Béisbol juvenil: Elefantes tratarán de pisar fuerte en la carretera

0
841

Este fin de semana se reanudan las acciones del Campeonato Nacional Sub 18 de Béisbol, y los representantes de Cienfuegos estrenan su condición de visitantes, cuando enfrenten a su similar de Mayabeque en predios de este último.

Luego de las dos primeras subseries del torneo (pactado nuevamente a 36 desafíos), los juveniles sureños ocupan el tercer lugar del Grupo B, con saldo de tres victorias e igual número de descalabros. Los otra vez dirigidos por el DT Julio Guada aprovecharon a medias la localía en su cuartel general del estadio 5 de Septiembre, pues si en el debut se impusieron a Matanzas con balance de 2 y 1, después cayeron de idéntica manera ante Villa Clara, cuya ofensiva se ensañó con el pitcheo de los nuestros, precisamente una de las fortalezas del conjunto de casa.

Así las cosas, los anaranjados andan igualados en la punta del apartado con Mayabeque, ambos con cuatro sonrisas y par de deslices. En el sótano aparecen los yumurinos, quienes han podido marcar la cruz una sola vez en seis salidas al diamante.

“Consideramos que no es un mal inicio –explica el director. Ese es el mismo balance con el que iniciamos el año anterior y luego todo salió muy bien. Sin ánimos de justificaciones tuvimos problemas para entrenar en conjunto, pues teníamos atletas en sesiones contrarias de estudio, algo que ya se resolvió. Además, nuestro cuarto bate titular y uno de los grandes prospectos de la categoría, Luis Enrique González, no ha podido incorporarse debido a una intervención quirúrgica. Este es un grupo muy parejo y así se evidenció en la pasada campaña. Mientras en el resto de las llaves el último lugar apenas ganó entre tres y siete juegos, aquí se llevó doce triunfos. Recién comenzamos y confiamos en el equipo, el cual se ha preparado muy bien. El objetivo es volver a clasificar a la fase decisiva y, sin dudas, la experiencia de muchos de ellos de haber jugado ya una etapa final se convierte en otra fortaleza”.

Sí, pues el año anterior los cienfuegueros se colaron como uno de los mejores segundos puestos, gracias a una excelente faena de 27 ganados y nueve perdidos, cosecha que resultó la segunda mejor del campeonato, sólo superada por los 28 triunfos de Villa Clara. Ya en la final la ofensiva prácticamente desapareció, y los nuestros concluyeron en el sexto y último escaño.

Y aunque existe una evidente motivación y gran optimismo, para volver a alcanzar el boleto deben engrasar bien la maquinaria, pues lo exhibido en el inicio, al margen de resultados y actual ubicación a una rayita de los punteros, dejó bastante que desear.

Ninguno de los tres aspectos de juego brindó su mejor cara y ello se refleja en numeritos nada alentadores. El bateo colectivo muestra un discreto average de 229, producto de 41 hits en 179 veces al bate. Como extrabases acumula cinco dobles, un triple y un vuelacercas y sus bateadores se han tomado ya 45 ponches. En materia defensiva tampoco ha sido ideal el inicio, pues nueve errores en 49 entradas son demasiados, y producto de ello es el pálido 959. El área de lanzadores también comenzó sin dejar su mejor cara y presenta un alto promedio de carreras limpias de 6, 43. Entre otros numeritos, alarman los 28 boletos otorgados (ocho de ellos intencionales), los 16 dobletes y tres triples permitidos, los seis pelotazos propinados y ocho wilds cometidos.

Recién arranca la lid, y esperemos que los pequeños Elefantes, ahora en la carretera, encuentren su verdadera forma y puedan dar otra alegría a la afición de casa, deseosa de volver a llenar las gradas del “5” y disfrutar de éxitos en nuestro pasatiempo nacional.

Dejar respuesta