COVID-19 y Eta, el reto de no bajar la guardia

El Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, llegó en horas de la tarde de este miércoles a Ciego de Ávila, uno de los territorios más afectadas por el nuevo brote de la COVID-19 en el país y que también durante las últimas jornadas sufrió daños provocados por las intensas precipitaciones que dejó a su paso la tormenta tropical Eta. Su jornada de trabajo proseguirá en la mañana de este jueves por sitios estratégicos de la provincia que también recibieron los impactos del fenómeno meteorológico

CIEGO DE ÁVILA.- El Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, llegó en horas de la tarde de este miércoles a la provincia de Ciego de Ávila, una de las más afectadas por el nuevo brote de la COVID-19 en el país y que también durante las últimas jornadas sufrió daños provocados por las intensas precipitaciones que dejó a su paso la tormenta tropical Eta.

Tras visitar el Laboratorio de Biología Molecular, inaugurado a principio del mes de octubre en el municipio de Morón, en cuyas instalaciones ya se han procesado más de 17 mil muestras PCR, el Primer Ministro participó en el Consejo de Defensa Provincial, donde subrayó la importancia de no perder, en lo más mínimo, todo lo que se ha avanzado en el enfrentamiento a la COVID-19 y mantener una elevada percepción de riesgo entre la población.

Justamente al análisis de la situación epidemiológica estuvo dedicado el primer punto del encuentro, donde también se encontraba el general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Según explicó el doctor Osvaldo Ivañez, director provincial de Salud Pública, en la provincia se aprecia un control de la epidemia pues, aun cuando prácticamente a diario se continúan reportando casos positivos, ellos están concentrados en el evento de transmisión institucional que se encuentra activo en el municipio capital.

Ante el incremento que se prevé del arribo de turistas a los hoteles de la cayería, el Primer Ministro insistió en la necesidad de que se cumpla estrictamente con los protocolos establecidos para su atención y vigilancia epidemiológica. “El riesgo de contagio existe, pero nosotros ya tenemos la capacidad para minimizarlo”, destacó.

CUANTIFCAR AFECTACIONES CON INMEDIATEZ

Aun cuando faltan cuestiones por precisar en cuanto a las afectaciones provocadas por las intensas lluvias que trajo consigo la tormenta tropical Eta, el Primer Ministro reconoció la rapidez con que se ha trabajado en el territorio para definir los daños, lo cual ha permitido una mayor claridad del actual escenario.

Precisar y cuantificar bien todo, lo más detallado posible, son acciones de vital importancia para saber dónde es mejor poner los primeros recursos o qué medidas ir adoptando en cada uno de los lugares, reflexionó Marrero Cruz tras conocer con minuciosidad la situación hidrometeorológica de la provincia y los principales perjuicios ocasionados por las lluvias.

Según explicó en la sesión de trabajo el gobernador Tomás Alexis Martín Venegas, si bien el acumulado de agua al cierre del mes de octubre se evaluaba como favorable en el territorio, ante la llegada de Eta el panorama cambió radicalmente.

Con los suelos saturados y muy poca capacidad en los embalses para regular las aguas que han caído sobre la provincia en las últimas jornadas, fue inevitable la ocurrencia de numerosas inundaciones, fundamentalmente en zonas bajas de los municipios de Majagua, Chambas, Morón, Venezuela y Ciego de Ávila.

Es  muy importante la respuesta que ha dado la Unión Eléctrica, reconoció Marrero Cruz luego de conocer que el 100% de los 58 circuitos primarios que fueron dañados ya han sido recuperados.

En lo referido a la vivienda, si bien no se ha podido concluir todavía el levantamiento, el Gobernador informó que de manera preliminar se constatan daños en 287 inmuebles, de los cuales nueve corresponden a derrumbes totales y 23 a pérdidas de techo.

Asociado a este tema, el Primer Ministro recordó que no podemos pensar solo en la solución de los daños provocados por este evento, pues todavía quedan cuestiones pendientes de años anteriores que corresponden a eventos climatológicos que no se pueden descuidar.

La mayoría de los recursos necesarios para resolver estas afectaciones –aseguró Martin Venegas- las teníamos ya en la provincia y eso constituye una garantía para poder avanzar con mayor agilidad en la recuperación de las afectaciones. “El trabajo es intenso y de su organización dependerá también cómo se concretan en el menor tiempo posible las acciones que se han previsto”, señaló.

Las afectaciones más significativas, refirió, se concentran en el sector de la Agricultura, donde en 2 082 hectáreas se han dañado más de 15 000 toneladas de viandas, en su mayoría plátano, aunque también se incluyen hortalizas, granos y tabaco.

Este no es un asunto que se recupera de un día para otro, reflexionó el Primer Ministro, por eso se debe empezar a trabajar cuanto antes y apurarse en la preparación de las tierras, porque no podemos renunciar a que se incrementen las ofertas a la población.

Ahora es el momento, dijo, de combinar mejor la siembra de productos de ciclo corto y de ciclo largo, porque no podemos pensar solo en lo que sucedió, sino también en cómo incidirán las afectaciones en los próximos meses y, en consecuencia, definir qué acciones se pueden ir realizando.

Hasta el momento se ha trabajado bien en la provincia, valoró Marrero Cruz, el reto está ahora en solucionar los daños y continuar potenciando otras prioridades de la economía en el territorio, teniendo a la Estrategia Económica y Social aprobada como un baluarte para avanzar en el desarrollo del territorio.

La jornada de trabajo del Primer Ministro proseguirá en la mañana de este jueves en lugares estratégicos de la provincia avileña, con el propósito de conocer de primera mano acerca de las afectaciones ocasionadas por Eta. Otros dos equipos de trabajo, encabezados por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Vicepresidente Salvador Valdés Mesa, recorrerán también oros lugares de la geografía cubana afectados por el fenómeno meteorológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir