Covid- 19 en Cuba: Pronóstico del pico de la enfermedad debe ocurrir en la primera quincena de mayo

Sobre los pronósticos y el modelaje de un futuro previsible de la evolución de la COVID-19 en Cuba, Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, explicó en comparencencia televisiva que esos estudios no serían posibles sin el apoyo de un amplio grupo de profesionales que, de manera voluntaria, se sumaron a los análisis para identificar escenarios posibles que ayuden a la dirección del país en la toma de decisiones acertadas.

El directivo explicó que la modelación de las epidemias es un elemento histórico, pues existen modelos matemáticos muy antiguos para predecir el desarrollo de enfermedades. Con el avance de la ciencia, estos se han enriquecido y forman parte de los estudios médicos vinculados a la matemática.

Esos modelos están encaminados a orientar sobre el comportamiento de determinados procesos, como las epidemias.

“Nuestro país ha sufrido muchas epidemias, y tiene una experiencia en su estudio, lo cual ha permitido la creación de una metodología para enfrentarlas. Los modelos matemáticos han corroborado que dicho procedimiento es correcto”, dijo, y recordó que cuando se estudian enfermedades como la actual, existen diferentes modelos para describirlas.En el esquema que presenta Cuba, han intervenido distintos modelos para tomar lo mejor de cada uno.

“Cuando uno va a estudiar una epidemia, depende del tipo: no es la misma la modelación matemática para el dengue, en la que el agente transmisor es un mosquito, que la usada en el caso de la COVID–19, que se transmite de persona a persona”.

“El objetivo de todo modelo es buscar cómo se incrementa el número de personas enfermas, y en qué tiempo”.

En nuestro caso, se dividió a la población en varios grupos, donde se incluyen las personas sanas, enfermas, recuperadas y fallecidas.

El modelo cubano parte de una base para los cálculos: la relación entre las personas sanas y las enfermas.

“La interacción entre esos dos grupos es lo que provoca la expansión de la enfermedad.  Que crezca el número de enfermos depende de la interacción entre los grupos de personas de sanas y enfermas; de ahí la importancia de cortar las cadenas”, apuntó.

Por ello, no es solo importante el aislamiento social, sino también las pesquisas activas y el cumplimiento estricto de los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud Pública, como única vía para limitar la interacción de las personas enfermas con las sanas.

A partir de esa relación entre ambos grupos, así como de la intensidad de las medidas, se pueden describir distintos modelos matemáticos.

“Hicimos varias predicciones de distintos expertos y las contrastamos con algunos modelos internacionales para buscar el mejor resultado posible”.

El experto señaló que, a partir de ahí, se puede ofrecer una proyección con un lapso de 15 días, con el objetivo de que el Estado pueda orientarse sobre las medidas a tomar, y siempre con la premisa de que la trayectoria de la curva puede ser modificada a partir de la acción humana.Se han modelado tres escenarios en el caso de Cuba: favorable, medio y crítico. Hasta el momento, el país se ha movido entre los dos últimos escenarios, “pero eso puede variar a partir de las acciones personales”.

También se confeccionó otra gráfica con un lapso superior a los 15 días, donde se pueden ver detalles como el punto máximo de infección, la duración de la epidemia y los cambios que pueden ocurrir en este pronóstico “si somos capaces de cumplir, o no, las medidas adoptadas”.

De acuerdo con este último modelo, el decano de la Facultad de Matemática y Computación de la UH explicó que se prevé un crecimiento del número de contagiados en el país durante el mes de abril.

DrC. Raúl Guinovart Díaz, Decano de la Facultad de Matemáticas de la Universidad de La Habana,
DrC. Raúl Guinovart Díaz, Decano de la Facultad de Matemáticas de la Universidad de La Habana.

“En ningún país del mundo se ha controlado la epidemia de manera rápida”, dijo, y agregó que el modelo permite estimar el pronóstico del pico de la enfermedad en la primera quincena de mayo.

No obstante, hay un fenómeno muy difícil de controlar, incluso por la ciencia, y es el caso de las personas asintomáticas. Ante esta realidad, el experto insistió en el llamado al distanciamiento social y la responsabilidad.

Valoró la efectividad de las medidas adoptadas por el país para evitar un mayor número de contagios, y recordó que estos resultados se encuentran en constante cambio, porque incluyen los datos diarios de la evolución de la COVID-19 en Cuba.

? Cuba: Informan nuevas medidas para enfrentar la COVID-19. Avances de la ciencia en la actual pandemia ( + Video)

Con información ofrecida en la Mesa Redonda y replicada por al sitio Cubadebate

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Compartir