¿Concluso para sentencia?

0
462
Hombres de bien que asumen la responsabilidad de proteger, jurídicamente, a la sociedad.

Una sociedad organizada deberá estar dotada de una infraestructura judicial de control, a través de instrumentos legales para aplicar la Ley, y como muestra de la importancia concedida al tema, resulta incluido entre los tres poderes que se ejercen en una nación: ejecutivo, legislativo y judicial. Porque el pueblo, de quien dimana todo el poder del Estado, como es el caso de Cuba, espera estar respaldado, protegido y tener salvaguardados sus bienes.

Así las cosas, y tras asistir a una reunión de balance del trabajo desarrollado en 2017 por el Sistema de Tribunales en Cienfuegos, conocimos más a lo interno sobre la labor que realizan, y hasta cuáles son las causas de mayor radicación en el territorio, es decir, las juzgadas tras un previo proceso de instrucción. Unos mil 413 asuntos fueron radicados en los tribunales de la provincia durante el año transcurrido, y corresponden los mayores por cientos en ese orden, a los delitos por robo con fuerza en las casas, 76 causas; robo, hurto y sacrificio ilegal de ganado mayor y venta de sus carnes, 39; y los delitos contra la vida, homicidio y asesinato, 29.

Unos mil 357 juicios resultaron celebrados en el período, y de ellos, 30 fueron suspendidos, en lo fundamental por la no comparecencia de los testigos, asunto que conlleva sanciones como la medida cautelar de prisión provisional. Y en este punto me gustaría detenerme, por la importancia concedida al efecto que para la calidad de un proceso donde se imparte justicia, tiene la presencia de todas las partes. El testigo es fundamental, por todo cuanto implica el acto de juzgar, aquel en el que está “en juego” el destino de una persona, familia, barrio o grupo humano cualquiera.

Un juicio no es simplemente un momento cotidiano, sino el acto supremo de justicia y de su calidad depende la retribución a la sociedad. Asistir a la sala correctamente vestido, guardar silencio, solicitar permisos para declarar a través de los abogados y no portar equipajes ni carteras, entre otros, son normas de respeto hacia los jueces, para dar paso a la capacidad de escuchar, analizar y deliberar con absoluta libertad. Pero sucede a menudo en un tribunal, que la idiosincrasia y sincretismo se muestran en la forma de efectuar algunos rituales religiosos, buscando protección de dioses o deidades divinas, los cuales debieron ser invocadas para no cometer delito; ello, tampoco procede y va en contra de la disciplina con la que deben llevarse a cabo los actos.

Las diligencias de las citaciones también aportan a la calidad, así como todo tipo de gestiones previas al día señalado para el juicio, lo que asegura su desarrollo en la primera oportunidad; además, cuenta como negativo no hacer, por parte de los ponentes, el seguimiento oportuno. Estas son consideradas indisciplinas, en las que pueden ser multados los testigos no comparecientes, siempre y cuando se demuestre fueron debidamente notificados.

El 55,3 por ciento de los 347 acusados recibidos en la Sala de lo Penal del Tribunal Provincial tenían impuesta la medida cautelar de prisión provisional. Sobre el tema y su conveniencia, cabe mencionar que doce personas resultaron declaradas en rebeldía por la insuficiente aplicación de medidas cautelares, aseguradoras de dar seguimiento a los acusados, posteriormente, hasta el trámite de ejecución de la sentencia, por la que incluso puede suceder la inaplicabilidad de restricciones migratorias.

En delitos asociados a la corrupción administrativa se sancionaron 27 personas, y el 84,6 por ciento de ellas recibió sanción de encierro, mientras el resto obtuvo penas de trabajo correccional. Y hasta me atrevo a comentar desde esta página, que la cifra resulta baja para la realidad y estado de opinión que maneja la sociedad cienfueguera, de personas en posiciones administrativas y de control, quienes dañan la fe pública o permiten ocurra, al no controlar ni fiscalizar. En este último acápite fueron juzgadas cuatro personas por el delito de incumplimiento del deber de preservar bienes en entidades económicas.

Las estadísticas son abrumadoras, y muestran el concienzudo trabajo del Sistema de Tribunales en Cienfuegos, labor muchas veces anónima para el resto de la población (por desconocimiento y escasa divulgación), y hasta juzgada de poco severa. Pero tras esas togas y más allá de ellas, funciona todo un sistema, un colectivo de profesionales preparado y capacitado que actúa en consecuencia para que ningún delito quede impune y sí concluso para sentencia, acorde con la Ley.

Dejar respuesta