Cadeca Cienfuegos redimensiona sus servicios

A tono con las transformaciones actuales en el país, las Casas de Cambio S.A. (Cadeca) se encuentran inmersas en un proceso de reordenamiento y perfeccionamiento interno en toda su red.

Como parte de ese movimiento, en Cienfuegos las oficinas de Cadeca solo estarán presentes en la cabecera provincial. En el resto de los municipios, las que antes tenían, pasaron a formar parte del Banco Popular de Ahorro, en unos, y del Banco de Créditos y Comercio, en otros, las cuales realizarán las operaciones propias de estas instituciones financieras.

De acuerdo con Iraida Valladares Roque, directora provincial, Cadeca se redimensiona al compás de los nuevos tiempos. “Las casas surgieron ante la necesidad de realizar los cambios de moneda convertible por pesos cubanos. Ahora ya esa demanda ha ido desapareciendo. En las tiendas que solo operaban con pesos cubanos convertibles (CUC) se aceptan hace ya un tiempo ambas monedas, por lo que se decidió dejar nada más como función principal la de compraventa de monedas extranjeras, orientada al turismo principalmente”, explicó.

Esto, dijo, no significa que vaya a desaparecer Cadeca. Por el contrario, mantiene su cartera de servicios. Entre ellos se cuentan el canje y recanje de monedas extranjeras, el procesamiento de tarjetas magnéticas por Terminales de Puntos de Venta, el pago de remesas familiares por la Western Union; cobro de créditos bancarios, pago a jubilados y pensionados por concepto de seguridad social, recepción y transferencia de depósitos de entidades, entre otros.

Con un total de 35 trabajadores en la actualidad, las oficinas de Cadeca en la ciudad de Cienfuegos se ubican en el Centro Histórico, Punta Gorda y La Calzada. Abierta en la Perla del Sur desde 1996, la institución, que ya celebró su cuarto de siglo, se perfecciona en aras de un servicio de mayor calidad y en consonancia con la actualización económica y social en Cuba.

👉Dinero plástico, ¿dinero en el aire?

 

Yudith Madrazo Sosa

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir