Café para la exportación: mejores condiciones en procesadora de Cumanayagua

Conocida es la labor de la Empresa procesadora de café Eladio Machín, en el montañoso municipio de Cumanayagua, como también el hecho de que sus trabajadores laboran en función de mejorar las condiciones e incrementar la producción.

No poco se ha hecho, y a todo ese esfuerzo se agrega ahora una nueva escogida del grano a partir de un centro recién construido con el esfuerzo de los trabajadores a un costo estimado de 16 mil pesos en moneda nacional y más de 22 mil CUC, el cual tiene como objetivo concluir el proceso del beneficio del café, fundamentalmente, para la exportación.

Y no puede ser de otro modo, porque los requisitos en el mercado y la obsolescencia de esa selectora, propicia que toda la masa de café destinada a la exportación deba ser seleccionada manualmente.

Juan José Montalvo Hurtado, director de la Unidad Empresarial de Base de Beneficio, nos pone al tanto: “Deben laborar 30 compañeros, y en ocasiones es preciso buscar alternativas de mayores espacios o incrementar los turnos de trabajo para dar cumplimiento a los planes previstos, tarea fundamental de nuestra empresa.”

Agrega, no sin orgullo, que “contamos con el privilegio de procesar el mejor café, la mejor masa de café del país. Aunque los mayores volúmenes están en la zona oriental, la calidad del grano del macizo montañoso se distingue a nivel mundial. Esto nos obliga a esforzarnos cada vez más para que nuestro país, empresa y trabajadores reciban el beneficio de este local que, aunque pequeño, puede ser capaz de aportar alrededor de 250 mil dólares mensualmente.”

En ese empeño los jóvenes tienen una participación directa, como es el caso de Yanisleykis González Toledo, quien resultó la mejor trabajadora en el beneficio, y que con gran destreza explica: “Separo los granos con defectos como la broca, que estén fermentados o picados, verdes o dañados por la máquina, de los que están en óptimas condiciones y que en dependencia de lo pactado para el día y el tipo de café, en una jornada pueden cumplir dos o tres normas”.

Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)
Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)

Desconocedora del mundo de café y muy curiosa, le pregunto de cuánto puede ser una norma, a lo que responde con toda naturalidad: “Esta varía; las hay de ocho kilogramos o de 25. Entramos a escoger a las 7:30 antemeridiano hasta las 5:00 de la tarde”.

El salario de esta muchacha y sus demás compañeros no tiene un tope determinado, porque es a destajo, es decir, según lo que produzcan, pero según aseguró el director de la UEB de beneficio, ronda los mil 400 pesos.

“Eso es muy importante, porque ahora depende de la habilidad que logren desarrollar y también de la calidad que ese producto requiere”, expresa Félix Duartes Ortega, secretario del Partido en la provincia, en intercambio con el colectivo, oportunidad en la que los conminó a continuar por senderos productivos y de eficiencia.

Sugerimos || Cosecha cafetalera 2019: la montaña se viste de rojo

Muy importante resulta el quehacer en esta nueva escogida de café de la Empresa Eladio Machín, pues es mucho mayor el aprovechamiento de la masa de café (hasta el 97 por ciento), que no lo logran hacer las máquinas.

Enhorabuena pues, para este nuevo local productivo que contribuye a afianzar el privilegio de tener el mejor colectivo de su tipo en el país, por los resultados en los indicadores de eficiencia y calidad que alcanzan.

Sus trabajadores laboran en función de mejorar las condiciones e incrementar la producción. /Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)
Sus trabajadores laboran en función de mejorar las condiciones e incrementar la producción. /Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)
Tay Beatriz Toscano Jerez

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir