Con el patriotismo de Camilo

El Prado de Cienfuegos fue este jueves río bajando al mar; un río de pueblo que patentizó la decisión irrenunciable de defender nuestro socialismo y enfrentar las nuevas agresiones del gobierno de EE.UU. respaldadas por sus asalariados internos. Niños, jóvenes uniformados, de azul los unos y los otros de verde; hombres y mujeres, trabajadores, combatientes de la Revolución: seguidores todos de la firmeza y el patriotismo de Camilo. En las manos, una flor, y en la  memoria, la imagen del comandante de sombrero alón que sonríe. Señoreando el desfile estaba la bandera cubana.

El ritual es elmismo desde 1959, cuando Camilo Cienfuegos desapareció en un bimotor Cessna 310 que iba desde la provincia de Camagüey a La Habana. Homenaje que mantienen las generaciones presentes, como si cada flor que viaja en su nombre al mar, fuera la confirmación de que los cubanos de hoy continúan defendiendo la misma Revolución que a él le corría por las venas.

La vida de Camilo pertence a la historia más querida de Cuba. Quizá fue Vilma Espín, la guerrillera de la Sierra Maestra, quien lo describió de la mejor manera. “Si nosotros inventáramos un nombre para un personaje de leyenda le podríamos poner el nombre de Camilo Cienfuegos. La misma muerte de Camilo, perdido en el mar, la manera de conmemorarla, echando una flor al agua y todas aquellas, sus hazañas, son acciones de leyenda”.

Lea también ⇒ Homenaje a Camilo en Cienfuegos, donde rememoran sus visitas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir