Bayern vence 2-1 al Sevilla y se lleva la Supercopa europea

El Bayern Munich tuvo que ir al tiempo extra para vencer este jueves 2-1 al Sevilla y levantar la Supercopa del fútbol europeo, el cuarto título que consigue bajo el mando del técnico Hansi Flick en menos de un año.

Los hispalenses se adelantaron en el marcador gracias a un tanto de Lucas Ocampos desde el punto de penalti (minuto 13), pero el conjunto bávaro empató antes de llegar al descanso, concretamente, en el 34’, cuando una genial triangulación entre Müller, Lewandowski y Goretzka acabó con un remate a bocajarro de éste último ante el que nada pudo hacer Bono.

Luego les costó ansias deshacer el 1-1, pero al filo del descanso de la prórroga lo logró. El Bayern Múnich se puso delante en el marcador ante el Sevilla en el 104’ por mediación del centrocampista español Javi Martínez, quien en jugada corrida y después de que Bono rechazase, cazó el balón para mandarlo de testarazo a la red.

Javi Martínez, celebrando el gol del triunfo del Bayern Múnich. /Foto: Laszlo Balogh (AP)
Javi Martínez, celebrando el gol del triunfo del Bayern Múnich. /Foto: Laszlo Balogh (AP)

El conjunto bávaro, que suma ahora 32 partidos invicto y viene de ganar el doblete en Alemania y la Champions League, desaprovechó más de media docena de ocasiones claras de gol durante el partido.

Sin embargo, el portero Manuel Neuer una vez más fue clave para el Bayern, al negarle dos veces el gol a Youssef En-Nesyri antes de que Martínez, que saltó a la cancha poco antes desde el banquillo, capturara el balón suelto en el área para marcar el 2-1 definitivo.

Nos costó un cuarto de hora entrar en el partido. Fue magnífico para mí ver al equipo luchar contra la mentalidad del Sevilla y tener éxito. Al final mis jugadores hicieron lo que tenían que hacer para ganar”, dijo Flick a periodistas tras el partido y añadió: «muy intenso, pero merecíamos ganar».

«Todavía no estamos totalmente en nuestro mejor momento a pesar de nuestra gran victoria (8-0) sobre el Schalke 04 el fin de semana. Pero la mentalidad del equipo, especialmente después de ir perdiendo 1-0, fue sensacional. Luchó contra un rival muy fuerte y mereció la victoria».

Notas

El de este jueves fue el sexto partido que acaba en el tiempo extra en las últimas ocho ediciones de la Supercopa de Europa. Se trata de la segunda Supercopa de Europa ganada por el Bayern, la anterior fue en el 2013, en penaltis contra el Chelsea, tras acabar 2-2 los 120 minutos e imponerse desde los 11 metros 5-4.

El Sevilla mereció más, pero este torneo, a partido único, le es esquivo desde el 2006, cuando ganó 3-0 al F.C. Barcelona. Desde entonces lo ha disputado otras cinco veces, con sendas derrotas las últimas tres veces en la prórroga.

Este fue el primer partido por competencias europeas que se juega con algún publico en las gradas desde el retorno del fútbol en medio de la pandemia de COVID-19. Al Puskas Arena de Budapest llegaron unos 15 mil hinchas para ver un partido que ha sido considerado como un evento de prueba para el regreso gradual de los aficionados al fútbol europeo. (Resumen de agencias)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir