Chile elegirá nuevo presidente en medio de circunstancias inéditas

Más de 15 millones de chilenos están convocados a elegir este domingo al próximo presidente de la nación entre una lista de siete candidatos que culminan unas campañas envueltas en escándalos y cambios institucionales.

Las elecciones de este año, consideradas por muchos como las más polarizadas en décadas y que según sondeos indican a un balotaje el 19 de diciembre, tienen lugar en medio de la redacción de una nueva Constitución, que reemplazará a la establecida durante la dictadura de Augusto Pinochet. La nueva carta magna marcará, sin lugar a dudas, la gestión del próximo presidente de la nación.

La víspera electoral se vio amenazada por una gran crisis constitucional por la amenaza de destitución al presidente Sebastián Piñera, luego de ser acusado de cometer irregularidades en la venta de una empresa minera. El juicio político, que ya había pasado por la Cámara Baja, no alcanzó la mayoría de dos tercios con la que el mandatario podría haber sido depuesto del cargo.

Los chilenos elegirán a su nuevo presidente bajo un estado de excepción en cuatro provincias del sur, decretado por Piñera el pasado 12 de octubre. Esta decisión se impuso tras la ola de violencia registrada en las últimas semanas a causa de los enfrentamientos con miembros de la comunidad mapuche que reclaman la devolución de sus tierras. Asimismo, el Gobierno ya anticipo que ha pedido al Congreso que extienda esta medida hasta el 11 de diciembre.

Urnas y armas

Debido a todos estos acontecimientos que han transcurrido en el país, las autoridades han planificado un inédito operativo militar durante las elecciones, para el mantenimiento del orden interior y la seguridad de los 2 mil 800 colegios electorales.

Drones, helicópteros y más de 34 mil efectivos entre miembros de la policía de Carabineros y de las Fuerzas Armadas estarán repartidos por todo el país.

En el álgido clima político que se vive en Chile, el 21 de noviembre también serán electos 155 diputados, 27 senadores y 302 consejeros regionales. Y en caso de que ninguno de los candidatos presidenciales obtenga el 50 % más uno de los votos, los dos que alcancen las mayores preferencias se enfrentarán el 19 de diciembre en una segunda vuelta.

Indefinición

De acuerdo con el periodista y analista internacional Pablo Jofre, indefinición es la palabra que ilustra el panorama electoral hoy en Chile.

“Estamos ante una elección presidencial incierta y una elección parlamentaria sin claridad, lo que va a implicar que el próximo mandatario va a tener un congreso bastante fragmentado”, declaró el analista.

Las encuestas, muy cuestionadas por errar en sus pronósticos durante los últimos dos años, ubican en los primeros lugares a Gabriel Boric, de la alianza de izquierda Apruebo Dignidad, y al ultraderechista José Antonio Kast, del Frente Social Cristiano.

Para Jofre, aunque Boric y Kast siguen siendo los que se mencionan con más posibilidad, puede haber también una sorpresa con Yasna Provoste, heredera de la Concertación y la Nueva Mayoría, o Sebastián Sichel, de la alianza oficialista Chile Podemos Más.

En la carrera presidencial compiten, además, Marco Enríquez-Ominami, del Partido Progresista; Eduardo Artés, de Unión Patriótica, y el economista Franco Parisi, del Partido de la Gente.

El analista explicó que en Chile, desde el retorno a la democracia en 1990, no se compite por partidos, sino por alianzas o movimientos, y dentro de esas coaliciones hay muchísimas diferencias.

Los sondeos de opinión indican que ningún candidato obtendría la mayoría en primera vuelta, por lo que será necesaria una segunda ronda el 19 de diciembre.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir