Cienfuegos y las historias varadas de una ciudad marinera
lun. Ago 19th, 2019

Cienfuegos y las historias varadas de una ciudad marinera

Embarcación semihundida a la vera de la bahía exhibe su traje de óxido. Imposible conocer cuántas historias varadas encierran esos hierros abandonados a su suerte. /Foto: Administración Portuaria

Embarcación semihundida a la vera de la bahía exhibe su traje de óxido. Imposible conocer cuántas historias varadas encierran esos hierros abandonados a su suerte. /Foto: Administración Portuaria

Las azules aguas de la rada de Cienfuegos devienen eterna evocación a leyendas aborígenes y marineras tradiciones. De estas últimas hay testigos de historias varadas en el tiempo.

No todo lo cuenta la oralidad humana o los archivos acumulados en viejas gavetas…, en los barcos abandonados a su suerte viajan también, como páginas abiertas, las creencias y formas de vida de la tripulación, el patrimonio subacuático y hasta la tecnología naval de una época.

Existen en el mundo más de 3 millones de navíos que han naufragado hasta el mismo fondo del océano, ya sea por accidente o de manera intencionada. Estos han sido repartidos por el paisaje oceánico durante siglos y cuentan, como las casas, la evolución humana a través de los diferentes periodos.

Inventario de pecios

La bahía de Cienfuegos contabiliza 38 embarcaciones y artefactos navales hundidos o semihundidos (pecios) que la identifican entre una de las más atractivas para el buceo en Cuba, resaltado además por las formaciones coralinas de baja y media profundidad y un relieve abrupto acompañado de abundantes esponjas, gorgonias y corales.

Las instantáneas de naufragios en nuestras aguas son, sin dudas, un intercambio con el pasado… Al decir de Silvio Pérez González, director de Administración Portuaria (AP), las ancladas a la rada cienfueguera no contienen combustible a bordo, por tanto, no representan riesgos de contaminación al medio marino. De igual modo el grupo de Seguridad Marítima del Centro certifica que no constituyen un peligro para la navegación.

En la bahía hay un registro actualizado de 38 embarcaciones y artefactos navales hundidos o semihundidos, reflejo de muchos momentos congelados en el tiempo. /Foto: Tomada de Internet
En la bahía hay un registro actualizado de 38 embarcaciones y artefactos navales hundidos o semihundidos, reflejo de muchos momentos congelados en el tiempo. /Foto: Tomada de Internet

En su gran mayoría han proporcionado un nuevo hábitat para la vida acuática. La ensenada de Marsillán, cayo Ocampo, caletón de Don Bruno y ensenada de Manacas están entre las zonas de la bahía donde más embarcaciones y artefactos navales permanecen atascados en la arena, algunos cubiertos totalmente de agua, otros visibles a la vista de cualquier transeúnte.

Una disyuntiva: el desguase o la permanencia

Según explica Yudith Morán Rodríguez y José Molina Vargas, especialista principal del Área técnica y funcionario de AP, respectivamente, la extracción de tales embarcaciones solo puede ejecutarse a partir de prestaciones de la Empresa Nacional Antillana y Salvamento, del Ministerio de Transporte.

En el Plan Integral de Desarrollo del puerto de Cienfuegos se propone estudiar el estado técnico de estos accesorios y establecer la factibilidad de extracción, desde dictámenes y condicionantes, avalados por autoridades ambientales y de Salud Pública. Maniobras similares se han realizado en Santiago de Cuba y Niquero”, agregaron.

Por su parte, Iván Figueroa Reyes, jefe de la Unidad de Control y Supervisión del CITMA, corrobora que dichas embarcaciones no contienen sustancias dañinas para el medio ambiente y que en cayo Carenas y cayo Ocampo hay restos de embarcaciones desintegradas y con mangle en el interior; mientras otras son refugio de la fauna.

Todo esto implica que las labores de extracción demandarán engranajes que no dañen ni la navegación, ni el entorno. La logística implica un desguasadero en áreas terrestres, para desmantelar dichas armazones. Luego será necesario revisar las partes aprovechables, desde el punto de vista de materia prima y hacer un traslado. Lo no utilizable va para área de desechos, a fin de no crear otros impactos ambientales, o sea, eso tendría efectos mayores que los actuales, que solo son de tipo paisajístico”, relató Figueroa Reyes.

Historias varadas…, con nombres

La plataforma de la costa cienfueguera, además de la variada flora y fauna, tiene como atractivo principal sus buques hundidos, que por la posición y condiciones permiten realizar la práctica del deporte subacuático sin riesgos. Son restos de naufragios de todas las épocas que se aprecian en los fondos aledaños al litoral y también dentro de la bahía.

Atesoran un mundo lleno de color que crece oculto bajo del mar y que alguna vez tuvieron nombre como patana de combustible Mercedes, Cayo Largo 16, embarcación Don Miguel, Pusher, patana PC-17… Hoy forman la lista de una hoja de las cosas que quedaron por hacer.

Lea también: En el mar de los regresos

Los reguladores, las empresas explotadoras, los órganos de dirección del territorio, debemos ponernos de acuerdo para aprovechar más el calificativo de ciudad del mar”, explicó a 5 de Septiembre en 2008 el MSc. Leandro Méndez Peña, director general de la Empresa Provincial de Transporte en aquel reportaje titulado: ¿Dejamos de mirar desde el mar?

Sobre esa misma cuerda, Jesús Rey Novoa, coordinador de proyectos del Consejo Provincial de la Administración aquí, explica que el gobierno gestiona, a partir de un plan con la Agencia Francesa de Desarrollo, intervenciones en tres áreas fundamentales del municipio cabecera y una de ellas es el puerto.

Administración Portuaria planifica las prioridades para intervenir en su espacio. De tal forma será beneficiada la llamada Zona No. 1 del puerto, con reordenamiento para uso turístico, también podrán dragarse las cajas de atraque e incluiremos temas de servicios ambientales de carácter marítimo- portuario, así como el manejo integrado de cuencas y áreas costeras”, reseñó Rey Novoa.

La historia contada por sus pecios

Como parte del rescate ciudad costera, el Estudio de viabilidad técnico-económica del Plan de reordenamiento del puerto, realizado por la Administración Portuaria, se propone el rescate y diversificación de ofertas de actividades náuticas, las cuales existieron en la urbe y fueron perdiéndose en el tiempo, entre ellas, alquiler de bicicletas acuáticas, botes de remos, velas, regatas…

La labor gubernamental es proactiva y los actuales proyectos son una oportunidad a favor del entorno marítimo, dentro de ello juega un papel importante la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral Territorial (PADIT), programa que refuerza el papel de los gobiernos y los actores en las comunidades e involucra el manejo de zonas emblemáticas, su infraestructura y saneamiento.

Quizás los propósitos de desarrollo puedan sanear estas áreas, mientras tanto las 38 embarcaciones o artefactos navales constituyen sugestión poética de conspiración con la antigüedad, resultan el reflejo de algo que quedó por hacer, de algo que llena de curiosidad al transeúnte.

Han pasado a la contemporaneidad como “cartas arqueológicas subacuáticas”, documentos nunca cerrados, historias varadas en el tiempo, pasajes sumergidos en el devenir de esta comarca…, algunos a simple vista, otros cubiertos de agua, pero aún así dicen de nosotros. (En coautoría con Zulariam Pérez Martí)

El turismo encuentra en el buceo a los pecios un atractivo adicional a las bondades naturales del entorno cienfueguero./ Foto: Tomada de Internet.
El turismo encuentra en el buceo a los pecios un atractivo adicional a las bondades naturales del entorno cienfueguero./ Foto: Tomada de Internet.
Noticias relacionadas

2 thoughts on “Cienfuegos y las historias varadas de una ciudad marinera

  1. Muchas de esas naves fueron de la otrora flota de pesca del combinado, que gracias a la politica de no dar mantenimiento a las misma fueron dadas de bajas , Chencho antiguo director del combinado puede dar uso de razon de ste despilfarro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles