Béisbol Cubano: Victoria doce de Cienfuegos huele a tabaco

Cienfuegos consiguió este sábado su victoria doce en la edición 60 de la Serie Nacional de Béisbol, al derrotar a los Vegueros de Pinar del Río con pizarra de nueve carreras por cinco en el primero de dos desafíos correspondientes a la subserie de fin de semana en el estadio 5 de Septiembre.

Envueltos en una descomunal racha ofensiva que los ha catapultado al sexto lugar de la tabla de posiciones, los Elefantes comandados por Alaín Álvarez rubricaron esta tarde una productiva faena con los maderos, al conectar trece imparables, tres de ellos extrabases, contados un doble y par de triples, apartado este último que lideran ampliamente con once batazos de tres esquinas, cinco más que Santiago de Cuba, segundo.

Luis Vicente Mateo, con dos sencillos y un tribey en cuatro turnos, tres empujadas y par de anotadas, lideró la producción ofensiva de los verdiblancos, secundado por César Prieto (4-2, sencillo y triple – un remolque, una anotada), Yusniel Ibáñez (4-2, un doble), Pável Quesada (5-2 – un flete).

Los pinareños salieron delante en la segunda entrada por el primero de dos cuadrangulares de Yasser González con un compañero a bordo frente a los envíos del abridor y a la postre ganador del choque, el derecho rodense Yasmani Insua, a quien el sexto de la alineación pativerde se encargó de repetirle la dosis (idéntica situación) en su siguiente turno, con enorme batazo por sobre el techo de las gradas al fondo del prado izquierdo.

Con ese segundo bambinazo de vuelta completa, ya en el cuarto episodio, la visita volvía a tomar la delantera tras el empate que una entrada antes habían conseguido los paquidermos por mediación de Luis Enrique González, con cohete impulsor de dos al derecho.

Mas en su siguiente turno los Elefantes lograron racimo decisivo de cuatro carreras que hicieron saltar del box al abridor y perdedor Frank Abel Álvarez, un jovencito cuyas rectas llegan a medir hasta 95 millas. En la fabricación combinaron dos sencillos, un boleto, elevado de sacrificio y el ya citado triple limpiador del paracortos sureño.

Con otro par de anotaciones en la quinta, ya con dos outs, volvieron los de la manada a aplastar vegueros. Y amenazaban con hacer más cuando César falló frente al segundo relevista, Dariel Fernández, con la casa llena.

Para agenciarse su tercer éxito de la campaña, Insua capeó el temporal y espació los ocho inatrapables aceptados, dos de ellos autoría de un mismo bateador, productor de cuatro de las cinco carreras permitidas. Ponchó a dos y regaló tres boletos, antes de ceder la Teammate a Carlos Damián Ramírez, después que le sacudieran par de biangulares en el séptimo episodio.

Convertido en el paño de lágrimas del alto mando del Cienfuegos, Ramírez Goitizolo tiró el resto del desafío, en efectiva faena de sólo dos inatrapables y tres ponches, válida para agenciarse su quinto salvamento de la temporada.

Con balance de doce triunfos y ocho reveses, siete de ellos en sus diez últimos compromisos, Cienfuegos aparece ahora en la sexta ubicación de la tabla general, a dos juegos y medio del líder Santiago de Cuba, que esta tarde superó a sus vecinos Indios del Guaso cuatro carreras por dos.

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir