Cienfuegos desarrolla el Segundo Congreso Obrero | 5 de Septiembre.
lun. Ago 19th, 2019

Cienfuegos desarrolla el Segundo Congreso Obrero

El Palacio de Ferrer, en San Fernando y Bouyón./Foto: Centro de Documentación.

Durante los días 15 al 19 de febrero de 1925 se desarrolló en Cienfuegos  el Segundo Congreso Obrero Nacional.  Se reconocía la pujanza y combatividad del proletariado sureño al otorgársele esta sede.

Más de cien delegados de toda la Isla representaban a 75 organizaciones de base obreras.  La sesión inaugural se celebró en el local de la entonces Asociación Canaria, en Prado y Santa Elena, donde hoy existe un restaurante de comidas chinas, pero este local resultó caluroso, no sólo por la estrechez del mismo, sino también por la mala actitud de elementos anarquistas que provocaron candentes discusiones poco constructivas. En las tres siguientes sesiones estas se trasladaron para el edificio del llamado Palacio de Ferrer, en San Fernando y Bouyón, y el evento transcurrió en un ambiente más fresco y sosegado.

La clausura fue en el cine Cienfuegos, en Prado entre Argüelles y San Fernando, y en horas de la noche se extendió hacia el Parque Villuendas, para dar a conocer al pueblo los resultados del Congreso que había sido prácticamente disminuido en importancia por la prensa local burguesa.

Un acuerdo importante fue la creación de la Confederación Nacional Obrera de Cuba (CNOC) organización sindical que iba a desempeñar un papel fundamental en la emancipación del proletariado cubano y es legítimo antecedente de nuestra actual CTC.

Otro acuerdo trascendente fue exigir la implantación de la jornada laboral de 8 horas diarias y 44 semanales; combatir la discriminación laboral y salarial de la mujer, y adoptar el principio de la lucha de clases.

Desde Cienfuegos, el Congreso envió mensajes por cable al presidente norteamericano Coolidge, en solicitud de la libertad de los obreros luchadores norteamericanos Sacco y Vanzetti , que no obstante fueron ejecutados poco después desoyendo el clamor universal.
También el Congreso, con marcado sentimiento internacionalista,  abogó por el cese de la discriminación de los obreros caribeños explotados por el capital internacional.  En la clausura del evento se escuchó la palabra del dirigente de los gráficos, Alfredo López,  del escritor y periodista Antonio Penichet, del líder sindical Alejandro Barreiro, que poco después fundaría con Baliño y Mella el primer Partido Comunista de Cuba, y en nombre de los obreros de Cienfuegos, hablaron Epifanio Reyes y el marino José Castilla.

La prensa sureña y la nacional minimizaron este evento, El Comercio y La Correspondencia le dieron gran destaque a la visita a la ciudad del presiente electo y futuro dictador, Gerardo Machado, que aún no había tomado posesión, colocando un vergonzoso titular en primera plana, repitiendo una frase en que Machado proclamaba que “Gobernaré con la misma  honradez  con  que  lo  haría   José   Martí”,  comparándose  con  el Apóstol.

También la prensa local destacó mucho más la reunión de los burgueses del Club Rotario y el anuncio de los próximos carnavales, y relegó el histórico Congreso 0brero a las páginas interiores, en ambos diarios.

La historia se encargaría de colocar en su justo lugar este evento proletario cuando éstos alcanzaron el poder en 1959.  Machado sería estigmatizado por sus crímenes y robos y sería derrocado por la huelga proletaria en 1933, y los rancios burgueses del Club Rotario perderían el poder con el advenimiento de la Revolución.

Los proletarios cubanos y cienfuegueros, desde entonces, disfrutarían de su Revolución y obreros, campesinos, profesionales, estudiantes y los ciudadanos revolucionarios de la Nación, la continuarían defendiendo para hacer mejor nuestra vida y el socialismo que edificamos.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles