Centro Médico Psicopedagógico: otro año y la misma ternura

En el contexto de la Jornada del Educador, el Centro Médico Psicopedagógico Gregorio Toribio Morgan Hernández, de Cienfuegos, celebra su cumpleaños 37. Fundado el 22 de diciembre de 1982, se encarga de la atención integral a las personas con discapacidad severa y profunda, y constituye una suerte de hogar donde se cobijan los sueños y suplen las carencias de quienes necesitan mucho más que educación o salud.

La actividad conmemorativa en recordación del inminente aniversario fue polícroma y sensible. Quien mire los rostros alegres de sus residentes, los ve cantar, bailar y compartir con sus compañeros, educadores y padres en un día de festividad no puede menos que conmoverse y aplaudir todo el amor, la entrega y dedicación que les otorgan los más de 155 trabajadores con que cuenta la institución.

Constatan lo anterior las palabras de Alina Yero León, jefa del departamento Técnico Docente Asistencial. “Este aniversario representa un momento especial para reconocer el valor más profundo del Centro, que más allá de los desafíos y obstáculos que ha enfrentado, jamás se ha resignado a cambiar la esencia de su misión y aboga por la inclusión y el respeto a la diversidad”, dijo.

Cuando abrió sus puertas, la institución contaba solo con ocho servicios para atender a las personas con limitaciones físicas y motoras diagnosticadas con retraso mental severo y profundo, pertenecientes al municipio de Cienfuegos. Luego fue ampliando su influencia hacia personas de otras localidades. Hoy se regocija en ofrecer más de 20 servicios de forma directa y otro tanto de forma indirecta a los 118 residentes, de los cuales 88 están en régimen interno, pues proceden de los municipios, y 30 en el de seminternado, porque viven en la capital provincial.

De acuerdo con su director, Luis González Ercia, en el año que culmina la institución ha trabajado fuerte en aras de mejorar la calidad de vida de alumnos y trabajadores. Se ha puesto énfasis en la infraestructura, el confort de las salas y diferentes áreas, y mantienen el compromiso de dar cumplimiento a los proyectos en proceso.

La festividad por el nuevo aniversario devino pretexto para honrar a los trabajadores fundadores, educadores, jubilados y a los alumnos más integrales. También para resaltar las principales conquistas del Centro, donde el afecto, la paciencia, el profesionalismo y el amor aderezan el día a día de quienes escriben, desde hace 37 años, una historia de ternura.

Yudith Madrazo Sosa

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir