Arnaldo, Karamba y Nassiry a contracorriente contra los adoradores del dinero

2
696
Nassiry Lugo y Karamba enyuntados para ¡Ay Lola¡
Nassiry Lugo y Karamba enyuntados para ¡Ay Lola¡

¡Ay Lola! es un eficaz single (video clip acompañante además) promocionado ahora por Nassiry Lugo y Karamba, cuya letra dice: “Yo la veía pasar en bicicleta. Era nuevecita, todavía llevaba la etiqueta y todo el mundo tenía que mirarla en el barrio, pero esa carrocería no vivía de salario. Para ella los mortales no éramos nada. Todos detrás de la raya, a recoger la baba.

Ella era material de telenovela. Ella quería lo que no enseñan en la escuela. Pero los años cayeron en su espalda y el príncipe azul nunca vino a buscarla. Una promesa en el muro de los lamentos para que un milagro le devuelva el tiempo. ¡Ay Lola!, Lola, dime por qué lloras, dime por qué tú estás sola; ¡Ay Lola!, Lola, dime por qué lloras, si el amor nunca pasa de moda. Yo hubiera dado un año de mi vida por tener un minuto ese cuerpo homicida, hubiera cambiado el alma por un beso, lo único que no tenía eran cuatro pesos. Ya no se detiene el mundo si camina, ya nadie la mira, ya nadie suspira. Sale de noche y duerme con cualquiera, pero Lola no tiene quién la quiera (más estribillo)”.

Solo tienen dinero constituye otro single, “lanzado” este durante la recta final de 2017 por Arnaldo y su Talismán que, desafortunadamente, hasta ahora no ha concitado la divulgación debida en nuestros medios. Esta es su letra: “Y es que hay gente tan pobre, con la vida en harapos, tan desposeída. Hay quien pierde su tiempo en la apariencia y en la fantasía. Y es que hay gente tan pobre, con el alma vacía, el corazón en cueros. Hay gente tan pobre, tan pobre, mi amor, que solo tienen dinero.

El mundo va girando como carrusel, hay luces y colores para comprender. Espíritu y consumo se divierten otra vez, y en ese carnaval de risa y Halloween, todos usan una máscara para esconder. El alma y la razón ya no dejan ver. Hay quién vive la vida sin aparentar y con esa alegría y esa libertad la buena suerte lo sorprende. La dicha en el bolsillo de los que dirán que hay una nueva vida y otra humanidad esperando a que el amor cambie su realidad (estribillo). En ese carnaval de risa y Halloween todos usan una máscara pa’ sobrevivir. Presumen de la marca y de la moda del día, presos del consumo y de la tontería (más estribillo)”.

Arnaldo, el del Talismán, gesta otra buena canción con Solo tienen dinero (Foto/Internet)
Arnaldo volverá pronto a su tierra natal para que no se apague la lucecita del Festival Piña Colada

Bellamente musicalizada, como la mayoría de los temas de Arnaldo, Solo tienen dinero representa, sobre todo, una canción ponderable en virtud de su significación ética, en tanto se aproxima a la explicación de un fenómeno social desde posicionamientos apelativos a valores enaltecedores.

El número -examen frontal a los muchos adoradores actuales del dios dinero-, resulta también, por desprendimiento, invectiva a los ídolos de barro, fuegos fatuos y falsas verdades (dispense, David Blanco, por tomarle el término) mediante los cuales se ilusionan con legitimarse en su entelequia referencial y orfandad conceptual esos practicantes de una vida huera, solo guiada por el interés de la acumulación monetaria, la ostentación, la frivolidad y el consumo.

Segmentos los anteriores que se incrementan progresivamente en nuestro país, con independencia de que este siga siendo pobre, tercermundista, bloqueado y plaza donde buena parte de su población precisa amarrarse duro los zapatos para llegar a fin de mes.

La Lola de Nassiry -quien volvió por sus fueros tras breve e insulsa etapa en el reguetón- y Karamba (los vasos comunicantes con su Soldadito marinero resultan manifiestos) deviene identidad reconstruida a efectos artísticos de un prototipo de joven que proliferó luego del maremoto del período especial y su inmanente subversión de brújulas o referentes morales, igual marcado por la necesidad económica de la cual pretendían escapar del modo menos complejo pero también el más sucio. A causa de tal trastrueque de coordenadas, todavía algunas de esas Lolas (no tanto las de la canción como las que sí lograron rubricar un contrato permanente gracias al usufructo de su cuerpo) son vistas como pautas, “salvadoras” en determinados contextos grupales, familiares…

Arnaldo, Karamba y Nassiry discursan a contracorriente, en tiempos de loas permanentes al dinero en no pocas de nuestras construcciones sonoras.

Sui generis al día de hoy, portadoras de letras muy poco seguidas por los cultores de la música más popularmente consumida del momento, ¡Ay Lola! y Solo tienen dinero son alentadores temas en medio de un panorama melódico donde segmentos del pop, parte de la timba y el reguetón/trap completos apuestan por aupar el materialismo más salvaje y por promover al dinero como la meta fundamental de la existencia humana: no importa en ello esté implícita la venta del cuerpo femenino como paso a la consecución de ese objetivo.

2 Comentarios

  1. me gustó el artículo. nunca voy a olvidar “Los ojos de Aitana”; así como nunca olvidaré “Mi televisor” una de sus últimas producciones a nivel nacional. Sí, creo que muchos artistas cubanos carecen de la promoción suficiente; y no quiero decir que deba ser en todos los círculos, auqnue eso sería genial. Moneda dura después de “Caminos infinitos” desapareció, no sé si tuvo que ver con desintegración o con salida del país. Una música estupenda, inteligente, cubana. A mí me encantaba. Es preocupante, en estos días hablaba con algunos estudiantes de este grupo y… sólo uno lo conocía, de nombre!! Cuba no es solamente música bailable y reguetón, como decían hace poco en un programa que pasaban por la televisión: “los jóvenes prefieren la música cubana, pero ojo, creen que el reguetón es música cubana”. Creo que algunos artistas cubanos y agrupaciones con tendencias actuales son poco promovidos, y por tanto conocidos. Sólo por un grupo que son minoría. No conocen ni a Nelson Valdés. Ojalá cambien algunas cosas… y salgan más cosas de Moneda Dura.

Dejar respuesta