Comunión perfecta | 5 de Septiembre.
mié. Jul 17th, 2019

Al gimnasio acuden como promedio unos 80 practicantes diariamente. /Foto: Carlos Ernesto

La práctica de ejercicios físicos en gimnasios del sector privado es un hábito que cada día cobra más adeptos en la población cienfueguera. Nos acercamos a uno muy singular, que tiene entre sus prioridades el apoyo al movimiento deportivo de la provincia.

Desde hace unos seis meses abrió sus puertas en el gimnasio de kárate do de la ciudad, bajo la administración de su propietario Taylor Paret Rodríguez. Como promedio, unos 80 practicantes hacen uso cada día de la instalación, la cual brinda sus servicios desde las siete de la mañana y hasta las nueve de la noche, de lunes a viernes.

“La razón de ser del gimnasio es llevar calidad de vida a la comunidad”, nos dice Taylor. Mientras, algunos de los asiduos asistentes al lugar ofrecen sus criterios acerca de la actividad. “Me he sentido bien, y como además no fumo y bebo poco, es como sentirte más joven. Gracias al ejercicio adoptamos formas que queremos alcanzar en nuestro cuerpo”, opina Lázaro Baró. Por su parte, José Cabrera reconoce mejorías en la salud y su estado físico. “Sube el estado de ánimo, te estimula todo el metabolismo, realza tu apariencia, alcanzas un estado de forma óptimo para enfrentar cualquier tarea”, asegura Javier Castellanos.

“La mayoría viene buscando estética física, aunque el sobrepeso es también uno de los problemas más frecuentes. Sin dudas, la calidad de vida es lo primero”, explica Omar Chávez, uno de los licenciados en Cultura Física que labora aquí. “El mayor número de practicantes oscila entre los 16 y 17 años, aunque acuden también personas de 40 y hasta de 50”.

Como habíamos adelantado, una de las particularidades que distingue al colectivo de la instalación es la gestión que realiza con atletas del alto rendimiento en Cienfuegos, y varias son las disciplinas que han aprovechado la tremenda oportunidad.

Javier Reyes es entrenador de kárate y considera que “nos beneficia sobremanera, sobre todo en el tema de la fuerza, ya sea general o especial, que es lo que más nos interesa a nosotros. Utilizamos este sitio desde el inicio de la preparación en septiembre, y nos ha aportado ganar en fuerza rápida, lo cual nos permite marcar puntos primero, aspecto que nos ha estado golpeando en años anteriores”.

“El trabajo es diferenciado, teniendo en cuenta las características del deporte en cuestión —aclara Omar. No todas las disciplinas persiguen los mismos objetivos. Por ejemplo, aunque el kárate y el taekwondo son parecidos en sus bases, el entrenamiento es totalmente distinto, en dependencia de la duración de los combates y las técnicas que realizan. Aquí también ha estado el equipo Sub-23 de béisbol, así como el de patinaje, entre otros”.

“Pocos gimnasios en el país tienen las condiciones de este. Aquí se puede trabajar de todo”, sentencia Javier.

Al respecto conversamos con Bernaldo Pérez, comisionado provincial de kárate. “Gracias a ello hemos dado cumplimiento eficaz a cada etapa de la preparación. Los muchachos han mejorado en todos los sentidos desde que comenzamos, pues existen muchos aparatos por planos musculares y permite el desarrollo específico de cada acción muscular. El patinaje es un deporte muy complejo, en el cual se hace énfasis en fortalecer los trenes inferiores. Luego de su estancia quedaron maravillados y evaluaron la preparación como excelente. También asisten los representantes del atletismo para discapacitados, quienes son bastante sistemáticos y están muy contentos. Considero que si todos los deportes, no solo en Cienfuegos, tuvieran la oportunidad de realizar este trabajo de fuerza en gimnasios idóneos, sería estupendo”.

Aparatos de todo tipo existen allí, además de accesorios y medios suficientes para llevar a cabo una labor exitosa. Unido a ello está la calificación de su fuerza técnica, conformada por tres licenciados en Cultura Física, y por tanto garantizar que lesiones, improvisaciones y sobrecargas tengan aquí las puertas cerradas.

“Así es. Los diferentes grupos etarios tienen su planificación y dosificación detallada y personalizada”, expone Omar. “Ellos son muy competentes y nos instruyen mucho cuando hacemos ejercicios de forma incorrecta”, dice Lázaro. “Siempre nos están corrigiendo, ya que son aparatos bastante modernos y complejos. No pierden de vista a ninguno de nuestros atletas; están al tanto de todo y en primer orden nos exigen que los muchachos no trabajen solos, sino junto a los entrenadores. En verdad ha sido decisiva la ayuda de ellos”, agrega Javier.

“Las palabras claves son control de la actividad que se está realizando, y supervisión”, aclara el joven licenciado.

Sin dudas el proyecto tiene una aceptación increíble y es hoy una novedosa fortaleza, por lo que se impone que el organismo deportivo encuentre las vías para mantener este vínculo, y utilice la experiencia para hacerla extensiva a otros locales.

“Somos los pioneros en llevar a cabo esta actividad en coordinación con cuentapropistas. Y creo que ha sido muy favorable, así que se debe analizar y podemos extenderla mucho más allá”, expresa el comisionado de kárate.

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles