Comprar para vender, esa es la cuestión | 5 de Septiembre.
mié. Jun 19th, 2019

Comprar para vender, esa es la cuestión

No solo es vender los inventarios obsoletos, hay que evitar que adquieran esa condición./Foto: ACN

*Escrito por Andrés Martínez Ravelo.

Con mesura, los empresarios cubanos se preguntan todos los días cómo cuidar los costos y maximizar el uso de los recursos de su empresa. Entonces, en su soledad, comienzan a cuestionarse qué hacer con los bienes existentes en los almacenes, y parafraseando la más famosa locución de las obras de Shakespeare pueden decirse: “guardar o no guardar, esa es la cuestión”.


Durante muchos años, y con el predominio de los balances materiales sobre los financieros en el entramado empresarial cubano, el énfasis fundamental se centró en el control físico y en cómo conservar estos recursos aptos para cuando se requiriera su uso. Esto, unido a la persistencia del bloqueo, implicó la existencia de altos niveles de mercancías en los almacenes. En atención a la política para el tratamiento y la gestión de los inventarios, y como parte de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido, en el año 2013 se puso en vigor el Decreto 315 o  Reglamento para el tratamiento y la gestión de inventarios. La normativa flexibiliza las facultades de los empresarios cubanos en la toma de decisiones respecto a dichos inventarios, permitiéndoles comercializarlos con entidades homólogas y eliminando excesivos niveles de aprobación.

A partir de tales bondades, se ha priorizado, en primer lugar, la venta de los ociosos. Esto tributará directamente a la prestación de servicios y productos a la población y representa ingresos a los presupuestos locales. La cifra en Cienfuegos, según la Oficina Nacional de Estadísticas e  Información (Onei), asciende hasta la fecha a catorce millones de pesos, almacenados en 59 depósitos. Durante el presente año se han efectuado dos ferias comerciales en la provincia, las cuales han posibilitado la venta de mercancías que vivían el sueño eterno en los almacenes, aunque los montos no son todavía significativos si se consideran las potencialidades existentes.

Tal alternativa no ha sido suficientemente explotada por los depositarios, dada la morosidad en la contratación con la Empresa Comercializadora de Productos y Servicios Universales, así como la no asistencia del total de los entes a las ferias. Todavía hay quien desconoce el mercado o se encariña con los inventarios; del total de depositarios, no habían firmado contratos de consignación o de comisión para su gestión de venta un total de 39 entidades y solo 27 han participado en las ferias efectuadas. Si esta constituye la primera opción, entonces se requiere aprovechar el espacio que el venidero 16 octubre brindará la próxima feria, para lo cual las autoridades del territorio ya ultiman detalles.

Ahora bien, no solo es vender los inventarios obsoletos; hay que evitar que adquieran esa condición. Esta es una tarea más ardua, por lo que, como segunda prioridad, en el colimador de los empresarios debe figurar una correcta gestión. Para ello, es necesario contar con personal capacitado, porque es algo complejo y no es posible evaluarlo de forma aislada. Se requiere integración de resultados de varios actores: desde la compra o venta, hasta la parte jurídica, de producción, logística y finanzas. Pudiera darse el caso que el empresario se sienta satisfecho y evaluase como eficiente su gestión, porque posee una alta rotación y casi nula existencia de artículos ociosos; sin embargo, posee una baja disponibilidad de productos en sus almacenes, lo cual provoca que el servicio al cliente se vea afectado por no contar con la presencia necesaria. Entonces, los resultados son deficientes.

Todas las preocupaciones serán pocas si solo se atiende la gestión a nivel de empresa. Hay que examinarla a todo lo largo de las cadenas de suministros y acudir a la aplicación de las técnicas que impacten directamente sobre estas, definir qué comprar, sin dejar de lado que dicha red es tan extensa que puede implicar la importación innecesaria de mercancías que pudieran encontrarse inmovilizadas en la economía, erogándose recursos financieros deficitarios, los cuales se requieren para invertir en otras actividades económicas y sociales.

Por esta razón, en las bases metodológicas para la elaboración del plan anual de la economía fue incluida la rotación de inventarios entre los aspectos directivos de la gestión económica financiera; así como la prioridad en su utilización como fuente del plan. Se indicó que en las entidades deben analizarse y validarse las normas, así como su ciclo de rotación y reaprovisionamiento, en función del lugar de origen de las importaciones; además, deben establecerse las vías para evitar el incremento de los ociosos y de lento movimiento.

Entonces, en su soledad o en los colectivos laborales, cuando nuestros directivos de empresa revisen la situación de los inventarios, se requiere que analicen cómo vender los ociosos, y a continuación evaluar la meta suprema de la gestión de inventario: cuándo comprar nueva mercancía para poder estar un paso adelante a la demanda; esto también es conocido como planificación de compras. Y en su soliloquio, nuestros empresarios debieran decirse: comprar para vender, esa es la cuestión.

*Director Provincial de Economía y Planificación.

Noticias relacionadas

3 thoughts on “Comprar para vender, esa es la cuestión

  1. Estimado Tomy, agradezco su comentario y reconozco en sus palabras que una parte importante del problema es conocer el mercado y sus reglas de juego o mas bien la mercadotecnia. No obstante considero que la visión a la que se refiere debe centrarse en una correcta planificación, no solo de las ventas sino de las compras, lo cual es una herramienta universalmente aprobada en el mundo empresarial. Por supuesto en todos los analisis y las tomas de decisiones deben estar presentes la correcta evaluación de multiples razones financieras, por lo que no se puede subestimar ningun recurso o tecnica, lo cual hace mas complejo el asunto, como tratamos de explicar en nuestro comentario. Un saludo

  2. Tremendo periódico este, muy bueno, llevo media hora leyendo aquí y me ha impactado, la muchacha del tenis, la otra muchacha que violaron y lo de los depravados en las calles, MUY BUENOS ARTICULOS. Mis felicitaciones

  3. Bueno; el problema no hacer planes el mercado se mueve y es donde se debe estar atento,
    cuales son las demandas para hacer una oferta correcta . los movientos de inventarios y su rotacion
    es de constante control. si tenemos mercancia. y no hay demanda por que esa mercancia no tiene demanda
    por que el precios es muy elevado, mala calida o no se oferta, con la frecuencia debida y se sigue
    solicitando dicho producto, por que no se hace la rebaja de precios y se aplica la depresiacion, todo produto
    tiene una depresiacion despues que pasa un tiempo, por que los mercados quieren vender un producto
    que lleva x tiempo al igual que el nuevo, Tambien traen producto nuevo y te sacan el viejo, y es el problema de los inventario altos; con planes no se resuelve con mas vision y responsabilidad si

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles