Comenzó proyecto para preservar paisajes montañosos en Cienfuegos | 5 de Septiembre.
jue. Dic 5th, 2019

Comenzó proyecto para preservar paisajes montañosos en Cienfuegos

El proyecto Conectando Paisajes, primero de su tipo en Cuba, comenzó su primera etapa de ejecución en la provincia de Cienfuegos con el objetivo de una concertación sostenible en la montaña a través del estilo de manejo a escala de paisaje desde la cima hasta la costa.

Rebeca Vanegas, coordinadora del proyecto en el territorio, explicó que “se cuenta con tres líneas directrices de trabajo, que van desde la capacitación del personal, la conservación y gestión de áreas protegidas, hasta la reforestación de áreas productivas.

Dentro del programa de protección están incluidas la cueva Martín Infierno y el Pico San Juan, ambas propuestas al Sistema Nacional de Áreas Protegidas”.

Este proyecto, coordinado por el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), empezó en el año 2015 y pretende terminarse en el 2022, con una duración de ocho años.

Organismos como educación, salud, cultura y agricultura, apoyan los valores referidos a la conservación y a la economía para lograr un ambiente armónico y compatible y evitar la pérdida de la biodiversidad.

Para llevar a cabo todo el proceso, se determina un corredor biológico, espacio del territorio en el cual se recupera conectividad ecológica a partir de la integración de los ecosistemas, agregó

En Cuba, el corredor biológico comprende los macizos montañosos Guamuhaya en Cienfuegos, Villa Clara y Sancti Spíritus, Guaniguanico y Bamburanao en Pinar del Río y Artemisa, y Nipe -Sagua-Baracoa en Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Específicamente la serranía del centro de Cuba posee más del 70 por ciento de especies endémicas, con cuencas hidrográficas importantes como el Hanabanilla, un alto porcentaje de áreas boscosas con plantaciones agrícolas de café y cacao, y donde reside un ocho por ciento de la población cubana.

Caridad Lorende, especialista de Servicio Estatal Forestal en el municipio de Cumanayagua, explicó que “los resultados de la recuperación y protección de los ecosistemas no se verán a corto plazo, necesitan un tiempo para llegar a los efectos deseados, dado que cada especie tiene su tiempo de preparación”.

Entre las principales amenazas que afectan las zonas del lomerío se encuentran los incendios forestales y la contaminación provocada por el hombre debido al mal manejo de los residuales, ello contribuye a la pérdida de la diversidad.

Variedades de la fauna como el sapo bufo y el gavilán colilargo, llamadas especies bandera, están en peligro de extinción porque en la actualidad existe una gran depresión de los ejemplares.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share