Crean identidad visual para jornada de homenaje a Fidel en Cienfuegos

Prefirió utilizar el blanco y el negro, no para inferir un tono luctuoso, sino porque son muy funcionales dentro del universo gráfico, para enfatizar, transmitir seriedad, respeto, sobriedad”.

Su más novedosa creación, la del rostro de un rebelde imperecedero, desandará en breve las calles, los pechos, las paredes de la provincia, como identidad visual de la jornada cienfueguera de homenaje al primer aniversario de la desaparición física del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro.

“Busqué la manera de romper un poco la rutina de estos mensajes”, y para ello recurrí a un elemento establecido como ícono en la gráfica y en la cartelística cubana, utilizado por muchos diseñadores, fundamentalmente por Nuez: la imagen del barbudo”.

Con más de treinta años de ejercicio como diseñador en el periódico 5 de Septiembre, medio del cual es fundador, para Manuel Villafaña Sacerio, “Villa”, fue fácil asociar a su más reciente creación gráfica la figura de Fidel, no solo porque el mítico Comandante rebelde es el símbolo por antonomasia del barbudo, sino por la representación de la nariz recta que caracterizaba su perfil.

El autor de disímiles identidades para campañas comunicacionales, con temas históricos y políticos la más reciente la de la conmemoración del aniversario 60 de la epopeya del 5 de septiembre de 1957, agregó a su conjunto gráfico un signo inequívoco.

Traté de integrarle, y buscar algo creo que ingenioso, la isla de Cuba en la barba, y funcionó en un conjunto que fui construyendo casi por instinto, por inspiración, y funcionó”.

Luego colocó el texto, Un año sin ti, pero contigo, colegiado por colegas del propio medio de prensa, y que da nombre a la campaña cuyo diseño, como la anterior ya citada de la efeméride septembrina, corrió a cargo de la periodista Mercedes Caro Nodarse. Sirve además como lema del programa de la jornada, enmarcada desde el 10 de octubre, fecha de inicio de las guerras por la independencia nacional, y hasta el 6 de enero, aniversario 58 de la entrada de Fidel a Cienfuegos al frente de la Caravana de la Libertad.

Con esas palabras quedó enmarcando el rostro: “Le da relieve, lo delimita, a la vez que le aporta solidez. Le agregué la charretera con los grados de Comandante, recurso que, aunque muy usado, forma parte del entorno gráfico que acompaña a su figura, y que en este caso constituye anclaje del mensaje visual, lo circunscribe al líder histórico”.

El resultado de tal composición es una especie de retrato, que al mismo tiempo delimita el mensaje, y conecta desde la resemantización de elementos gráficos probados, con tendencias actuales, y aporta modernidad dinamismo y frescura propios de la visualidad contemporánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir