Cienfuegos te dice “hasta siempre Fidel”

8
2354
Foto: Modesto Gutiérrez Cabo
Foto: Modesto Gutiérrez Cabo

Tras casi cinco horas de espera, lleg√≥ a Cienfuegos la Caravana con las cenizas de Fidel. Tarde, casi tanto como aquella noche del 6 de enero de 1959, entr√≥ acompa√Īado por la multitud, sus gritos, v√≠tores, consignas, l√°grimas‚Ķ

La circunstancia jugó ahora una mala pasada: la base Naval de Cayo Loco no resultó destino de la peregrinación. La demora del recorrido y lo tardío del recibimiento impidieron prolongar la estancia.

Nada pudo contener el espontáneo tributo del pueblo, que prefirió el desborde emocional a lo organizativo. De la Calzada de Dolores y el parque Villuendas corrieron hacia el Paseo del Prado; lo mismo desde el parque Martí, y ya en el regreso de Punta Gorda, cuando la despedida definitiva era inminente, el Prado se estrechó en un adiós interminable.

El pueblo quiso darle el √ļltimo adi√≥s, que es solo un “hasta siempre”.

 

8 Comentarios

  1. Me sentí emocionado cuando vi delante de mí la caravana con los restos del Comandante, no pude aguantar y empecé a llorar, junto al llanto gritaba: ¡Yo soy Fidel!

  2. Camin√© los 13 primeros kil√≥metros que separan Cienfuegos de Palmira en la tarde-noche del S√°bado 30, fue impresionante ver a toda esa gente agrupada como en los viejos tiempos de apagones: reunidos todos, compartiendo y esperando la llegada de la caravana. El cielo estaba despejado, se ve√≠an todas las constelaciones de nuestro hemisferio, sin embargo, se notaban m√°s las constelaciones formadas a trav√©s de las m√ļltiples luces de celulares de la muchedumbre a lo largo de la carretera.
    En Palmira no fue menos el sentimiento; en Espartaco me alcanzó la caravana y rápido se sintió la emoción del momento en las voces de los presentes.

  3. Ha muerto f√≠sicamente EL MAS GRANDE DEFENSOR DE LOS HUMILDES, sus ideas y sus sue√Īos son inmortales, los cienfuegueros demostramos con creces nuestro inmenso cari√Īo, respeto y admiraci√≥n por nuestro COMANDANTE EN JEFE, cuando se hable, en cualquier rinc√≥n del mundo y en cualquier tiempo futuro, sobre los seres inmortales de todos los tiempos en la historia de la humanidad, estar√° brillando con luz propia el nombre de FIDEL ALEJANDRO CASTRO RUZ, a sus Ordenes Comandante en Jefe, Hasta la Victoria Siempre…

  4. VESTIDA DE VERDE OLIVO

    Llegó como un distintivo/ hasta el templo de mi amor/ una mujer hecha flor/ vestida de verde olivo./ ¡Qué verde olivo tan vivo,/ qué olivo tan puro y verde!/ Tan puro que no se pierde/ ni un instante de brillar/ dejándome un luminar/ para que yo la recuerde.

    Hay pura luz de una estrella/ prendida de esta flor,/ hay un manantial de amor/ en el verde olivo de ella./ De verde olivo es tan bella/ esta flor maravillosa/ que, al verla así, tan hermosa/ yo tuve el instinto vivo/ de rozar su verde olivo/ con mi mano temblorosa.

    Yo le pregunt√©: ¬Ņqui√©n eres?/ y ella me responde: “¬°calla!/ no preguntes y batalla/ por conquistar mis poderes./ Soy tan grande que no eres/ capaz de ver como artista/ que soy la inmensa conquista/ de tu Cuba y de un gran HOMBRE/ y respondo por un nombre:
    ¬°REVOLUCI√ďN SOCIALISTA!”.

    Eduardo Torres Martínez (Zuki)
    Miembro de la UNEAC y la UPEC

  5. Cienfuegos no ha fallado ni fallar√†, con los cienfuegueros puede contar Comandante para lo que sea, de su historia nos haremos reponsable de trasmitirla hasta el √Ļltimo rinc√≤n de este planeta. QUE NOS OIGA TODO EL MUNDO !HAY FIDEL PARA RATO!

  6. Del pueblo cienfueguero no se pod√≠a esperar otra cosa, Fidel no se equivoc√≥ cuando dijo ¬®Cienfuegos nunca le ha fallado a la Revoluci√≥n¬® que es sin√≥nimo de no fallarle a Fidel, la espera para el √ļltimo adi√≥s no pagar√° jam√°s la deuda del pueblo con este gran hombre, con nuestro siempre Comandante en Jefe

  7. Soy un cienfueguero que laboro en La Habana por necesidad de la Revolución y aunque asistí a la plaza a rendirle tributo al Comandante en Jefe, primero por el día y después en la noche durante el acto, me ha dado mucho sentimiento no haber podido estar junto a mi pueblo para recibir la victoriosa caravana que lleva al mejor discípulo de nuestro apóstol para reunirse con él en la eternidad de nuestra rebelde historia.

    Capit√°n Jorge Ramos Labrada

Dejar respuesta