mar. May 21st, 2019

¿Quién dijo que hace falta el verbo o el epíteto para describir, retratar, narrar, nombrar la ciudad que Dios y los hombres nos legaron en suerte? El adjetivo fácil y ramplón eliminadlo, por favor, que una novia no merece flores espurias.

Si queremos pintarla de azules, digamos mar, y si telón verde necesitamos en la escenografía de la cotidianidad, escribamos Guamuhaya en lontananza. Y que de bandidos nos siga cuidando Nuestra Señora de los Ángeles.

Si de alumbrarla se trata, bastarían unos camaroneros que vayan a encender luceros en el litoral.

La Luna es caso aparte. Dejó de ser de todos los terrícolas la noche en que en el Muelle de Hierro, Muñiz la hizo patrimonio exclusivo de la ciudad.

Suerte la del pavimento y los adoquines con sus venas de hierro que hacen muelle el paso hacia la infinitud de un poeta-historiador, de un médico-clérigo y de un quijote-reciclador.

La Madre Naturaleza cumple aquí con todos los encargos divinos: la perfuma de salitres, la refresca con terrales, le borda una túnica con vuelos de gaviotas.

Los hombres de dos siglos perfeccionaron la obra en torno a la bahía de la piel más tersa: un prado de asfalto y sosiego, las cúpulas para estar más cerca del cielo, los leones que ahuyentan flaquezas.

Y para completarla, la plaza doble del Héroe y la República, de los poetas, los benefactores y los patricios. Como un día fue de las balas. Y siempre del amor.

Muchos estamos convencidos de que esta es la Ciudad Prometida.

Para decirle te queremos, no hace falta gastar una sílaba de más. Basta con que cada uno ponga una molécula de cariño y un átomo de empeño y que la fórmula haga el milagro de evitar más derrumbes, y el prodigio de la vida trepe en la orfandad de muros y pilastras.

Cienfuegos se canta a sí misma cada amanecer, porque vivimos en una ciudad-poema, una villa-canción, una urbe-elegía. Y las calles ajedrezadas son arpegios de un himno a la vida.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles