Ciudad limpia: una responsabilidad compartida
sáb. Ago 24th, 2019

Ciudad limpia: una responsabilidad compartida

Para con la limpieza de la ciudad todos tenemos una cuota de responsabilidad compartida. /Foto: Juan Carlos Dorado

Para con la limpieza de la ciudad todos tenemos una cuota de responsabilidad compartida. /Foto: Juan Carlos Dorado

Tengo un sueño para esta ciudad, para todas las urbes en Cuba, para cada rincón. Hoy parece mucho pedir, mas no dudo que más pronto que tarde se nos hará realidad. Y mientras tanto: ¿cómo mantener limpia la ciudad? ¿es solo problema de Comunales, de los vecinos, de ambos? ¿qué sería mejor compartir, las culpas o la responsabilidad?

Cienfuegos siempre se gozó de contarse entre las provincias más limpias del país. Así, el calificativo de “linda ciudad del mar”, le venía más bien como epíteto, cualidad intrínseca: linda también porque era limpia. Hoy la realidad no es la misma y en el variopinto entramado del lunar que la afea la recolección de desechos sólidos lleva un peso significativo.

Muchas personas se quejan de microvertederos en sus vecindarios, de basura que no se recoge, de suciedad y pestilencia. Mientras manifiestan su insatisfacción, el índice permanece extendido, apuntando al frente, al otro, pero casi nunca se zafa del puño el pulgar para mostrarnos cuánta responsabilidad tenemos todos con la higienización del lugar donde vivimos.

Ciudad limpia, asunto de todos

Una de las obligaciones radica en cumplir con los horarios establecidos para sacar la basura que, según las Normas Cubanas, ha de realizarse en el horario más cercano al paso de los vehículos destinados a tal operación. En el caso del Centro Histórico y el Consejo Popular La Gloria, ellos deben pasar a partir de las 7:40 p.m., y en el resto de las zonas, a las 4:40 a.m.

José Ramón Acuña Álvarez, subdirector de Higiene y Necrología en la Dirección Provincial de Servicios Comunales, de Cienfuegos, contó a 5 de Septiembre que en el territorio está establecida la recogida mecanizada en la ciudad de Cienfuegos y el poblado de la Ciudad Nuclear, además de la cabecera del municipio de Cumanayagua. En el resto de los municipios, la actividad se realiza mediante vehículos de tracción animal.

Según expresó, en la urbe centro sureña operan dos colectores, a los que próximamente se sumará otro, que de conjunto coadyuvarán a mantener las 17 rutas montadas aquí para tal actividad.

Pero de poco valen estos esfuerzos si la indisciplina social sigue campeando por su respeto, si vemos la recolección de los desechos sólidos como problema de otros y no también nuestro, de quienes los generamos. En no pocas ocasiones los vecinos irrespetan el horario de sacar la basura, o incluyen en ella otros desperdicios que no deberían acompañar a los desechos domiciliarios (de cuyo tratamiento sí es responsable Comunales), como escombros provenientes de acciones constructivas, o de limpieza de patios y jardines, que solo añaden a la carga contaminante o dañan los sistemas de drenaje.

Ponerle coto a los depredadores

Este debe ser un trabajo multisectorial. Sabemos que todavía tenemos problemas, pero urge también erradicar la indisciplina social, contar con un sistema de inspección más riguroso, porque sobre los hombros de Comunales solamente no puede caer este peso, o lidiaremos con el problema eternamente”, comentó el directivo.

Le asiste razón, como también cuando alude a que los supiaderos son un mal necesario. Lo ideal sería la presencia de micro-contenedores, pero hasta sobre ellos y los cestos de basura dispuestos en las diferentes arterias ha operado el vandalismo: cuando se han colocado, las personas los han hurtado, aunque para lograrlo deban arrojar su contenido en cualquier esquina.

Otra vez repito tengo un sueño: ver también en mi país un sistema de recolección de desechos sólidos en contenedores clasificados, un sistema que obligue a cada familia a responsabilizarse con el suyo, que se generalice para que no suceda como hace unos años, cuando gracias a una colaboración francesa la zona de Punta Gorda lo disfrutó por corto tiempo, debido, una vez más, al pillaje y la falta de civismo.

Espero el momento en que por fin la evacuación se realice de manera adecuada y entendamos que ante la limpieza de la ciudad tenemos todos una responsabilidad compartida.

Noticias relacionadas

1 thought on “Ciudad limpia: una responsabilidad compartida

  1. La solocion es facil que se le venda tanques plasticos a cada vivienda y saquen los desechos en esos tanques y que sean solo para basura no escombros y cajas plasticas para plasticos y carton y en cuanto a los vandalos o descarados ponerlos en la carcel un buen tiempo con eso resuelve y que los
    inspectores trabajen mas y con mayor conciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles