Béisbol Sub 23 Cienfuegos: el primer –y mal– paso ante Villa Clara

Muy peleado y tanto más sufrido resultó el primer choque entre Villa Clara y Cienfuegos en el cierre de esta IV Serie Nacional de la categoría Sub 23. Ganaron los anaranjados, por la mínima ventaja de tres anotaciones contra dos en once reñidos innings, marcador que pone en apretado conteo las posibilidades de clasificación de los verdinegros, atendiendo a que Matanzas también salió airoso en su encuentro ante Mayabeque este miércoles.

Primero, lo justo: excepcional el trabajo de los abridores, tanto el villaclareño Javier Mirabal –con una sola raya en contra a causa del descontrol– como el sureño José A. Córdova. Este último apenas permitió cuatro jits, propinó siete ponches y abandonó la lomita sin sacar out en el octavo, dejando en la inicial al hombre del eventual empate. No pudo dominar la entrada el relevista Hermes González y los pupilos de Ariel Pestano, en las piernas de su hijo, negociaron el empate a dos.

Segundo, lo importante: los sureños dejaron a 16 hombres en circulación durante el desafío, en par de ocasiones incluso con las bases llenas y los mejores bateadores en turno. Defendieron con maestría, al punto de liquidar la parte baja del noveno episodio con dos corredores en las almohadillas, sin outs y blanquear en regla IBAF a sus rivales en el décimo. Incluso Hermes consiguió reponerse del mal comienzo, mas faltó el respaldo ofensivo, y ni hablar de la oportunidad, cuando figuras tan necesarias como el cuarto madero del team, Daniel Pérez, se fue de 5-0 en la tarde.

Apenas siete imparables dan la medida de los hechos, número que no consiguieron ampliar cuando la regla del desempate les dio el chance. En ambos (décimo y onceno) se fueron en blanco, poniéndose contra la pared y la suerte, hasta que finalmente Villa Clara decidió a su favor, sin necesidad de sacrificios, con el indiscutible de Juan Carlos López.

Si bien no todo está perdido aún, sí luce bastante complicado, pues Villa Clara amplía su ventaja en la cima (25-12) y los nuestros vuelven al desfavorable abrazo de segundo escaño con Matanzas (23-14), novena que nos supera en la fórmula de TQB. Vencer a los anaranjados en los tres encuentros siguientes es la fórmula mágica, con ingredientes muy difíciles de gestionar en honor a la verdad, o rezar para que Mayabeque consiga una también difícil igualada ante los rojos. Así de enredadas marchan las cosas.

Impactos: 98

Darilys Reyes Sánchez

Darilys Reyes Sánchez

Licenciada en Periodismo. Graduada en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas en 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir