Béisbol y humor en el estadio 5 de Septiembre de Cienfuegos

Béisbol y humor en el estadio 5 de Septiembre de Cienfuegos

Artistas del Centro Promotor del Humor y veteranos del béisbol en Cienfuegos durante las presentaciones oficiales de los “jugadores” del encuentro beisbolero./Foto: Juan Carlos Dorado

Artistas del Centro Promotor del Humor y veteranos del béisbol en Cienfuegos durante las presentaciones oficiales de los “jugadores” del encuentro beisbolero./Foto: Juan Carlos Dorado

El duelo entre el olímpico Norberto González y el humorista Otto Ortiz terminó en una victoria 10 a 9 para los veteranos del béisbol de Cienfuegos en el estadio 5 de Septiembre. Un juego de pelota que rompe el desempate que existía entre los locales y artistas del Centro Promotor del Humor.

La nómina de los comediantes estuvo representada por una “fuerte” alineación regular donde destacaban los nombres de Andy Vázquez (Facundo), Miguel Pillot, Raciel Arias (el Maquillista), y la estrella del conjunto, el jardinero izquierdo: Luis Silva (Pánfilo), quien fue ovacionado por el público varias veces durante el partido.

Mientras, los de casa salieron al terrero con un staff de lujo, entre ellos, Miguel Vázquez, Cándido Vives, Adiel Palma, Osvaldo Bueno, Bárbaro Marín…, bajo la supervisión de Pedro José Rodríguez (Cheito).

A la altura de la quinta entrada, la pizarra marcaba un 10 a 7 a favor de los locales, pero aún con las bases llenas el equipo de los humoristas no logró revertir la diferencia y no fue hasta el séptimo inning que Raciel Arias (El Maquillista) conectó un jonrón para así acercar el marcador a una carrera de ventaja para los veteranos, mas todo quedó por la mínima.

El destacado comediante Otto Ortiz lanzó las nueve entradas completas./Foto: Juan Carlos Dorado
El destacado comediante Otto Ortiz lanzó las nueve entradas completas./Foto: Juan Carlos Dorado

El jugador más valioso por el conjunto verdinegro fue el jardinero Cándido Vives, quien con par de dobletes remolcó varias carreras para su equipo. Por su parte, el zurdo Adiel Palma se anotó el punto por juego salvado y cerró el partido a golpe de ponches para beneplácito del público cienfueguero.

Un total de 17 hits conectaron los veteranos del beisbol cienfueguero, mientras que los humoristas anotaron unos 15 en la pizarra oficial. El partido tuvo reglas especiales, pues los lanzadores no debían tirar hacia el home con mucha velocidad y tampoco se podía robar bases, sin embargo, no faltó la emoción en los nueve capítulos de juego.

Hubo de todo durante el partido, desde corridas épicas, jugadas cerradas en el home-plate hasta grandes atrapadas y conexiones oportunas, algo que agradeció mucho el amplio auditorio que asistió al  “5 de Septiembre”.

Más allá de las formalidades, el humor salió a flor de piel una y otra vez, muchas veces potenciado por Julio César Rodríguez, más conocido como El Habanero.

“Juegos como este deberían celebrarse más frecuentes, para así mezclar la cultura con el béisbol, el estadio se llenó, todos disfrutamos del encuentro y vimos jugar a nuestras grandes estrellas”, dijo un espectador.

Es la tercera vez que ambos conjuntos se enfrentan en el estadio cienfueguero, dos a favor de los verdinegros, pero con marcadores bastante cerrados en cada una de las presentaciones.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share