Artistas y profesores de la Academia de Artes Plásticas de Cienfuegos se pronuncian contra el bullying

Podría creerse que el bullying, igual llamado acoso u hostigamiento escolar, es algo ajeno a sociedades humanistas como la nuestra. Empero, la realidad constata que este tipo de maltrato (que puede incluir desde un simple tirón de pelos hasta una golpeadura criminal), es habitual en todos los espacios escolares, aunque a veces no se distinga y se disfrace de simple broma hecha por “niños”. Por lo general, hay estudiantes retraídos que suelen ser las principales y reiteradas víctimas de otros “líderes negativos”. (frecuentemente con seguidores), empeñados a través de la violencia física o verbal en aislarlas, demostrar que son débiles e indignas, manipulándolas, distorsionando su imagen para que el resto del colectivo crea que merecen dicho acoso; coaccionándolas para que realicen acciones en contra de su voluntad; intimidándolas a través de la amenaza y hasta agrediéndolas físicamente. Es usual que estos niños o adolescentes sufran daños psicológicos severos a causa de victimarios que, seguramente, padecen de algún tipo de psicopatología, con distensiones cognitivas y ausencia de empatía, a resultas de un ambiente familiar disfuncional y habituado a la violencia. Igual, un entorno escolar con inadecuado clima de convivencia, en el cual los profesores o maestros no suelen intervenir y tomar medidas urgentes. No es fortuito que muchas de esas víctimas no estén motivadas en asistir a clases y manifiesten un regular estado depresivo.

Los profesores de la Academia de Artes Plásticas de la Escuela de Arte Benny Moré, confiados de que la mejor cura es la anticipación, han diseñado acciones para fomentar en los estudiantes una sensibilidad y clima de tolerancia para la diferencia, la solidaridad con aquellos que sufren estas agresiones y enfrentar a los acosadores. Recientemente se produjo en el teatro de esta institución un fórum debate que incluyó una charla sobre el tema; un programa con 22 materiales audiovisuales (cortos de ficción, entrevistas, documentales, dibujos animados, campañas promocionales, textos y musicales alusivos al bullying) y finalmente un debate entre los pupilos y pedagogos en torno a la definición de Ruth Rosental acerca del acoso escolar, que en su saber es “una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor asume a la víctima, a menudo con silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros”.

Cortometraje de ficción Camionero (2012), de Sebastián Miló.

En el fórum se exhibieron textos animados como No juegues conmigo, sobre la manipulación de los acosadores; mensajes de adolescentes víctimas como Joham Mowry o Keaton Jones, o artistas que igualmente sufrieron este tipo de ataques, al modo de Demi Lovato y Lady Gaga; composiciones al estilo de El Bullying de Johnny; los cortos de ficción Camionero, de Sebastián Miló y La matanza, de David González, entre muchos otros.

En opinión de los asistentes, la experiencia contribuye a la interiorización del acto acosador, que implica abuso de poder por un agresor más fuerte (real o subjetivamente), que ha inducido en otras partes del mundo a que muchos escolares se suiciden o tomen armas para asesinar indiscriminadamente a miembros de su escuela. Asimismo, compartieron la idea de que no se deben aceptar conductas homofóbicas, ni jugar con los sentimientos ajenos por nuestras propias inseguridades; que las palabras a veces hacen más daño que los golpes y debemos prevenir la violencia antes de que comience y enseñar a los alumnos a que por voluntad propia enfrenten el bullying. Justo, la cita concluye que la mejor solución es la prevención de los variados actores familiares, socioculturales, mediáticos-comunicacionales, escolares e individuales.

Cortometraje de ficción Camionero (2012), de Sebastián Miló.

Jorge Luis Urra Maqueira

Jorge Luis Urra Maqueira

Crítico de arte. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir