Tribunal Popular Provincial: 2020, un año de intenso hacer

Impartir justicia y asegurar la tramitación y solución de los asuntos judiciales con apego a la ley, sentido de lo justo, racionalidad, prontitud, respeto a las garantías de las partes, transparencia y cumplimiento oportuno y efectivo de las decisiones, es la misión del sistema de tribunales en nuestro país. Por supuesto, en Cienfuegos no se pierde de vista.

“Todo eso concluye con que se fortalezca la sociedad socialista”, confirma la joven Mayrobis Sarduy Alejo, presidenta del Tribunal Popular Provincial, con quien dialogó 5 de Septiembre.

¿Misión y valores institucionales van de la mano?

“Por supuesto que sí, responde. La misión está muy envuelta de los valores institucionales que debe estar en la actuación de nuestros jueces, nuestros secretarios.  Ahí podemos mencionar el sentido de lo justo, el patriotismo, la racionalidad, la individualización de cada una de las penas, porque no es solo impartir justicia con apego a la ley, hay que impartir justicia con racionalidad.

Agrega que “se debe evaluar cada caso, porque cada uno  es un caso en especial, y para cada persona el suyo es su mayor preocupación,y es el peor; por tanto hay que prestarle mucha atención a cada uno de los asuntos,y sobre esa base es que los jueces y los demás trabajadores del sistema estamos empeñados en laborar y en hacer, con valores, lo que nos corresponde como servidores públicos de cara a la población”.

¿Cuál ha sido el comportamiento de la política penal que se aplica tanto en las instancias municipales como en la provincial?

“El 2019 fueun año que en comparación con el anterior, la radicación de los delitos disminuyó; sin embargo, reportan mayor incidencia los delitos de robo con fuerza en las cosas; es decir en el procedimiento ordinario y en la instancia provincial y en el procedimiento sumario y en la instancia municipal la mayor tendencia de los delitos se refiere a las amenazas, lesiones y hurtos.

“Estamos en un contexto económico actual un poco complejo; sin embargo, en la provincia se comporta un poco más noble. Estos delitos que tienen que ver con la evasión fiscal, de corrupción administrativa, cohecho, no reportan un registro significativo en las cifras de radicación de la provincia”.

Valga apuntar que en lo que va de 2020 en lo referido a los delitos ya mencionados, las cifras se mantienen en cero y los hechos referidos a materiales de la construcción y combustible tampoco reportan radicación hasta este momento.

Pero no es ocioso referir que en el Código Penal se recoge para la figura delictiva un rango de sanción que puede ser de privación de libertad, o sustitutiva e incluso sanciones de multa y en los hechos del combustible no es que haya un delito específico.

“Por ejemplo puede existir un delito de hurto de combustible”, explica la presidenta del TPP. “El marco sancionador del hurto es de uno a tres años, que no es igual que el de la actividad económica ilícita.

“Los marcos se mueven según la tipicidad, son sanciones de privación de libertad e incluso pueden ser subsidiadas. La individualización de la pena es muy importante, no porque sea combustible todo el mundo va a la prisión; ahí

se hace un análisis, se revisa el peligro social, la cantidad, las características individuales del acusado. Corresponde a los jueces adoptar de manera colegiada la sanción ponderada, racional, la ajustada al caso”.

Nuevas generaciones, presente y futuro de la institución

No hay dudas de la existencia de un vínculo entre el TPP de Cienfuegos, la Universidad y el politécnico donde se estudia el técnico medio en Derecho, el cual se fortalecen la actualidad.

“Para 2020 tenemos una estrategia la cual ya fue socializada con los profesores de la carrera de Derecho  yque ha dado muy buenos resultados. Tenemos 17 estudiantes desde primer año hasta quinto que están vinculados al Tribunal. En el horario que ellos no tienen clases se incorporan aquí en la sede, y están  trabajando como asesores de los jueces. Los vamos preparando en la función de ser jueces pero adquieren también muchas de nuestras informaciones, la bibliografía, todos los provechos informáticos con que contamos los jueces; se preparan los trabajos de curso y tesis”.

Hoy la institución judicial cuenta con 16 jueces categorizados, quienes devienen tutores de los muchachos. Al decir de Mayrobis Sarduy Alejo:

“En esta relación ganamos ambos: los muchachos salen  muy bien preparados, con una asesoría mucho más prácticay van formando la vocación más apegada a la realidad. Con la carrera de Técnico Medio también hemos estrechado vínculos; una de las profesoras que les imparte clases es la presidenta de la sala de lo económico, y de manera semanal se va al politécnico, se intercambia con ellos”.

Talleres,  matutinos y actividades que se realizan en fechas conmemorativas y en ocasión de otorgar estímulos son escenarios habituales donde interactúan jueces, trabajadores y estudiantes.

“De los intercambios periódicos que sostenemos hemos notado que en realidad ha sido muy positivo para ellos y nosotros también estamos gratificados con eso. En septiembre se incorporan tres muchachas; esperamos que en su período de adiestramiento se afiancen y continúen con nosotros”.

Atención a la población y normas de comportamiento

“El Tribunal es un lugar solemne, por tanto hay que acudir al mismo con respeto, debidamente vestidos porque de esta manera estamos proyectando lo que representamos, pues impartir justicia en nombre del pueblo de Cuba para nosotros es bien importante”, responde la joven presidenta el TPP cienfueguero cuando indago acerca de cuáles manifestaciones negativas se han detectado.

“Una de las indisciplinas que hemos apreciado es que las personas acuden al Tribunal en chancletas de baño, con pesqueros, en mezclillas, y esa no es la manera adecuada de vestir en la sede judicial; es preciso venir correctamente vestidos, con una ropa adecuada, porque el lugar lo requiere de esa manera”.

¿En cuanto a la atención a la población?

“En la recepción del TPP disponemos de una persona que se encarga de recibir a las personas, orientarlas e indicarles, según su necesidad. Ella solicita el carné de identidad, los registra, les advierte si su vestimenta no es la más adecuada para acceder. A veces las partes están instruidas porque el abogado, los fiscales, les van poniendo al tanto, pero la población que puede venir a presenciar el juicio si es público, así como los actos judiciales de otras materias no lo conoce, y hemosestado insistiendo en ello por todos los medios posibles.

“También contamos con un sistema que proyecta en un medio informático los juicios y actos desarrollados en el día; o sea, las personas desde que entran pueden visualizar a qué hora es su acto, en qué salón, qué materia. En relación con la atención a la población contamos además con una persona que se encarga de ese frente y está disponible todos los días en horario laborable. Se garantiza que las personas sean escuchadas, que se resuelva con profundidad su queja, petición o inquietud. Es decir, resulta todo un sistema que está muy a tono con lo que la población está necesitando”.

Puede leer || Tribunales Populares: Impartir justicia con apego a la Constitución

¿Existen otras inobservancias?

“Las indisciplinas en los actos judiciales, y la mayor causal de la suspensión de los mismos, cuestión que irrita mucho a la población, porque cuando se produce una suspensión las partes deben volver a la sede judicial, se mueve todo el aparto judicial en función del proceso.

“En ello está incidiendo la incomparecencia de los testigos. Hay muchas personas que son citadas debidamente por el Tribunal y no acuden y está establecido por Ley, incluso, que no acudir le puede provocar que sean conducidos por la Policía Nacional Revolucionaria. Significa que se libran órdenes de conducción y a la vez se pueden aplicar multas de hasta 50 pesos,y eso lo hemos tenido que implementar porque lamentablemente no todas las personas están obedeciendo a las citaciones”.

Mucho, sin dudas, habrá que compartir acerca del quehacer del TPP cienfueguero. El año 2020 es aún joven y existirán otras oportunidades de conversación; no obstante, creo oportuno reafirmar lo que expresara la joven Mayrobis Sarduy Alejo, presidenta del Tribunal Popular Provincial:

“Los jueces nuestros son jueces de contexto; tienen que prepararse, porque junto a la impartición de justicia debemos estar a tono con la situación económica, social y política que está atravesando el país y la provincia; de ahí que estén actualizándose constantemente, estudiando la Constitución y sus antecedentes”.

Lea además || Sistema de tribunales: compromiso y entrega

Artículos relacionados

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir