Cienfuegos que te quiero verde (+Infografía)

Foto: Idelfonso Igorra

El pasado 13 de mayo, bajo el título ¿Fobia por los árboles?, salió el primero de dos materiales relacionados con el maltrato al arbolado de Cienfuegos. Comoquiera que hasta este momento exacto la respuesta de los entes enjuiciados ha sido el mutis —amén de continuar casi que en tono de burla  con un método considerado por buena parte de los cienfuegueros como “masacre forestal”—, un equipo de 5 de Septiembre salió a indagar, con tal de aportar más luz sobre la mayor parte posible de las aristas abordadas.

La pesquisa arrojó esta suerte de “careo” de opiniones y criterios de las dos partes con responsabilidad, mientras el cierre, por autorizado y contundente, lo reservamos a una especialista en Silvicultura Urbana.

¿QUÉ DICE LA ACADEMIA?

Como parte de la indagación periodística, 5 de Septiembre consultó a la Dra. Marta Bonilla Vichot, profesora titular, especialista en Silvicultura Urbana, de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Pinar del Río:

“El desmoche es quizás la práctica de poda conocida más dañina para el árbol; sin embargo, todavía resulta común a pesar de más de 25 años de estudios y seminarios explicando sus efectos perniciosos”.

Marta Bonilla Vichot

¿Qué es el desmoche?

“Es la poda indiscriminada de las ramas de los árboles, dejando garrones (o muñones) o ramas laterales que no son lo suficientemente grandes para asumir el papel terminal. Se realiza con el fin de reducir el tamaño del árbol, pero no es un método viable con vistas a disminuir su altura, y no reduce el riesgo. De hecho, hará que el árbol sea más peligroso a largo plazo”.

¿Cuánto hay de cierto en que el desmoche causa estrés en los árboles y puede provocar quemaduras por el sol?

“A menudo elimina del 50 al 100 por ciento de la copa de un árbol. Al ser las hojas las ‘fábricas de alimento’, este puede ‘pasar hambre’ temporalmente. El árbol necesita producir una nueva generación de hojas tan pronto como sea posible. Si este no tiene las reservas energéticas para eso, se debilitará gravemente, puede incluso morir, y será más vulnerable a plagas y enfermedades.

“Cuando se eliminan las hojas, el tronco y las ramas quedan expuestos de repente a altos niveles de luz y temperatura. Esto puede ocasionar cancros, grietas en la corteza y la muerte de algunas ramas”.

El desmoche crea riesgos

“El mecanismo de supervivencia que lleva a un árbol a producir brotes múltiples debajo de cada corte de desmoche le causa un gran gasto. Estos retoños se desarrollan a partir de yemas cercanas a la superficie de las ramas viejas. Los nuevos crecen muy rápido, hasta 20 pies (seis metros) por año en determinadas especies. Por desgracia, tienen una gran tendencia a romperse, en especial durante fuertes vientos. La ironía es que mientras el objetivo de desmochar era reducir la altura para hacerlo más seguro, el árbol ahora se ha convertido en un riesgo mayor de lo que era en un principio”.

El desmoche resulta caro

“El costo de un desmoche no se limita a lo que cobran las personas que lo realizan. Si el árbol sobrevive, necesitará otra poda en pocos años. Deberá ser reducido de nuevo o limpiarse el daño provocado por las tormentas. Si por el contrario, muere, deberá ser derribado. Constituye una práctica que exige gran mantenimiento. Existen costos ocultos en el desmoche. Uno de ellos es la pérdida de valor de la propiedad. Los árboles sanos y bien mantenidos pueden incrementar ese valor entre un 10 y un 20 por ciento. Los desmochados y desfigurados se consideran un gasto inminente. Otro costo es el de la responsabilidad potencial. Esos árboles son propensos a romperse y pueden ser un riesgo. El desmoche se considera una práctica de poda inaceptable”.

7 Comentarios

  1. Agradezco a los autores por plantear este tema. Se preocupan por los árboles de la ciudad y yo también. Para mí, esta historia no tiene la intención de “señalar con el dedo” en cuanto a qué es “correcto” o “incorrecto”, sino fomentar la discusión sobre el valor de los árboles en la ciudad. En respuesta a esta historia y al comentario publicado, sugiero que el tema de la discusión y el debate de la comunidad no debe ser sobre las técnicas de poda de árboles utilizadas por estos profesionales calificados *. Veo que la intención positiva de esta historia fue fomentar la discusión de la comunidad y tal vez algún debate sobre cómo la ciudad, sus habitantes y vecindarios pueden mostrar mejor apoyo y valor por los árboles en las calles de la ciudad y en los barrios. Pienso que las preguntas para la discusión positiva podría ser: ¿Cómo puede la gente, apoyar a la ciudad y a los profesionales de la silvicultura urbana a manejar los árboles existentes y reemplazar los árboles que no han sobrevivido? ¿Cómo puede la comunidad y sus vecindarios participar mejor en este apoyo? Los árboles, como se muestra, son maduros y han sido “podados” antes y han sobrevivido a este tratamiento profesional. La literatura y las prácticas técnicas profesionales muestran que ambas técnicas son prácticas forestales aceptables y eficaces para ser usadas en ciertas situaciones según los tipos de árboles y lo que se desea, y es al mismo tiempo saludable para el árbol. Puedo proporcionarles materiales de referencia técnicos e históricos para apoyar la discusión.) ”

    “Topping vs Pollarding” a tree..
    https://www.rhs.org.uk/about-the-rhs/publications/magazines/the-garden/2013-issues/january/How-to-pollard-and-coppice-shrubs.pdf

    https://en.wikipedia.org/wiki/Pollarding

    Topping a Tree
    https://en.wikipedia.org/wiki/Tree_topping

    Neoclassical origins of Urban Forests?
    https://academic.oup.com/foreconshist/article-abstract/37/1/26/632213/The-Neoclassical-Origins-of-Modern-Urban-Forests?redirectedFrom=PDF

    History of Public Shade tree
    http://arnoldia.arboretum.harvard.edu/pdf/articles/1997-57-2-from-private-all-e-to-public-shade-tree-historic-roots-of-the-urban-forest.pdf

    Arbor Day
    ihttps://en.wikipedia.org/wiki/Arbor_Day

  2. Si hay algo bueno en la capital son sus frondosos arboles en todos sus repartos. Se puede caminar sin coger una gota de sol y calor. De que vale tener una ciudad tan limpia y bonita si no cuidamos los arboles que son el pulmón de la ciudad.

  3. Eh, estoy seguro de que lo saben, pero asumieron que Deméter era un hombre. En la mitología griega era la diosa de la prosperidad, de los cultivos y de la tierra. No debe ser confundida con Gea, su abuela. los romanos la conocían como Ceres, madre de Perséfone, la mujer de Hades. Un enredo parecido al de la novela. Domingo Herrera, mijo, la dra. Bonilla puede decir lo que desee, pero creo que es hasta de Pinar del Río, no me parece que su opinión, por muy acertada que esté vaya a influir en la conducta de Comunales. Es incomprensible que la teoría y la práctica, como dice la periodista, estén tan alejadas. Es evidente que beneficiosa o no, no existe otro método para controlar el crecimiento de los árboles que la poda, y como quiera que sea si al final no se hace repercute en el tendido eléctrico con las consecuencias que de sobra todos conocemos. Considero que el organismo que elabora la guía es el que más debe controlar la actividad que se realiza, y que de no hacerse como se estabalece tenga la facultad de sancionar a los implicados. O será que ninguno de los dos hace bien su trabajo? Esta bien pudiera ser una causa. Presumimos de una de las ciudades más bellas de Cuba, creo que la manera en que tenemos nuestros árboles pudiera ser tomado también como punto de referencia. Por cierto, hay que lanzar una ofensiva contra la suciedad en la ciudad, algunos están olvidando usar los cestos, y cerca de donde venden pizzas, siempre hay un reguero como en dos cuadras a la redonda de cartones. Gracias

  4. Ahí está la cuestión, amigo Deméter.- Llegar a un acuerdo. Dar solución a este problema que se nos pone viejo escuchando escusas. Las instituciones que sean, responsables todas, deben llegar más que al careo incomprensible, a la acción, al qué hacer y al ¨hacer¨ del que debemos participar todos, a la solución.
    Ahora mismo creo que es momento de detener todas las acciones disparatadas, dejarnos de escusas y realizar un diagnóstico del arbolado que permita la elaboración de un plan de ordenamiento a la luz de la ciudad moderna que debemos legar. Es lo primero…
    Y dejo la pregunta,- a razón de que la institución que debe velar por el cuidado del arbolado, según su ¨Director¨ no posee recursos, (quizás es que lo gestionan mal), para ejecutar tales labores,- Por qué, no es la Oficina del Conservador quien gestiona el PATRIMONIO VERDE de la ciudad, al menos del Centro Patrimonio; el arbolado también es un patrimonio heredado, que en Cienfuegos tiene peculiaridades desde su surgimiento, como la propia arquitectura.
    Hoy engalanamos las edificaciones, fachada adentro, bien por y para el BICENTENARIO, y al VERDE que en contraste dio carácter, valor estético y distinción, le hemos dejado a merced de la improvisación y la barbarie.
    Gracias a mi profe Marta por insistir, desde el Alma Mater, con su sabiduría.
    Gracias a Zulariam y a sus colegas de profesión por alzar la voz de todos; siempre alguien escucha, Gracias.

  5. saludos. es una especie de careo que me parece genera más dudas. son ideas mías o no coinciden los criterios de uno y otro? el de comunales dice que se apegan a una guía forestal y el del departamento forestal tiene una manera distinta de ver la poda y la tala…bueno… en fin, quién tiene la razón? yo apuesto por el del departamento forestal, parece saber lo que está hablando, además de lucir con más conocimientos sobre el asunto. y mientras ocurre este desafío de poderes y conocimientos, cómo quedan los árboles? poda trimestral o semestral? todas las ramas? ah, pueden decir lo que quieran, pero el hospital quedó horrible después de esa tala frenética. sólo deseo que se pongan de acuerdo; y de paso que soliciten aumento del salario de los trabajadores que podan, para no tener que agradecer nuevamente la tala del hospital.

    • Por supuesto que no coinciden las criterios Deméter. De hecho, era uno de los objetios del trabajo, demostrar la incongruencia entre ambos factores, responsables ambos del cuidado del patrimonio verde de Cienfuegos. Preguntas ¿quién tiene a razón? Nuestro interés era exponer los criterios y contrastar fuentes diversas cobre un mismo tema, como no digo tampoco que alguno tenga la verdad absoluta en sus palabras, ya usted escogió a aquel que logró convencerlo con sus argumentos. Lo que no se explica, al menos en mi opinión, que teoría y práctica caminen divorciados, pues el Departamento Forestal es quien establece el cómo debe implementarse, pero es en definitiva Comunales quien ejecuta

    • Deméter, mijo, evidentemente NO leíste el trabajo hasta el final, porque la conclusión, el cierre, la que redondea el tema y pone los puntos sobre las íes, por su nombre y de manera bien clara, es la Dra Bonilla. El último renglón de sus consideraciones no deja margen a dudas, como para que se acabe el careo: “El desmoche se considera una práctica de poda inaceptable”. Punto, y sanseacabó.

Dejar respuesta