Comunidad científica cubana de luto

La comunidad científica cubana está de luto por el deceso, en la tarde de este martes, del doctor en Ciencias José Luis García Cuevas.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, fue de los primeros en expresar dolor ante la noticia.

«Repentinamente ha fallecido, en La Habana, el querido doctor en Ciencias José Luis García Cuevas. Mi profesor, mi rector, mi tutor, mi compañero de trabajo, mi amigo, mi ejemplo. Nos deja un gran vacío. Lo extrañaré mucho, profe. Y le cumpliré», aseveró, en su cuenta en Twitter, el mandatario cubano, quien, además envió el pésame a la familia.

De imprescindible calificó Díaz-Canel a García Cuevas, quien fungió como Rector de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, Doctor Honoris Causa de esta casa de altos estudios, viceministro y asesor del Ministerio de Educación Superior, y un eminente científico, fue querido por la comunidad universitaria.

El Gallego, como lo conocían sus allegados, fue doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, miembro de la Academia de Ciencias de Cuba, y ocupó importantes responsabilidades, siempre relacionadas con la enseñanza y la promoción de la investigación científica.

El Presidente de la República resumió, en una ocasión, las cualidades del pedagogo como «un revolucionario cabal (..) en pensamiento, acción política, patriótica; y en la vida, por su constante vocación por la transformación, la innovación y el perfeccionamiento. Posee un pensamiento profundo y una lógica extraordinariamente coherente, un juicio preciso; siendo, a la vez, humano, sensible y sencillo».

Lleguen las condolencias a los familiares y amigos del prominente investigador, cuyo legado será imperecedero entre los cubanos.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir