Conservapedia: Mucho conservadurismo y poca enciclopedia | 5 de Septiembre.
vie. May 24th, 2019

Conservapedia: Mucho conservadurismo y poca enciclopedia

Conservapedia.com ha devenido el arma de contraataque de la derecha cristiana estadounidense a la Wikipedia, a la cual la primera acusa de ser “seis veces más liberal que el público norteamericano medio”.

La Wiki, el proyecto enciclopédico de colaboración colectiva mayor de la red, es tildada por su contraria de “cada vez más anticristiana y antinorteamericana”, según artículo aparecido en Radar, revista del diario Página 12.

El texto del suplemento argentino agrega que la derecha cristiana está bien dispuesta a defender la ideología del sitio abiertamente, en momentos en que la educación en EUA ha reeditado la vieja disputa entre los evolucionistas y los creacionistas.

Añade el material que esta disputa es central para Conservapedia, por lo que una de las maneras más rápidas y directas para entender las diferencias entre este sitio y Wikipedia es buscar en uno y en otro sus respectivas definiciones sobre la teoría de la evolución.

A la concepción científica de Wiki -apunta Radar- Conserva opone lo siguiente:

“La teoría de la evolución es una explicación materialista de la historia de la vida en la Tierra. Los norteamericanos no creen que los humanos hayan evolucionado, y la vasta mayoría dice que incluso si hubo evolución, fue Dios quien guió el proceso. Solo el 13 por ciento cree que Dios no tuvo nada que ver”.

Y a continuación, el sitio fundado por el abogado conservador y activista político cristiano Andy Schlafly dedica varios extensos artículos a la “falta de pruebas fehacientes” de la teoría de la selección natural y todo el legado darwiniano.

A juicio del sitio pro derecha cristiana, solo son seres humanos algunas personas de “la nación elegida”.

Aunque esto pueda dejar perplejos a muchos, en realidad no resulta nada extraño si se tiene en cuenta cómo la fuerza fundamentalista es el resultado de décadas de atizamiento de odios, fervores y sentimientos primarios contra todo lo que pueda emparentar a los blancos anglosajones con sus no semejantes.

El credo de Identidad Cristiana, uno de los principales motores ideológicos de esa ultraderecha religiosa fundamentalista que condujo al poder a Bush, reza que los judíos, al igual que los negros, los hispanos y los asiáticos no son seres humanos, sino bestias descendientes del acoplamiento entre Eva y Satán en forma de serpiente.

Visto entonces desde un prisma ideológico, su problema con Darwin es más que obvio, vital. Y la bronca empezó hace mucho; no hay nada nuevo bajo el sol del Potomac.

La cruzada fundamentalista de la década del 20 del pasado siglo ya rebatía la ciencia de la evolución biológica por medio de la interpretación bíblica.

Durante la etapa, las legislaturas estatales del sur y el medio oeste comenzaron ya a introducir enmiendas y proyectos de leyes encaminados a prohibir la enseñanza de la teoría evolutiva.

El poder de esta gente se expandió en el tiempo cobrando una magnitud tal, que el segundo período de Bush en la Casa Blanca dependió de los millones de votos conseguidos entre la derecha cristiana por Karl Rove.

Ni “el que habla en directo con Dios” ni los 100 millones de “evangélicos” censados en EUA creen que ellos descienden directamente del mono, como el resto de los mortales.

En 2005 se produjo un suceso de notoriedad internacional, cuando ocho familias de Pensilvania, por boca de miles, llevaron a los tribunales de ese estado un litigio contra los que preconizan la observación escolar pública de la teoría religiosa del surgimiento de la especie.

La idea, que en Bush y su corte de fundamentalistas y neoconservadores, tienen resortes impulsores claves, halla asiento en sitios como Conservapedia, blasón recalcitrante de tal modelo de pensamiento.

Su fundador, Schlafly, cree que su creación pronto podría ser una de las principales referencias para los docentes de su país: “Se está convirtiendo en la fuente de recursos educativos online más grande y confiable de su tipo”.

Pobre educación con lo que en ella puede leerse. Radar recordaba que uno de sus múltiples motivos de burla mundial en fecha reciente ha sido su definición de canguro:

“Como todos los animales modernos, los canguros son descendientes de los dos miembros fundadores del moderno canguro baramin que fue llevado a bordo del Arca de Noé antes del Gran Diluvio”. Que se atengan sus lectores.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles