Confío en el pueblo: no solo vamos a resistir, sino a vencer

«Todos estos análisis, todos estos cálculos que hace Occidente, es algo que los estimula y los alienta en sus pretensiones, en su prepotencia, en su arrogancia.

«Y se hacen ilusiones de todas clases. Pero bueno, si el destino nos dio esta tarea a nosotros, de ser el enemigo ahora de la reacción del Imperio, ¡y de ser también la esperanza! ¿Por qué no? Y de ser los abanderados del socialismo, y de estar dispuestos a defenderlo a partir de nuestra propia experiencia, a partir de lo que hemos aprendido, a partir de lo que vemos y comparamos, entonces yo pienso que eso es un privilegio de la historia. Y confío en el pueblo… pero plena y totalmente. Tenemos que seguir analizando problemas. Estoy seguro de lo que le dije a todo el mundo: no solo de que vamos a resistir, sino de que vamos a vencer. Y todavía está por probarse eso de Sagunto y Numancia, porque estos tipos tienen que sacar cuentas. Y nosotros debemos demostrarles, hacerles ver con toda claridad lo que significaría una agresión a nuestro pueblo.

«Y creo que hoy la unidad del pueblo juega un papel fundamental. El patriotismo juega un papel fundamental. Y nosotros no vamos a dejar que eso… que haya grietas, ni nadie abra grietas aquí. Ni tenemos por qué ser tolerantes con la gusanera y con la contrarrevolución. Eso es lo que quisieran los infames que calumnian al país; los infames que alientan a la agresión imperialista; los infames que quieren que haya condiciones para el imperialismo para que agreda a Cuba; o para hacer la calumnia, forjar la calumnia con ellos. Todo eso, no tenemos por qué. Hay que aplicarles las leyes sencillamente. ¡Y vamos a revisar las leyes! ¡Y tipificar bien estos actos de traición a la Patria! De los que se suman a las campañas de la contrarrevolución. ¡No de la contrarrevolución, a las campañas del imperialismo contra Cuba! ¡No tenemos por qué permitirlo! Hemos sido bastante tolerantes.

«Y quienes están dispuestos como nuestro pueblo, a jugarse el todo por el todo, no tienen por qué tener blandenguería ni tolerancia de ninguna clase con nadie. Y seremos como siempre… seremos ecuánimes, seremos serenos, seremos justos, seremos respetuosos, ¡como no ha sido nunca nadie ni ningún gobierno! Repugnan las calumnias esas que se hacen contra Cuba, cuando se habla de tortura y toda esa cosa. Algo que no ha ocurrido en 31 años de Revolución. No hubo país más respetuoso, que lo que ha sido Cuba, de todos estos derechos, y no ha servido de nada para que no traten de lanzar toneladas y toneladas de lodo sobre el país.

«(…) No van a desmoralizarnos, no nos van a amedrentar. ¡No le vamos a dar garantías a la contrarrevolución, que es lo que quieren! Que aquí se pueda conspirar abiertamente, se pueda traicionar abiertamente a la Patria, se le pueda hacer el juego a los potenciales invasores de nuestro país. ¿Hacerle el juego a los que están dispuestos aquí a hacer correr la sangre de millones de personas? No tenemos por qué tolerarlo. Y no lo vamos a tolerar. Ni tendrán aquí ninguna prerrogativa, eso sí se lo dije muy claro a todo el mundo. Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí ninguna tribuna. Los contrarrevolucionarios no tendrán aquí ningún derecho a hacer campañas contra la Revolución. ¡Se acabó!

«Todavía andan molestando al pueblo. Y el pueblo reacciona con razón cuando ve un grupúsculo, que saben que están conspirando, que saben que están provocando. Señores, ¿por qué va a tener que estar el pueblo todos los días en una batalla callejera contra estos provocadores descarados? Vamos a aplicar las leyes y ser más capaces que nunca y tendremos que trabajar más que nunca y tendremos que ser más eficientes que nunca.

«Ese es un terreno importante donde se libra ahora la batalla. Y tendremos que ser tan buenos soldados como no los haya habido nunca, y tan buenos patriotas como no los haya habido nunca. Tenemos que dejar pequeñitas a Sagunto y a Numancia si nos agreden, y entonces van a ver lo que es un pueblo dispuesto a luchar. No tienen ningún derecho a subestimarnos y no tienen ningún derecho a despreciarnos. No tienen tampoco ningún derecho a equivocarse, y debemos hacer lo posible para que no se equivoquen».

FIDEL CASTRO RUZ

(Tomado de Granma)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir