Camilo Villalvilla expone en galería de la Uneac

0
439
Camilo Villavilla, junto a amigos y familia, en la apertura de "Bajo Cero y otros proyectos"./Foto: Tomada del perfil de Facebook del pintor.

Escrito por Anay González Figueredo*

La obra de Camilo Villalvilla es cuestionadora, inquisitiva y abierta a las disímiles interpretaciones que le pueda dar un espectador. En sus creaciones sobresale —por la permanencia— la arquitectura como vía de expresión de un universo donde no existen ídolos, sino símbolos de la naturaleza humana y de los procesos sociales, económicos y políticos que la definen.

“A mí me pasa como a Mariano Rodríguez, ese reconocido pintor cubano, cuando decía que cada vez que él quería crear algo nuevo, una nueva tesis, siempre pintaba un gallo. A mí me sucede eso con la Arquitectura, cuando quiero probar una serie nueva, hacer algo diferente con mi obra, siempre recurro a ella”, comenta Villalvilla.

En su muestra Bajo Cero y otros proyectos (expuesta en la galería Mateo Torriente, de la Uneac) este creador incluye varios de los cuadros realizados durante una residencia para artistas visuales y escritores que organiza el Vermont Studio Center, institución de los Estados Unidos. “Fue una oportunidad única, pues compartí con 60 escritores y artistas visuales de diferentes países. El debate sobre los distintos momentos del proceso creativo resultó interesante y muy oportuno”, añade.

Un total de 17 obras conforman la exposición personal. En cada pieza la realidad cubana se mezcla con las nuevas experiencias del artista.

“De todos mis viajes —explica—, este me permitió además una experiencia increíble y fue estar a una temperatura por debajo de cero grados Celsius. También el hecho de ver nieve, lo cual era una especie de obsesión artística para mí, tuvo gran influencia en las piezas que realicé en Vermont”.

Durante todo el mes de febrero y hasta mediados de marzo, el público podrá disfrutar de esta exposición singular, donde puede caminarse sobre la nieve descubriendo a Cuba con nuevos ojos, una isla donde las temperaturas continúan sobre cero grados Celsius.

Foto: Zulariam Pérez Martí

*Periodista cultural de Perlavisión.

Dejar respuesta