurso popular. Traslada la Mesa Redonda a su mesa familiar, donde comparte con hijos y esposa. No le teme a los malentendidos que puede traer el hablar de política en cualquier espacio, no le teme porque es parte indisoluble de su cuerpo. Tiene buena oratoria, propia de un profesor que gasta sus ojos en la lectura continua.

Armando va armado de ideas y las comparte, no quiere guardarlas para sí.

Artículos relacionados

Zulariam Pérez Martí

Periodista graduada en la Universidad Marta Abreu de Las Villas.

2 Comentarios en “Cuando la política no se queda sentada en el aula

  • el 13 octubre, 2020 a las 12:54 pm
    Permalink

    Gran compañero, ferviente admirador de la vida y obra del «Guerrillero Heroico», Comandante Ernesto Guevara. Combatiente y crítico contra lo mal hecho y los malos procederes donde estén. Un abrazo.

    Respuesta
  • el 12 octubre, 2020 a las 11:07 am
    Permalink

    Mis saludos para ese amigo, es una excelente persona y un gran comunicador, me siento orgulloso de haberlo conocido cuando éramos presidentes de C/Populares en una época de gloria. Hacen falta hombres con él para continuar la obra siempre victoriosa de la Revolución.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir