Autoproclamada Áñez angustiada por resistencia popular en Bolivia

La autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, reconoció hoy tácitamente el fracaso de los intentos de doblegar a la resistencia social que la rechaza, al rogar que la dejen gobernar y prometer que estará poco tiempo en el cargo.

Con poco prestigio político y representando a los perdedores de las elecciones del 20 de octubre, Áñez reconoció el llamado cerco de La Paz, consistente en bloqueos que desabastecen a la ciudad —así como a otras del interior— al pedir que sea levantado.

Confirmó igualmente que el bloqueo a la planta de distribución de combustibles de la vecina ciudad de El Alto fue restablecido por el vecindario, pese a la sangrienta operación militar y policial que el pasado martes consiguió abrir paso a una caravana de camiones cisterna con carburantes para La Paz, al costo de nueve muertos a balazos.

‘No permiten el paso de los hidrocarburos y nos está perjudicando a todos’, sostuvo en tono quejumbroso.

Evidencias de la persecución política

Entretanto, tiende a intensificarse la represión a dirigentes y militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), de Evo Morales, acompañada de una campaña de acusaciones y ataques de medios de prensa que secundaron la ola de violencia que obligó a renunciar al líder indígena ganador en las urnas, pese a que, ante los reclamos, renunció al cargo y llamó a nuevos comicios.

La ofensiva tiene entre sus principales herramientas el uso del sistema de justicia, que ha logrado abrir un proceso de investigación del Ministerio Público por supuesto terrorismo, a partir de una grabación ampliamente difundida por los medios afines al Gobierno, en la que una voz similar a la de Morales dialoga por teléfono con un dirigente sobre la resistencia contra el régimen de Áñez.

El senador derechista Óscar Ortiz planteó que Morales debe perder la inmunidad de exgobernante —que determina que juzgarlo requiere de un procedimiento especial en el parlamento— por haber supuestamente cometido crímenes de lesa humanidad.

Además, ayer fue detenido el vicepresidente del MAS, Gerardo García, según la policía porque conducía un automóvil sin placas y con ‘equipos que levantaban sospecha’ (equipos informáticos), según el coronel de policía Cristian Saavedra.

Paralelamente el Ministerio Público ordenó la captura de la exministra de Culturas Wilma Alanoca por el hallazgo, el 9 de noviembre, de explosivos de fabricación casera en un estacionamiento de ese organismo.

Fuentes parlamentarias comentaron que la persecución a los dirigentes de la primera fuerza política del país enrarece el clima de diálogo alcanzado entre la mayoría parlamentaria del MAS y la minoría alineada con Áñez, con el fin de aprobar dos decretos para la pronta realización de nuevas elecciones.

Share
Prensa Latina

Prensa Latina

Agencia de noticias fundada el 16 de junio de 1959 en La Habana, Cuba, por el Comandante Ernesto 'Che' Guevara. Primer proyecto comunicacional latinoamericano de alcance internacional con una visión alternativa de la realidad regional frente a los medios hegemónicos mundiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share