Ciencia y Salud, alianzas a un año de la COVID-19

La doctora María Guadalupe Guzmán Tirado, jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), en la capital, afirmó que en un año de enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19 la nación se ha crecido y se fortaleció la unión entre la ciencia y la salud.

Durante su comparecencia en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda dijo que desde el 14 de febrero de 2020 comenzaron a estudiarse casos sospechosos de padecer el SARS-CoV-2 y para aquel momento el país solo tenía tecnología de diagnóstico molecular en los laboratorios de los centros provinciales de La Habana, Villa Clara y Santiago de Cuba, además del IPK, que se destinaban al diagnóstico del zika.

Actualmente, se realizan diariamente alrededor de 19 mil pruebas de PCR entre los 23 laboratorios cubanos, y se espera que en las próximas semanas exista uno al menos en cada provincia, lo que constituye una hazaña desde el punto de vista tecnológico y de capacitación del personal, acotó la también presidenta de la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología.

La especialista señaló que en este tiempo se ha ganado en conocimiento de la enfermedad y en su manejo; también se ha logrado soberanía con el desarrollo de equipamientos propios para garantizar que no se detenga la detección de los casos.

A partir de la colaboración entre el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y el Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma) se desarrollaron medios de transporte para los exudados nasales en el Centro de Biopreparados, de conjunto con el IPK, y los hisopos en Centro de Neurociencias de Cuba, subrayó Guadalupe Guzmán.

Explicó que entre los aportes de la industria cubana también estuvieron los reactivos utilizados en la extracción de ácidos nucleicos elaborados por el Centro de Estudios Avanzados, y los estuches para la detección de anticuerpos, y más recientemente de antígenos del SARS-CoV-2, del Centro InmunoEnsayo.

Asimismo, existe un plan desde la salud y la ciencia en función de realizar sistemas de PCR y equipamiento, que además de la COVID-19 pueden aplicarse en la detección de otras enfermedades como el papiloma o la influenza, puntualizó.

La especialista del IPK aclaró que todos los reactivos, insumos y equipos importados y de producción nacional empleados en los laboratorios cubanos han sido evaluados por esa institución.

Agencia Cubana de Noticias

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir