Autoridades de Economía y Comercio Interior explican al pueblo medidas contra la Covid-19 en Cuba

Ministros del Gobierno cubano comparecieron este viernes en la Mesa Redonda, para informar sobre la implementación en sus organismos de las medidas para enfrentar la COVID-19.

La programa televisivo Mesa Redonda comienza con una información general acerca del avance de la pandemia generada por la enfermedad de la Covid-19. De los 80 pacientes diagnosticados con la enfermedad en Cuba, 70 presentan evolución clínica estable. Se reportan dos fallecidos, cuatro altas médicas y un evacuado. Un paciente se encuentra reportado crítico y dos graves.

Confirmados 13 nuevos casos de Covid-19 en Cuba. Varias altas médicas

Informaron que en el día de ayer se dieron tres altas médicas del IPK: dos pacientes italianas, contacto del italiano fallecido con pruebas de COVID-19 negativas, y un ciudadano cubano residente en el municipio Guanabacoa, provincia La Habana.

En Cuba se encuentran ingresados para vigilancia clínico- epidemiológica, en los centros de aislamiento y atención creados con este fin, mil 851 pacientes; de ellos 136 extranjeros y mil 715 cubanos. Otras 34 mil 216 personas se vigilan en sus hogares desde la Atención Primaria de Salud.

Foto: Tomada de Presidencia
Foto: Tomada de Presidencia
MINISTRO DE ECONOMÍA ANALIZA REPERCUSIONES EN EL CONTEXTO NACIONAL

Alejandro Gil Fernández, Viceprimer Ministro y Ministro de Economía, los informes más recientes de la CEPAl ante el contexto actual señala que se agudizará la contracción y deterioro de la economía en el mundo y en América, lo cual impacta en un decrecimiento del empleo y un aumento de la pobreza, que repercute en la calidad de vida de la población.

CEPAL advirtió que la pandemia del Coronavirus (COVID-19) tendrá efectos devastadores sobre la economía mundial, seguramente más intensos y distintos que los sufridos durante la crisis financiera global de 2008-2009, y que los países latinoamericanos y caribeños no estarán ajenos a ellos, ya que serán impactados a través de varios canales.

América Latina y el Caribe, así como otras regiones emergentes, se verá afectada. En estos momentos CEPAL estima una contracción de -1,8% del producto interno bruto regional, lo que podría llevar a que el desempleo en la región suba en diez puntos porcentuales. Esto llevaría a que, de un total de 620 millones de habitantes, el número de pobres en la región suba de 185 a 220 millones de personas; en tanto que las personas en pobreza extrema podrían aumentar de 67,4 a 90 millones.

El Coronavirus afectará a la región a través de cinco canales. Un primer canal de transmisión de esta crisis es el efecto de la disminución de la actividad económica de varios de los principales socios comerciales en las exportaciones de bienes de los países de la región.

Nosotros tenemos una economía abierta que está en constante intercambio con el mundo tanto para las exportaciones como las importaciones.

El propio Presidente ha estado llamando a cambiar la mentalidad importadora y a producir más en el país, y muchas de las cosas que ahora vamos a hacer, ya las habíamos empezado, pero como es una economía abierta es indudable que tendrá un impacto en ella toda esta situación. Lo primero que se afecta es debido a la reducción del flujo del turismo.

El turismo tiene en nuestra economía, como en otras muchas del mundo, un impacto importante. También tenemos una reducción de las ofertas de determinadas importaciones, debido a que países que normalmente comercian con nosotros están o produciendo menos o paralizados.

Estamos expuestos a un escenario no previsible cuando planificamos el escenario de cara al 2020, como mismo le pasa al resto del mundo, y ahora debemos responder de una manera ordenada, que permita tomar un grupo de decisiones que faciliten enfrentar la pandemia con el menor costo económico posible y que nos permita recuperarnos.

Foto: Tomada de Presidencia
Foto: Tomada de Presidencia

Una de las cosas más importantes es el tiempo que estaremos en esta situación. Cuando hay un evento meteorológico, se puede trazar una estrategia de recuperación; pero en este caso aún hay incógnitas, pues no se tiene fecha para la recuperación y aún llegando a ese escenario se pueden dar varios eventos diferentes antes de poder recuperar los ritmos de la producción.

¿En qué debemos basarnos para enfrentar esto?, dice el Ministro y señala como respuesta: las fortalezas del país. La primera es el Sistema Cubano de Salud, pero en el tema puramente económico es nuestra economía planificada, que ha sido criticada pero en un escenario como este es una fortaleza pues conocemos los recursos de los que disponemos en su totalidad y podemos disponer de ellos para resolver las cuestiones del país y en favor del pueblo.

Una segunda fortaleza es la soberanía en el manejo de nuestro presupuesto, lo cual no significa irrespetar la política fiscal. O sea, no vamos a emitir dinero en circulación sin respaldo productivo, pero nuestra soberanía constituye una ventaja que nos pone en posición para enfrentar el contexto. Tenemos una política social inclusiva. Aquí no sobra nadie y todos se pueden sumar al esfuerzo nacional por recuperar al país.

  • Vamos a priorizar con los recursos disponibles que tenga el país la producción agropecuaria, que es donde tenemos que encontrar la fuente principal de alimentación de nuestro pueblo.
  • No se puede hacer planes de sostener la economía en el tiempo, en base a las importaciones, pues hay que valorar si evoluciona o involuciona la situación en los países proveedores, por lo cual hay que buscar alternativas para respaldar la alimentación del pueblo.
  • Se priorizará la agricultura urbana y familiar, las producciones de ciclo corto, y las producciones de arroz, frijoles, maíz y carne de cerdo. Eso no significa que vamos a tener abundancia de esos recursos, pero la estrategia es la concentración de recursos en aquello que es esencial para la alimentación.
  • Se priorizará a los productores que tengan los mejores rendimientos para ubicar ahí los recursos, entre ellos el combustible.
  • Se hará un ajuste del combustible, pues hay un grupo de actividades que se paralizan, y eso se va a reubicar.

Foto: Tomada de Presidencia
Foto: Tomada de Presidencia
MINISTRO DE ECONOMÍA: NO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS EL CONTROL DEL COMERCIO INTERNACIONAL

Estamos llevando a punta de lápiz, dice el Ministro, los productos básicos como el aceite. Para el mes de abril, tenemos una garantía razonable de estos productos. Estamos trabajando mayo, pero esto es paso a paso…

  • Las producciones locales se pondrán en función del país.
  • Se van a reorientar los recursos alimentarios de sectores que se han paralizado como el Turismo o la Educación.
  • Todos los recursos se van a distribuir de la manera más equitativa posible, pero primero hay que producir.
  • De lo que se reorientará de los sectores paralizados, no alcanzan los recursos para ofrecerlos a través de la canasta básica.
  • Se priorizarán los recursos para garantizar el Plan de la Economía en los productos de aseo, el cloro, el oxígeno medicinal y los medicamentos.
  • «Vamos a tener menos dinero, menos ingresos en divisas», dice el funcionario, pero se hará un ajuste en el plan de inversiones del país, pues se aprovecharán los recursos sobre todo en el consumo.
  • Disminuirán o se ralentizarán las inversiones que no han comenzado. No vamos a renunciar al desarrollo, comenta, pero estamos en una situación excepcional.
  • No disminuirá la producción de acero ni de cemento, esas las vamos a respaldar.
  • También se respaldarán las inversiones en el sector hidráulico.
Foto: Tomada de Presidencia
Foto: Tomada de Presidencia

Durante su intervención, el Ministro aclaró que estas medidas pueden ser ajustadas luego, en dependencia de la evolución de la pandemia, pues también se deben crear condiciones para el momento de la recuperación.

  • En el sector del transporte se está reorganizando el balance del transporte de carga y el de pasajeros. Ante una disminución de los niveles de actividad, se aprovechará para dar mantenimiento al parque automotor y se usarán más eficientemente los vehículos que se encuentran prestando servicio.
  • En el transporte público, se ratificó que ES OBLIGATORIO EL USO DEL NASOBUCO. Se suspende el despacho de carga entre provincias. Estamos llamando a la población a evitar los traslados. No vamos a aplicar ningún tipo de decomiso con respecto a los tiempos para recoger una carga, hay una moratoria en ese sentido.
  • En el sector del turismo, se aprovechará para mejorar la planta hotelera de cara a la recuperación.
  • En cuanto al Comercio Minorista, se establecerá y con una visión práctica del momento, la venta controlada y regulada de una nomenclatura de productos para nuestra población, para mantener el acceso. No disponemos de los recursos para que todo lo que hoy vendemos liberado, se pueda vender por la libreta, pero se hará un esfuerzo por vender una nomenclatura de manera controlada y regulada.
  • En cuanto al sector estatal, se mantiene el estipendio para la alimentación concebido como parte de algunas entidades. También se ha dado un levantamiento de todos los servicios públicos que se ofrecen en el país, para definir cuáles pueden suspenderse temporalmente. El principio es evitar las aglomeraciones para proteger la salud del pueblo.
  • Se han establecido una serie de apoyos al sector no estatal, como la suspensión de las cuotas o la reducción de determinados ingresos.
  • Para el sector empresarial estatal, se introduce una modificación en lo establecido el sistema de pagos. Se elimina la condición de que se cumpla el nivel de utilidad. Se paga hasta donde se genere la utilidad. En el caso de las pérdidas, la tarea nuestra es que no haya pérdidas produciendo para la población todo el que pueda.
  • El nivel de gasto del presupuesto, hay que reducirlo, pues se ha reducido el nivel de actividad. No es el momento de hacer lo que teníamos pensado, sino lo imprescindible.
  • No es política del gobierno subir precios. Por tanto, hay que mantener una vigilancia estricta a los precios del sector estatal y el no estatal.
Foto: Tomada de Presidencia
Foto: Tomada de Presidencia


La Ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, comienza su intervención agradeciendo a la población su confianza en el mecanismo de la distribución normada de productos. Ratifica que las bodegas están en disposición de asumir el nuevo rol para abastecer a los 11 millones 150 mil cubanos y 3 mil 809 mil núcleos familiares inscritos en el Registro Nacional de la canasta básica.

Especificó que hay niños de cero a 3 años que reciben la leche, el picadillo, la compota…, y los niños de 7 a 13 años que también tienen una atención diferenciada. Igualmente aclara que los mayores de 65 años reciben una atención diferenciada en la medida de lo posible.

La Ministra explica sobre la venta controlada y regulada. La controlada lleva anotación en la libreta, tiene un per cápita por política de distribución y se convierte en un derecho absoluto. Y la venta regulada, es la que va a hacer todo el sistema de venta nacional, y se hace bajo el criterio de disponibilidad. Este tipo de venta regulada no se anota en la libreta.

Se reforzarán los trabajadores en las bodegas, para que no se conviertan en espacios de aglomeración de personas.
Además, se venderán productos a algunos cuentapropistas, en especial a aquellos se dedican a la producción de panes y galletas.

Está asegurada la canasta familiar normada para abril en la nomenclatura de sus 23 productos. Vamos a incorporar 10 onzas de chícharo y de frijol.

Se garantizan las pastas alimenticias para Artemisa, Granma, Santiago de Cuba y La Habana, y las carnes. Se incrementa una libra per cápita de pollo sin subsidio a través de la red de carnicerías. Se incorporan per cápita viandas y hortalizas de manera controlada, sin incluir la papa, y se asegura el aceite.

Hemos valorado potenciar la producción de pan, y la venta se regulará en función de la producción. La canasta se comenzará a vender el lunes 30 de marzo. Hemos incorporado un mensajero estatal y tenemos que identificar quien en el barrio puede llevar esa canasta. Donde no sea posible, la unidad minorista tiene que crear condiciones para evitar aglomeraciones cuando empiece la venta de la canasta.

De los saldos positivos que quedarán de esta pandemia, además de la solidaridad, estará la experiencia de la venta a través de los puntos de cloro. Nosotros duplicamos la expectativa, y ha sido positiva.

La Ministra de Comercio Interior también abordó la producción de nasobucos en el país.

Medidas que tomará Comercio para enfrentar la Covid-19, durante el mes de abril:

☞Se incrementa una libra per cápita de pollo para la venta controlada en las carnicerías
☞Se asegura el aceite
☞Se incorpora de forma controlada las viandas y hortalizas en los mercados estatales

Granma

Granma

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Fundado el 3 de octubre de 1965. Disponible en la web como diario desde julio de 1997.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir