Cienfuegos fue 1 en un nuevo Mayo por Cuba (+Galería)

0
553
Foto: Juan Carlos Dorado

En el 1ro. de mayo inicial con una nueva presidencia del país y el espíritu renovado de los cubanos, para proseguir adelante sobre la base de los pilares de la continuidad, la unidad y el cambio de todo cuanto deba ser cambiado en beneficio de este pueblo trabajador y revolucionario, nuestra gente desfiló en saludo a la fecha hermosa del Día Internacional de los Trabajadores.

Una jornada que se celebró en Cienfuegos con el respaldo de un pueblo reunido bien temprano y el cual, desde las 7 y 30 de la mañana, arrancó la marcha de compromiso con nuestra fe política, el credo ideológico que nos permitió la imbatibilidad en tanto proyecto de nación soberana, el respaldo a la Revolución y el rechazo al bloqueo genocida del imperialismo yanqui contra nuestro pueblo, cuando se acrecientan las amenazas de este sistema depredador contra la propia existencia humana y específicamente contra este país.

Encabezado por la vicepresidenta del Consejo de Estado, Gladys Bejerano Portela; el Comandante del Ejército Rebelde, Julio Camacho Aguilera; la miembro del Comité Central del Partido y primera secretaria en Cienfuegos, Lydia Esther Brunet Nodarse; la presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Mayrelis Pernía Cordero; la secretaria general de la Central de Trabajadores de Cuba en el territorio, Minerva García Olivera; y otros dirigentes de las organizaciones políticas y de masas, el desfile transcurrió pletórico de colorido, entusiasmo y las buenas vibras de decenas de miles de cienfuegueros que trabajan día a día por el bienestar de su familia y la seguridad de su Patria.

Aderezaron el desfile las múltiples iniciativas de los diferentes sindicatos, la presencia de gremialistas franceses, la multiplicidad de referencias patrióticas y el rostro eterno del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en muchas pancartas.

Constituyó una muestra de amor a los ideales que venimos defendiendo desde hace 150 años en la manigua irredenta, con la vocación martiana de un país con todos y para el bien de todos, dispuesto a salvaguardar sus conquistas al costo que sea necesario.

Fue el festejo de un pueblo enamorado de su Isla, tan decidido a preservar sus logros y procurar otros aun por alcanzar, como esforzado, heroico y valiente, en la capacidad de obstaculizar cualquier plan de injerencia de la potencia hegemónica que se sirve de los traidores, pero los desprecia.

Dejar respuesta