Consagración y empeño en la palanqueta

El levantamiento de pesas en Cienfuegos exhibe en la actualidad sus mejores resultados históricos. Muestra de ello resultó el año 2016, cuando nuestros representantes mejoraron del séptimo al cuarto lugar general en los Juegos Escolares, en buena medida gracias al cetro obtenido por las muchachas. Los juveniles mantuvieron la cuarta plaza, y en la categoría social también se avanzó, al escalar del quinto al tercer peldaño.

Ello motivó nuestra visita a la Eide Provincial, donde el actual grupo de pesistas ya se prepara con vistas a las competencias fundamentales del período. Allí constatamos, en primer lugar, que hoy una de las prioridades es el trabajo con la base, algo lógico en este difícil deporte. Por ello la exigente labor con la categoría pioneril, cantera indiscutible para cualquier disciplina.

Osbel Becerra, comisionado provincial, nos explica que «en este 2017 el levantamiento de pesas retorna al programa de los Juegos Nacionales Pioneriles, luego de su última presentación en el año 2004. Hemos trabajado muy fuerte con la base, sobre todo con niños de las escuelas primarias Raúl Suárez, Mariana Grajales y Camilo Cienfuegos. Ello nos permitirá mayores índices de calidad para futuras categorías, pues un pesista en formación necesita al menos unos cuatro años para lograr una técnica correcta». Orlando Leyva, entrenador de este apartado, opina que existe talento. «Sin dudas, aquí hay varios muchachos que darán que hablar en el futuro».

En estos momentos, la matrícula es de 30 atletas en la Eide, sumados escolares y juveniles. Seis son los nuestros en la Estructura Nacional, y otros cinco exhiben la categoría de Perspectiva Inmediata. Otra vez el sector femenino destaca como la principal fortaleza del grupo.

«Desde que se incorporó la rama femenina, Cienfuegos ha sido una de las provincias de vanguardia, dice Becerra. Hoy contamos con cinco niñas en el equipo nacional, que mucho han tenido que ver con los resultados del territorio. Vale dar a conocer que el año anterior, entre ambos sexos y sumando juegos escolares y juveniles, primera categoría y evento internacional Manuel Suárez, el levantamiento de pesas aportó un total de 46 medallas a la Perla del Sur».

Roberto Hernández trabaja con los grupos escolar y junior, y considera que la preparación «se ha comportado muy bien. Al margen de algunos detalles, se han cumplido los objetivos por encima de un 95 por ciento. Tanto física como técnicamente hemos trabajo según lo previsto y aspiramos a mantener los resultados».

Llega el aparte con algunas de las «figuras» del conjunto. «Desde todos los puntos de vista las cosas marchan bien y estamos poniéndole todo a los entrenamientos», considera Indira Cabrera, monarca nacional. Idéntico palmarés exhibe Regla Reyes, quien nos cuenta que «el año anterior me propuse grandes cosas en los Juegos Escolares y salieron los resultados. Así que ahora voy por más».

Según el comisionado, «la salud de las pesas en Cienfuegos hoy es excelente. Estamos en lugares envidiables y sobre todo existe un trabajo sostenido y escalonado para mantener la cadena. Claro que todavía tenemos insatisfacciones, como por ejemplo, mayor aporte de los municipios y algunos problemas con los medios. Se nos hace difícil el suministro de trusas, haladeras, fajas, calzado y otros medios indispensables. Pero seguimos trabajando. Tenemos que destacar que nos han apoyado con la instalación. Pueden ver como tenemos el gimnasio pintado, con sus plataformas y un grupo de condiciones que favorecen nuestro trabajo. Claro que entre todos también ayudamos a mantener este lugar, cuidando lo que tenemos y dándole el uso necesario».

El optimismo es palpable en el recinto, y por lo tanto las metas son ambiciosas.

«Espero mejorar mis marcas y resultados, como cada año, haciendo hincapié en el biatlón, y para ello estoy entrenando», asegura Indira.

«No tengo dudas en vaticinar que el femenino y la primera categoría volverán a estar entre los tres primeros de Cuba. Tenemos que fortalecer la rama masculina y nuestras estrategias están dirigidas precisamente a eso», señala Roberto.

«Solo te voy a decir que este año hay sorpresas», sentencia Osbel con una pícara sonrisa. «No hablaré de lugares, pero prometo grandes resultados tanto en las categorías inferiores como en las superiores».

Y nos despedimos de nuestros «forzudos» con especial confianza, pues sin dudas, prima entre ellos un ambiente muy positivo, donde trabajo, consagración y empeño son las claves para el éxito.

Carlos E. Chaviano Hernández

Carlos E. Chaviano Hernández

Periodista y Director de programas de televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir