Árnica, remedio para el dolor del cuerpo
vie. Nov 15th, 2019

Árnica, remedio para el dolor del cuerpo

Las florecillas color oro de la árnica encierrsn múliples propiedades medicinales para el tratamiento de diversas enfermedades relacionadas con el sistem osteomuscular

La árnica pudiera pasar como una yerba más en los campos. Silvestre y desapercibida, el intenso amarillo de sus flores contrasta con el verde de la floresta; pero más allá de la belleza de los pétalos, la atención debe centrarse en las bondades curativas y terapéutica de la planta.

Entre las múltiples iniciativas introducidas por el Doctor en Ciencias Adolfo Rodríguez Nodals, ya fallecido y por varias décadas al frente del Grupo Nacional de la Agricultura Urbana, fue sensibilizar a los productores en el fomento de plantas medicinales de poco o ningún conocimiento por la medicina natural en la Mayor de las Antillas.

Durante sus sistemáticos recorridos por la provincia de Cienfuegos, le escuché argumentar sobre las bondades de una planta conocida en el mundo de la botánica por árnica.

Además de los conocimientos que adquirí por las explicaciones del también director del Instituto Nacional de Investigaciones Fundamentales de la Agricultura Tropical (INIFAT), la curiosidad me invitó a indagar por mi cuenta.

De la naturaleza, su regalo

La mayoría de la bibliografía consultada coincide en su utilidad para el tratamiento de afecciones a consecuencia de contusiones, chichones, hematomas, esguinces y dolores musculares. Además, calma el dolor y mejora la debilidad muscular y nerviosa, evita las infecciones.

Con las flores de la planta se elaboran de modo industrial diversos fármacos

El  poder analgésico, antinflamatorio y antibacteriano  de la planta —de la familia de las asteráceas—  se debe a los flavonoides que posee (astragalósidos, quercetol, glucogalacturónido e isoquercitrócido).

Sin embargo, otros lo atribuyen a sus principios amargos: las lactonas sesquiterpénicas (Helenanina y dihidrohelenanina), aunque existen puntos de contactos en que el contenido en ácido cafeíco o ácido clorogénico podría influir también.

De cualquier manera, lo cierto es que estos últimos principios poseen propiedades rubefacientes, y al restregarse el producto sobre la parte dolorida, ésta experimenta un aumento de calor y enrojecimiento de la piel por la acumulación de sangre en el lugar. Tal fenómeno hace que desaparezcan o no salgan los morados.

Ahora bien, es bueno aclarar que podría resultar adverso para pieles delicadas y hasta  ocasionar lesiones por reacción o alergia, manifiesta en dermatitis o ampollas de agua.

Los formatos del árnica

El árnica puede tener varias formas para su uso. Una de las más comunes es el líquido, resultante de una cucharada de la planta seca por taza de agua, el cual se aplica en la zona afectada. En farmacias se consigue en aceite, ungüento y crema.

Pero, mucho ojo. Se sabe que esta planta es segura cuando se usa de la forma recomendada. Sin embargo, nunca debe aplicarse sobre heridas abiertas o en áreas donde  la piel no está presente. Evite utilizarla internamente, a no ser en remedios homeopáticos extremadamente diluidos.

En Europa, de donde es originaria, su fama se debía a los beneficios para aliviar el dolor muscular, torceduras y magulladuras. Incluso, en algunas regiones era empleada erróneamente para combatir el catarro, la bronquitis, tos y dolor de garganta. Con el tiempo se comprobó que podía producir efectos indeseados como arritmia cardíaca, fuerte irritación en el tracto digestivo o toxicidad en el sistema nervioso.

De la sapiencia  popular

Como dato curioso les comento que el nombre del género se deriva del griego arna: “cordero”, en referencia a las hojas suaves y peludas. También en el argot popular se le conocía por “tabaco de montaña”. Los habitantes en este paraje fumaban las hojas secas contra enfermedades respiratorias: bronquitis y tos, aunque muchas veces irritaban sus mucosas.

A continuación le proponemos algunas dolencias que pueden ser tratadas con este género de la medicina natural y tradicional, según un sitio web:

  • Pies adoloridos y cansados: Agregar algunas gotas del tinte de árnica en  un balde que contenga agua caliente y luego introducir los pies en dicha preparación
  • Curar golpes y reumatismo: Aplicar paños del cocimiento de 2,5 gramos de raíz y hojas de árnica para medio litro de agua.  Otra alternativa es friccionar la parte afectada con paños que contengan la tintura de árnica.
  • Al elaborar la tintura, macere 20 gr de flores secas en 80 gr de alcohol de 90°. Como alternativa: brandy, ginebra o vodka. El alcohol debe cubrir las flores. Se filtra y almacena en una botella de cristal oscura, firmemente capsulada durante 9 días. Sacuda la mezcla varias veces cada día.  Después de ese período de tiempo, añada tintura en gotas a los ungüentos destinados a masajes locales.
  • Neuralgias: Diluir 1 cucharada de tintura de árnica en 5 cucharadas de agua y frotar las zonas doloridas con la solución. Repetir esta operación varias veces al día.
  • El lumbago: Diluir tintura de árnica diluida (1 cucharada en 5 cucharadas de agua), puesto que el árnica posee un efecto analgésico y antiespasmódico y evita eventuales procesos inflamatorios.
  • Várices: Friccionar con suavidad la piernas con tintura de árnica diluida. Se añade una cucharada de tintura de árnica a medio litro de agua.
  • Las envolturas se aplicarán varias veces al día sobre la zona afectada. Después de curar la inflamación, friccionar la zona durante varias semanas con tintura de árnica diluida. Las úlceras de la pierna también pueden tratarse con envolturas de árnica.
  • Hemorroides: Diluir 1 cucharada de árnica en 5 cucharadas de agua y con ayuda de una bolita de algodón empapada con esta preparación aplicar en el área. Si tiene la posibilidad de realizar un baño de asiento, mucho mejor. En este caso, diluir 2 cucharadas de la tintura en 2 litros de agua tibia y agregar al baño de asiento.
  • Remedio para la amigdalitis con árnica: Agregar de 5 a 10 gotas de árnica a un vaso de agua tibia y proceder a realizar gargarismos profundos y prolongados.

 

Noticias relacionadas
Share

1 comentarios en “Árnica, remedio para el dolor del cuerpo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share