Campesinos de Cienfuegos pasan revista a su labor

1
1141
De los 730 nuevos asociados, 300 son mujeres. Entre las féminas hay potencial para seguir engrosando la membresía. /Foto: Juan Carlos Dorado

La alta responsabilidad que tiene la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap), en tanto organización aglutinadora de la fuerza y el capital humano más directamente comprometido con un encargo tan sensible como el de producir comida para el pueblo, fue resaltada en Cienfuegos por Rafael Santiesteban Pozo, presidente del campesinado cubano, al intervenir aquí en el balance del cumplimiento de los objetivos de trabajo durante el pasado año, así como de las acciones derivadas del XI Congreso de esa organización.

El también miembro del Comité Central y del Consejo de Estado reconoció al territorio por resultar un buen ejemplo de cuánto más se puede hacer en el sector cooperativo y campesino, pues, además de la receptividad ante cualquier señalamiento, tiene por fortaleza la unidad entre los más de 18 mil 930 asociados.

Acerca del funcionamiento interno, el informe recogió un crecimiento en 2016 cercano a los 730 nuevos asociados, con la singularidad de que de ellos 300 son mujeres. Asimismo, el documento reflejó un saldo positivo en el pago de las finanzas y en la cuota voluntaria Mi aporte por la Patria.

Si bien las 31 Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA) y 72 de Créditos y Servicios (CCS) cumplen y sobrecumplen de manera general con sus compromisos productivos, las cifras de determinados renglones clave aún son insuficientes y no cubren la demanda principal: garantizar el plato diario en la mesa de los cienfuegueros, tanto en variedad como en cantidad.

Sin embargo, fueron dignos de encomio los resultados en ramas como la apícola —en la que sobresalieron por el acopio de miel, cera y propóleo—; la ganadera, donde disminuyó la mortalidad vacuna; o la cañera, cuyos productores consiguieron en la pasada zafra azucarera un rendimiento promedio de 43,7 toneladas de la gramínea por hectárea cultivada, 5,3 t por encima de lo previsto.

Al intervenir en los debates, Madelín Álvarez Díaz, del municipio de Cruces, abundó en la importancia de extender hasta el último productor las novedades del Movimiento Agroecológico De Campesino a Campesino, como exponente de buenas prácticas agrícolas, en armonía con el medio ambiente.

Al decir de Yasmín Jiménez Álvarez, presidenta de la Anap en la provincia, Cienfuegos no puede contentarse con el crecimiento en jóvenes, que hoy suman más de mil 600. Tanto en este segmento de la sociedad, como entre las féminas, hay potencial para seguir engrosando la membresía, por constituir los primeros la continuidad natural y destacar la mujer por su influencia en la familia.

En cuanto al enfrentamiento a las manifestaciones de corrupción, el delito y las ilegalidades, registraron una disminución en hechos contra el patrimonio ganadero, aunque todavía es alta la cifra de casos de hurto y sacrificio.

Acerca del uso de la tierra, Santiesteban Pozo reflexionó sobre la necesidad de hacer un mejor uso de ella incluyendo, por supuesto, la correcta aplicación de la ciencia y la técnica, lo cual debe expresarse en una elevación de los rendimientos agrícolas. En torno el tema, el dirigente campesino llamó a cuestionarse cuánto más podemos hacer por diversificar e incrementar las producciones de alimentos.

El presidente de la Anap reconoció el sostenido trabajo del sector en la provincia. /Foto Yuliet Sáez
El presidente de la Anap reconoció el sostenido trabajo del sector en la provincia. /Foto Yuliet Sáez

1 Comentario

  1. Bueno voy a escribir algo que está en el reportaje; comprometidos con un encargo tan sensible como es el de producir comidad para el pueblo.
    Hay aquí una gran contradicción , ya que bueno producir, pero a dónde va esa llamada producción , que no llegan a las plazas para que el pueblo obtenga los productos. o esa producción llegan a los revendedores para ponerle el precio que les venga en gana, si es que existe esa producción quién la controla para que el pueblo trabajador se beneficie de ella a un precio justo, y que no caiga en las manos de los especuladores o mejor dicho los ladrones del bolsillo de los trabajadores

Dejar respuesta