Congresistas norteamericanos insisten en necesidad de mejorar vínculos con Cuba

0
516
Foto: @CubaMINREX.

Congresistas norteamericanos insistieron hoy en la necesidad de continuar con el proceso rumbo hacia la normalización de las relaciones entre la mayor de las Antillas y EEUU.

El grupo, encabezado por el senador demócrata Patrick Leahy, vicepresidente del comité de asignaciones de la Cámara alta, realizó una visita a Cuba desde este fin de semana, para analizar junto a autoridades locales los cambios de la política de Washington hacia la isla desde que el presidente Donald Trump asumió la jefatura de la Casa Blanca en enero de 2017.

Durante una conferencia de prensa en la embajada estadounidense en la capital cubana, Leahy se refirió a la reunión que él y sus acompañantes sostuvieron la víspera con el presidente cubano, Raúl Castro.

Valoró que el encuentro tuvo lugar en un ambiente extremadamente franco y agradable, y sirvió para constatar el deseo de la parte cubana de seguir adelante en el mejoramiento de los vínculos bilaterales, a pesar de las actuales circunstancias.

El senador por Vermont reprochó el rumbo impuesto por Trump a la política hacia la nación caribeña, en particular las medidas relacionadas con la reducción del personal diplomático en La Habana y la expulsión de integrantes de la sede cubana en Washington.

Este es un grave error, que daña los intereses de los dos gobiernos y pueblos, sobre todo de quienes tienen necesidad de viajar en uno y otro sentido, por razones familiares o de negocios, y tantas otras cosas que quedaron congeladas, con el pretexto de los incidentes de salud reportados por diplomáticos estadounidenses en la capital cubana.

Sobre estos hechos, Leahy destacó la cooperación del gobierno de la mayor de las Antillas en la búsqueda de la verdad sobre el tema y opinó que las autoridades de la isla no tienen la menor intención de dañar a los norteamericanos que vienen a La Habana.

Al respecto señaló que ni él ni sus colegas de la delegación tuvieron ningún temor de venir aquí pues saben no existe peligro alguno, incluso viajaron con sus esposas, y en el caso de Leahy también con su nieta de 13 años.

El grupo que partirá de regreso hoy a su país, lo integran, además, los también senadores Ron Wyden, de Oregon; y Gary Peters, de Michigan; así como los representantes Kathy Castor, de Florida (quien no participó en la conferencia de prensa); Jim McGovern, de Massachusetts; y Susan Davis, de California.

Por su parte, McGovern deploró las recientes medidas de reducción de las sedes diplomáticas y otros cambios impuestos por la Casa Blanca a los vínculos bilaterales, porque afectan los viajes de los cubanos a la nación norteña y de los estadounidenses a la isla.

Los legisladores sostuvieron un encuentro el lunes con el director general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos Fernández de Cossio, quien agradeció los esfuerzos de estos miembros del Capitolio para mejorar las relaciones.

Fernández de Cossio reiteró que no existen evidencias de los supuestos ataques sónicos contra diplomáticos estadounidenses en La Habana, como esgrimen sectores interesados en obstaculizar cualquier avance hacia la normalización de los nexos entre ambas naciones vecinas.

Culmina visita de congresistas estadounidenses a Cuba

Foto: AP.

Una delegación bicameral del Congreso de Estados Unidos concluyó hoy su visita a Cuba, donde dialogaron con autoridades y otros sectores sobre el acercamiento bilateral y el impacto en el mismo de las políticas agresivas de la Casa Blanca.

En la isla, los legisladores demócratas fueron recibidos por el presidente Raúl Castro, dialogaron con el director general para Estados Unidos de la cancillería, Carlos Fernández de Cossio, y visitaron la Universidad de La Habana.

Encabezados por el senador demócrata por Vermont Patrick Leahy, los congresistas ofrecieron este miércoles en su última jornada de actividades en la capital cubana una conferencia de prensa en la embajada norteamericana.

Durante el encuentro con periodistas nacionales y extranjeros acreditados aquí, defendieron la continuidad del proceso anunciado en diciembre de 2014 para avanzar hacia la normalización de las relaciones entre ambos países y criticaron el bloqueo impuesto por Washington a la isla y las políticas del presidente Donald Trump que amenazan con revertir los progresos.

Asimismo, abogaron por que Estados Unidos y Cuba continúen las investigaciones para esclarecer incidentes de salud reportados por diplomáticos norteamericanos en esta capital, que algunos sectores del país norteño utilizan como pretexto para afectar el acercamiento bilateral.

Al respecto, Leahy reconoció la cooperación del gobierno de la mayor de las Antillas en la búsqueda de la verdad sobre el tema y aseguró que ni él ni sus colegas tuvieron temor de venir, porque sabían que no existe peligro alguno.

Además del senador por Vermont y vicepresidente del comité de asignaciones de la Cámara alta, el grupo -que había llegado a La Habana el fin de semana- lo integraron los senadores Ron Wyden (Oregón) y Gary Peters (Michigan), y los representantes Jim McGovern (Massachusetts), Kathy Castor (Florida) y Susan Davis (California).

Durante la estancia de la delegación del Capitolio, Fernández de Cossio reiteró que no existen evidencias de los alegados ataques sónicos contra diplomáticos estadounidenses y agradeció el esfuerzo de los visitantes para mejorar las relaciones bilaterales.

Después de avanzar en 2015 y 2016, con la firma de varios acuerdos de cooperación y la celebración de intercambios de criterios de alto nivel, los vínculos entre La Habana y Washington han experimentado un retroceso, tras la llegada a la Casa Blanca en enero de 2017 del presidente Donald Trump.

Trump insiste en fortalecer el bloqueo económico, comercial y financiero aplicado por su país a Cuba durante más de medio siglo y en revertir los avances en el escenario bilateral, postura cuestionada aquí por los legisladores demócratas.

En ese sentido, los congresistas consideraron un error de la administración norteamericana la retirada de la mayor parte de su personal diplomático de la isla y la expulsión de representantes de la embajada cubana en Washington DC.

Este es un grave error, que daña los intereses de los dos gobiernos y pueblos, sobre todo de quienes tienen necesidad de viajar en uno y otro sentido, por razones familiares o de negocios, y tantas otras cosas que quedaron congeladas, dijo Leahy a periodistas.

(Con información de Prensa Latina)

Dejar respuesta