Clásico Nacional de Ciclismo de Paseo en el Prado de Cienfuegos

Con menos público del acostumbrado dio inicio, sobre las 8:30 de la mañana de este miércoles, la fase A de la octava etapa del Clásico Nacional de Ciclismo. Diez vueltas al circuito del Paseo del Prado conforman el tramo, comprendido desde la Avenida 54 (San Fernando) hasta La Punta, con meta volante en el quinto giro.

«Son 5,4 kilómetros por vuelta, para un total de 54 de distancia, explicaba Rolando Vera Pérez, uno de los comisarios internacionales de la Comisión de ciclismo inmersos en el recorrido. Este circuito no es nuevo para nosotros, lo utilizamos todos los años. Tiene un buen relieve, rápido y para nosotros cumple con los requisitos necesarios».

De acuerdo con Vera Pérez, comenzaron la carrera en Guantánamo unos 91 hombres y en la Perla del Sur tomaron la arrancada 80. «Muchos se han retirado a causa de caídas, agotamiento e incluso enfermedades: es un trayecto muy exigente», añadía.

Los pedalistas llegaron a la ciudad el lunes en la tarde, tras el descenso de Topes de Collantes. «En este tipo de eventos tan largos, por reglamento, está previsto un día de descanso, continuaba Vera Pérez. El año anterior se hizo en Ciego de Ávila; pero ahora decidimos hacerlo acá porque la etapa anterior, el ascenso a Topes, fue muy fuerte y los corredores necesitaban recuperación».

La fase B de la etapa atañe al trayecto Cienfuegos – Santa Clara, con metas volantes en Cumanayagua y en Manicaragua, esta última con bonificación de tiempo. Faltando cinco kilómetros para el arribo a la ciudad de Marta Abreu, se disputaría un premio de montaña, categoría C.

Artículos relacionados

Darilys Reyes Sánchez

Licenciada en Periodismo. Graduada en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas en 2009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir