A contrapelo de la Helms-Burton, nosotros hacemos Cuba
dom. Dic 8th, 2019

A contrapelo de la Helms-Burton, nosotros hacemos Cuba

La activación del Título III de la Ley Helms-Burton ha generado no pocas reacciones en todo el mundo y no es para menos. El engendro con forma de legislación pretende dictar cómo proceder en nuestro país, qué hacer, cómo comerciar, con quién hacerlo y ¡hasta permite que nos reclamen lo que es nuestro!

Es el colmo de la falta de respeto a la integridad y decisión soberana de un pueblo.

¿No han sido suficientes las muestras de resistencia, de búsqueda de alternativas y de crecimiento en pos del desarrollo? ¿Acaso no entiende la actual administración de Donald Trump que la Ley Helms-Burton no es aplicable en Cuba?

Pues si aún quedan dudas, asumo como propias las valoraciones que recientemente ofreciera Carlos Fernández de Cossío, director general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien de manera muy clara explica que la Helms-Burton es una ley de Estados Unidos y por tanto su jurisdicción, su espacio de aplicación, es en Estados Unidos. Ningún país soberano que se respete permitiría la aplicación extraterritorial de una ley de los Estados Unidos o de otro país en su territorio”.

Lo anterior sirve, entonces, para que se entiendan aún más las razones que asisten a países de todos los continentes a manifestarse a favor de Cuba y en contra del accionar del gobierno estadounidense que retoma archiconocidas políticas como la Doctrina Monroe para socavar la libre determinación de un archipiélago que no se rinde.

Asfixia económica es la pretensión y el carácter extraterritorial sobresale a leguas de distancia. Esos bien podrían ser dos rasgos distintos del “adefesio” pero no son los únicos; también desde su contenido se asume una postura de perpetuidad respecto al
bloqueo que tantos daños causa cada día.

Pero volvamos al susodicho Título III el cual da carta abierta para compensar a posibles reclamantes de propiedades norteamericanas nacionalizadas en nuestro país con el triunfo de la Revolución. Tanto se lo han creído, que ya el Tribunal Supremo Federal de Miami recibió varias reclamaciones. ¿A quién van a convencer si al alcance va más allá de Cuba, como es el caso de la Empresa de Cruceros Carnival?

Así andas las cosas en este mundo nuestro, donde el imperio pretende enseñorear y echa mano a todo tipo de resortes para tratar de conseguirlo.

Vuelve a la palestra la Ley Helms-Burton, ahora con la activación del Título III, que lejos de amedrentarnos ha provocado contundentes reacciones de rechazo.

¿Nosotros? Pues no solo rechazamos, también hacemos desde todos los frentes para refrendar esa soberanía ganada a sangre y sudor de miles de compatriotas.

No hay más que hablar, a contrapelo de la Helms-Burton, nosotros hacemos Cuba.

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “A contrapelo de la Helms-Burton, nosotros hacemos Cuba

  1. Trump quiere ganar adeptos cubanoamericanos para las próximas elecciones. No obstante, lo que se hizo en su momento, sería igual que si a los propietarios de paladares en La Habana y otras ciudades turísticas de Cuba, se lo quitaran todo de la noche a la mañana. Lo que hay es que acabar de arreglar las cosas de ambos lados, q al final es el pueblo de Cuba el que sigue pagando por la política de ambos lados. Por favorrrr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share