Así nos ven, desgarradora historia de una injusticia

Así nos ven, desgarradora historia de una injusticia

Tres décadas atrás, cuando solo tenían entre 14 y 16 años, ellos también atrajeron cámaras y atención mediática, pero como los principales sospechosos, y luego los condenados, por la violación de la joven Trisha Meili

Tres décadas atrás, cuando solo tenían entre 14 y 16 años, ellos también atrajeron cámaras y atención mediática, pero como los principales sospechosos, y luego los condenados, por la violación de la joven Trisha Meili.

*Por Martha Andrés Román

Washington.- La historia Antron McCray, Kevin Richardson, Yusef Salaam, Raymond Santana y Korey Wise acumula 16 nominaciones a los premios Emmy de la televisión estadounidense, convertida en la desgarradora miniserie When They See Us (Así nos ven).

Dirigida por Ava DuVernay, la misma creadora de la cinta Selma (2014) sobre la vida del reverendo y luchador por los derechos civiles Martin Luther King, la obra de cuatro capítulos conmueve, enoja y sacude tanto a los conocedores de los hechos reales en los que se basa, como a quienes se acercan a ellos por primera vez.

Muchas alabanzas recibe esta producción audiovisual de la compañía Netflix, gracias a la dirección de DuVernay, el guión escrito a cuatro manos entre ella y Michael Starrbury, y las aclamadas interpretaciones de artistas experimentados y jóvenes, como muestra el hecho de que ocho de sus actores están nominados a los Emmy.

En el presente, McCray, Richardson, Salaam, Santana y Wise tienen más de 45 años, defienden la reforma de la justicia penal norteamericana, participan en eventos relacionados con los derechos civiles, y ven como su vida es reflejada en la pequeña pantalla y genera interés entre personas dentro y fuera de Estados Unidos.

Pero eso es ahora, en el año 2019. Tres décadas atrás, cuando solo tenían entre 14 y 16 años, ellos también atrajeron cámaras y atención mediática, pero como los principales sospechosos, y luego los condenados, por la violación de la joven Trisha Meili en el neoyorquino Central Park.

Así nos ven comienza a contar los hechos precisamente a partir de ese momento, del 19 de abril de 1989, cuando ellos y otros adolescentes afronorteamericanos y latinos (en total unos 30), provocaron destrozos, intimidaron y asaltaron a personas que se encontraron en ese conocido espacio de la mayor urbe del país.

Esa misma noche fue hallada muy malherida Meili, una mujer blanca de 28 años que fue violada y brutalmente golpeada luego de ser atacada mientras corría por Central Park, y de inmediato las sospechas recayeron sobre la turba de jóvenes.

Presionada para encontrar con rapidez a los responsables, y en un momento de grandes tensiones raciales, la policía de Nueva York convirtió a McCray, Richardson, Salaam, Santana y Wise, quienes casi no se conocían entre sí, en el centro de sus investigaciones, a pesar de las señales que apuntaban a su posible inocencia, luego confirmada.

Como resultado de la acción de agentes y fiscales, y de una campaña mediática en la que tomó parte el actual presidente del país, Donald Trump, quien compró páginas de periódicos para pedir la pena de muerte contra los conocidos como los Cinco de Central Park, los adolescentes fueron sentenciados y cumplieron de seis a 13 años de cárcel.

Las acusaciones en su contra se basaron casi exclusivamente en lo que habían declarado a la policía, ya que su ADN no coincidía con el descubierto en la víctima o en la escena del crimen.

Según muestra Así nos ven, ellos se dijeron culpables en declaraciones contradictorias, después de ser sometidos a interrogatorios prolongados, en algunos casos sin la supervisión de los padres, y durante los cuales recibieron maltratos y presiones, incluidas amenazas contra sus familias, todas humildes.

La forma en que la miniserie refleja lo sucedido ha sido criticada por Linda Fairstein (interpretada por Felicity Huffman), quien era la jefa de la Unidad de Delitos Sexuales de la Oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan y desde el principio vinculó a los cinco con la violación de Meili.

Fairstein, quien a raíz de la obra televisiva se vio obligada a dimitir como consejera de varias organizaciones benéficas y fue abandonada por su editorial debido a la presión pública, acusó a la creación de DuVernay de contener un montón de mentiras, y rechazó las representaciones que se hacen de ella y de la fiscal Elizabeth Lederer (interpretada por Vera Farmiga).

Pero diversas fuentes reconocen que más allá de las licencias artísticas que se tomó la directora y de ponerle su mirada personal, como sucede con toda obra, Así nos ven evidencia la complejidad y contradicciones de una sociedad con grandes sesgos racistas, también expresados en su sistema judicial.

Matías Reyes, un violador en serie que estaba encarcelado en el mismo centro que Wise y cumplía cadena perpetua por otras violaciones y un asesinato, confesó en 2002 que fue él quien violó a Meili.

Al dar su testimonio sobre lo sucedido, narró a las autoridades cómo llevó a cabo el ataque, incluso con detalles desconocidos por el público, insistió en que actuó solo, y su ADN coincidió en más del 99 por ciento con el hallado sobre el cuerpo de la víctima y en un calcetín encontrado en la escena del crimen.

En ese momento, cuatro de ellos los Cinco de Central Park ya habían cumplido sus sentencias, y la confesión de Reyes llevó a la liberación de Wise luego de pasar 13 años tras las rejas en peligrosas cárceles, porque tenía 16 años en el momento del crimen y entonces esa era la edad mínima para ser juzgado como adulto.

Tras el reconocimiento de las condenas erróneas y la exoneración de los jóvenes, el juez federal de Nueva York Ronald Ellis firmó un acuerdo en 2014 para indemnizarlos con 41 millones de dólares.

Este acuerdo es un acto de justicia para esos cinco hombres. La ciudad tenía una obligación moral con ellos, por lo que desde el primer día de mi mandato prometí resolver el caso. Finalmente podrán sanar las heridas y seguir adelante, dijo en ese momento el alcalde Bill de Blasio.

Ava DuVernay, ¿cuál será tu próxima película? ¿Quizás los Cinco de Central Park?, le escribió Santana a la cineasta en abril de 2015, y fue ese mensaje en la red social, según la realizadora, el que abrió el camino hacia la ahora aclamada producción audiovisual.

Fue un caso famoso que me permitió interrogar a todas las diferentes partes del sistema de justicia penal, declaró DuVernay en una entrevista, y añadió que ve la miniserie como una ‘pieza complementaria’ para su documental 13th, que traza una línea entre la esclavitud y el encarcelamiento masivo.

Al referirse recientemente a los posibles ganadores de los Emmy, que serán entregados el próximo 22 de septiembre en Los Ángeles, California, el diario Los Angeles Times consideró que Así nos ven debe imponerse como Mejor serie limitada.

Tal pronóstico puede parecer osado, sobre todo porque en esa categoría aparecen otras miniseries también muy celebradas como Chernóbil (19 nominaciones), Fosse/Verdon (17) y Fuga en Dannemora (12).

La predicción, sin embargo, se aventura a mencionar como ganadora a Así nos ven ‘por las formas en que su creadora, la cineasta Ava DuVernay, cuenta su historia de los Cinco de Central Park con empatía y honestidad, y por la manera potente en que la serie alumbra las injusticias que todavía ocurren hoy en Estados Unidos’.

Quizás ahí radica el principal mérito de la miniserie, en que obliga a mirar a la injusticia, los desgarramientos provocados en las familias, las condenas públicas en gran medida relacionadas con el color de la piel de los adolescentes y su origen social, y lleva a pensar en los riesgos de que algo como eso se repita hoy.

*Corresponsal de Prensa Latina en EE.UU.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share