Cienfuegos en Lima 2019: un Miguel Ángel en plata
mié. Dic 11th, 2019

Cienfuegos en Lima 2019: un Miguel Ángel en plata

Miguel Ángel López fue el sostén en la final contra Argentina (13 puntos), como en semis frente a Brasil (12). /Foto: Roberto Morejón

Miguel Ángel López fue el sostén en la final contra Argentina (13 puntos), como en semis frente a Brasil (12). /Foto: Roberto Morejón

La obra maestra de los deportes colectivos de Cuba en los Juegos Panamericanos de Lima 2019; la Capilla Sixtina, con un Miguel Ángel López, de Cienfuegos, esculpiendo remate a remate el metal plateado del voleibol masculino criollo en un resultado tan inesperado como agradecido. Esa fue la pieza de contemplación del domingo en la noche para los amantes del deporte acá, en este pedacito al centro sur y también a lo largo y ancho de nuestro país, pese a la incuestionable derrota frente a Argentina (parciales 25-20, 25-17 y 25-20).

No requerían tanto los gauchos para el éxito, y lo sabían: de oponente tenían a un equipo joven, sin experiencia, fuera de pronóstico, al cual habían vencido en un primer enfrentamiento y cuyas principales figuras juegan incluso en su liga (Miguel Ángel, Oniel Melgarejo, Liván Osoria). Estudiarlos era clase vieja; neutralizarlos, tarea hecha. Y en barrida refrendaron su condición de monarcas, como en Toronto 2015.

La escuadra antillana se plantó como pudo ante la superioridad del contrario y la ansiedad e inefectividad en servicio y contraataque propios. Al muchacho de casa aupábamos frente a la televisión, quien fue el sostén entonces (13 puntos), como en semis frente a Brasil (12), con el cambio de roles necesario para su equipo.

“Debí adaptarme a una nueva posición, pues el atacador opuesto titular se lesionó y ocupé su lugar, comentaba en declaraciones al colega Carlos Durán, de Radio Reloj. Pero nada, siempre salgo a darlo todo, a hacer las cosas bien en el terreno aun sabiendo que no somos favoritos, a luchar punto a punto cada partido”.

“Queríamos el oro, pero la medalla de plata no es un mal resultado, refería después el entrenador principal Nicolás Vives, el otro cienfueguero en el Polideportivo Callao esa noche. Estoy contento de todas formas con el rendimiento de los muchachos, pienso que dieron un paso adelante y ahora seguiremos con nuevos objetivos”.

Ascender al segundo peldaño representa el regreso al podio panamericano, habitual para nuestros equipos desde Winnipeg 1967 hasta Guadalajara 2011(12 ocasiones consecutivas), antes de quedar fuera en Toronto. Tan importante como eso fue reconvertirse en motivo de encuentro y debate para la afición nacional, enviando señales de esperanza, aliento y optimismo.

Y desde acá sumamos el orgullo de contar con un partícipe en ello, un Miguel Ángel nuestro, todo fuerza, talento y creatividad net por medio.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share