Béisbol cubano: primera victoria de los Elefantes en el “Cepero”
lun. Oct 21st, 2019

Béisbol cubano: primera victoria de los Elefantes en el “Cepero”

Esta tarde llegó Ínsua a seis victorias en la actual temporada. /Foto: Osvaldo Gutiérrez

Esta tarde llegó Ínsua a seis victorias en la actual temporada. /Foto: Osvaldo Gutiérrez

Con pizarra de siete carreras por una se impusieron los Elefantes de Cienfuegos a los Tigres avileños este jueves en el estadio José Ramón Cepero. Buena nueva después de la barrida anterior, máxime al devolverlos al cuarto lugar de la tabla de esta 59 Serie Nacional de Béisbol.

El de hoy era un juego de restitución de credos: para el equipo, ya necesitado de celebrar victorias; para la afición, apremiada por despojarse de la última imagen de sus Elefantes en casa, de malas noticias, de caídas en la tabla, de ilusiones a quiebre, de apurados pesimismos… El de hoy era un juego de conversión, de confirmación, y nada mejor que un hombre de fe para asumirlo: Yasmany Ínsua Morffa.

Los Tigres han asumido roles de paternidad con los nuestros en los últimos años, y eso también preocupaba. Pero el terreno demostró, al menos hoy, la correspondencia entre el lugar 12 que ocupan en la tabla y la forma deportiva del equipo; muy lejos de la gloria de tres campeonatos, pero con su experiencia a cuestas. No tan fiero el felino, mas nunca menos peligroso, al menos para los Elefantes.

Con Ínsua sobre la lomita se confía a ciegas en el pitcheo de los verdinegros. Puede tener una mala tarde, y aun así será el primer hombre a ponderar en la apertura. Enfrentaba a Yander Guevara, reproducción a escala de su novena: nombre, historia, números, marcas… mas no ahora; casi salido de una operación, bastante accidentado en salidas previas… El desafío pintaba para los nuestros, aunque estaba por demostrarse.

Comenzaron como acostumbraban: dando primero, mostrando credenciales, poniendo en la ofensiva el arranque. Jit de Mateo, boleto a Ibáñez e indiscutible de Pável llenaron las bases desde el primero, para que Soriano empujara dos con metrallazo al center. ¡Rock and roll, baby! La entrada pintaba para más, pero andaban desperezando maderos, y ya era algo.

Ínsua ni se hizo notar en los dos primeros capítulos, o más bien no hizo notar a la tanda contraria; controlado, efectivo, con una aplaudida economía de lanzamientos. En el tercero le zarandearon un tanto, con dobletes de Jhonatán Bridón y Rubén Valdés para una en el descuento de los locales. Mínima diferencia, más presión al conexto.

Guevara se reponía del sofocón inicial y el diestro rodense volvía a complicarse en el cuarto: par de boletos y un jit para llenarse las bases con un out, entrando Fadraga y otra vez Valdés en turno. Siempre alguno se persignó junto al radio, al seguro. Demasiado cerrado el marcador, parecían inspirarse los Tigres; pero nada como dos palomones a los jardines para cortarle las uñas. El aplomo de Ínsua asustaba. Y esa fue la última oportunidad de vida para los discípulos de Roger Machado.

En el quinto volvió la manada por sus fueros: jit de César, sacrificio de Mateo, boleto intencional a Ibáñez y otro lineazo de Pável para congestionar las almohadillas; Over the Hills and Far Away (de Nightwish) tarareó Soriano al remolcar otras dos (cuatro en la jornada); el indiscutible de Lazo y un error de la defensa avileña traerían al Friki, Walking In The Air (también de Nightwish, él sabe) y a Pável a la goma, para que Richel remolcara a Lazo poco después con la quinta del inning, y la séptima del duelo. Marcador de sentencia, desde entonces.

Leorisbel Sánchez subiría al montículo de relevo en el sexto, al cuidado de la ventaja y la sexta victoria de Ínsua en la temporada. Impecable salió el zurdo de Bonneval, con apenas tres jits que lamentar en su recorrido. Hoy fue una tarde de “cariño” en el “Cepero”, entre viejos conocidos, pues ambos lanzadores sureños fueron campeones con los Tigres… eso se los concedo.

El de hoy era un juego de restitución de credos, lo dicho, tanto para el equipo como la afición. Ambos precisaban este respiro, con un hombre de fe sobre la lomita. La de hoy fue una victoria, la 19, que los restituye a una todavía muy inestable zona de clasificación (cuarto escaño) y libera presiones… tanto mejor, devuelve confianza, lo más importante.

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “Béisbol cubano: primera victoria de los Elefantes en el “Cepero”

  1. De acuerdo total con tu análisis: Bravo por los Elefantes!!!; nos están permitiendo soñar y soñar en grande: están jugando alegres y como equipo.Felicidades, muchachos ; como decía Nuria (e.p.d) cuando era la psicóloga del equipo: tienen que creérselo.

Comments are closed.

Share