Cienfuegos: para que la vida haga un viaje seguro

Complicada se torna la transportación. Eso no es noticia; como tampoco resulta nuevo el hecho de que dicha complicación viene a agravarse ante la falta de combustible que ha llevado al reajuste de rutas, frecuencias y horarios; no obstante, ante la situación epidemiológica que evidencia todo el país, también en Cienfuegos se hace imprescindible la adopción de medidas higiénico- sanitarias para preservar la salud y la vida. 

Hasta la Expedición ubicada en Cuatro Caminos, en la ciudad capital, llegué para conocer cómo se organiza el parque disponible para cumplir su cometido.

“Aquí tenemos dos guaguas por rutas, garantizamos los viajes iniciales, los cierres y otros más durante el día, y por la situación que tiene el país con el combustible cada ruta deja de dar un recorrido de los llamados intermedios”, explica Osvaldo Cabrera Quesada, expedidor de tráfico del transporte, quien agrega que “ teniendo en cuenta que un grupo de choferes tiene sus carros rotos, han pasado a fungir como conductores y así pueden encargarse de velar porel uso correctodel nasobuco, que se higienicen las manos y también se encargan de desinfectar el carro al finalizar cada recorrido. De igual manera estos conductores velan porque no se viole la capacidad en cada ómnibus: 15 personas de pie en las “Dianas” y 20 en las “yutones”.

Fidel González Rivalta, chofer: “Higienizamos las guaguas después de cada viaje”. /Foto: Tay
ABORDO…

Ruta 6, desde Cuatro Caminos hasta Junco Sur; un día cualquiera después del mediodía.  Guagua marca Diana, pequeña, además.  Estudiantes, fundamentalmente, pero también muchas otras personas esperan abordar la guagua pero no siempre es posible, pues en cada parada se sube la misma cantidad que se baja o si hay capacidad, el número suma hasta completarla.

Las expresiones van desde una mal disimulada comprensión hasta el “explote total”; incluso, hay quienes lanzan improperios contra el chofer, quien—en honor a la verdad-— se ha mostrado muy paciente.

Lo anterior es solo una muestra de lo que puede suceder cotidianamente en las rutas del transporte urbano en la ciudad de Cienfuegos; de ahí que Osvaldo Cabrera Quesada, expedidor de tráfico deltransporte en Cuatro Caminos haga un llamado a todos los usuarios: “(…) Pedimos a la población que coopere con nuestros choferes, que los respeten, porque ellos hacen cumplir lo dispuesto”.

Y justo con choferes entablamos diálogo; tal es el caso de Fidel González Rivalta, ahora en función de conductor, quien asegura que “cumplimos con todas las medidas que se han establecido, pues le echamos el agua clorada a las personas en sus manos y saneamos el carro luego de cada vuelta. También nos ocupamos de que se cumpla con la cantidad de personas previstas”.

Gustavo Nodal Pino es otro de los choferes de las rutas que llegan a la expedición de Cuatro Caminos: “Desinfectamos el ómnibus a la salida de la expedición y cuando finalizamos el recorrido; limpiamos los asientos, los pasamanos (…)”.

Gustavo Nodal Pino: “Algunos nos maltratan sin razón. Sólo hacemos cumplir lo establecido.” / Foto: Tay

¿Cuáles son las principales indisciplinas e insolencias con las que tienen que lidiar cada día?

Fidel González Rivalta: “A veces llegamos a las paradas con toda la capacidad y no podemos montar a más personas. Me han dicho ‘horrores’ por hacer cumplir lo establecido, sobre todo los muchachos de los politécnicos, que se ponen ‘pesados’ y no siempre se comportan bien”.

Gustavo Nodal Pino: “(…) algunos nos maltratan porque creen que nosotros no queremos montar a más personas, pero reamente no es una decisión nuestra. Tal vez debiera valorarse en el caso de las guaguas más grandes (‘yutones’) y quizás se puedan montar mayor cantidad. Hay quienes después de montarse, se quitan el nasobuco y si uno logra verlo por los espejos retrovisores le puede llamar la atención (…)”.

Sin dudas es compleja la transportación, sobre todo en los ómnibus urbanos, donde confluye una diversidad de personas; pero una certeza debe quedar clara para todos: cada medida que se adopta, más en las actuales circunstancias, es en función de que nuestra vida haga un viaje seguro.

Aún se precisa mayor disciplina social al abordar y dentro de los ómnibus urbanos. / Foto: Tay
Tay Beatriz Toscano Jerez

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir