Arbitraje en el polo acuático: de Cienfuegos, el internacional “Kiki”
mié. Jul 17th, 2019

Arbitraje en el polo acuático: de Cienfuegos, el internacional “Kiki”

Juan Carlos Menéndez Betancourt, el “Kiki”, ha recorrido el mundo en nombre de Cienfuegos y de una práctica que le es identitaria, el polo acuático. /Foto: Aslam Castellón

Juan Carlos Menéndez Betancourt, el “Kiki”, ha recorrido el mundo en nombre de Cienfuegos y de una práctica que le es identitaria, el polo acuático. /Foto: Aslam Castellón

Un cienfueguero ha recorrido el mundo en nombre de la provincia y de una práctica que le es identitaria, el polo acuático. En nombre de la imparcialidad, y con sello Cuba, Juan Carlos Menéndez Betancourt, el “Kiki”, ha pitado en las mejores piscinas del orbe.

Estuvo en los Juegos Olímpicos de Sidney (Australia) 2000; los Panamericanos de Winnipeg 1999, Río de Janeiro 2007, Guadalajara 2011, Toronto 2015 y por delante Lima 2019; los Centroamericanos de Cartagena de Indias 2006, Veracruz 2014, Barranquilla 2018; varias copas, ligas y tres Campeonatos Mundiales: Fukuoka (Japón) 2001; Shanghái (China) 2011 y ahora en Gwangju (Corea del Sur), del 12 al 28 de julio.

“La preparación de un árbitro es diaria, uno debe estar trabajando de forma constante, tanto en torneos como en entrenamientos”. /Foto: Aslam Castellón
“La preparación de un árbitro es diaria, uno debe estar trabajando de forma constante, tanto en torneos como en entrenamientos”. /Foto: Aslam Castellón

Atletas y equipos ocupan siempre el protagonismo cuando de eventos deportivos múltiples se trata: seguimiento, representatividad, ansiedad, orgullo; dirimiéndose en cada una de sus actuaciones nuestro sentido de la nacionalidad incluso. Sin embargo, otros tantos portan también el estandarte patrio con igual responsabilidad y sin tamaño reconocimiento. Los árbitros y jueces, en dicho grupo, figuran entre los mejores ejemplos.

¿Cuánto difiere el trabajo de un árbitro en eventos foráneos y los torneos locales?

Hay mucha diferencia entre lo que se ve internacionalmente y aquí, incluso en la primera categoría. El nivel es superior, máxime en Europa donde se concentra lo mejor y nosotros estamos, en el masculino, en un cuarto o quinto lugar en América.

Por otra parte, en el exterior los atletas conocen el reglamento completo y trabajan bien, es una ventaja. Como árbitros encaminamos el accionar más por el cuerpo a cuerpo entre ellos; la parte más difícil, mucho juego por debajo del agua y fuerte el contacto personal”.

La rutina de un deportista es conocida ahora, ¿cómo se alista un árbitro para su competencia?

La preparación de un árbitro es diaria, uno debe estar trabajando de forma constante, tanto en torneos como en entrenamientos. En las categorías juvenil y escolar, por ejemplo, los muchachos cometen muchos errores, por desconocimiento de las reglas y entonces te obligan a aplicarlas con mayor frecuencia. Se equivocan más y uno trabaja más; pero nos ayuda en cuanto a visión de juego”.

¿Cómo mantenerse, desde una provincia que no es la capital, en la élite del arbitraje global?

Yo estuve desvinculado un gran tiempo del nivel internacional porque el país no paga las escuelas que avalan tu calificación. La última, me la costeé yo, estancia y lo demás. Y debes renovar esa categoría cada cuatro años, con nuevas recalificaciones. Para eso necesitas estar actualizado sobre las novedades recientes, vía internet. Las reglas en definitiva son las mismas, si bien los criterios ya dependen de quien te esté evaluando por el Comité Técnico del Buró de la FINA (Federación Internacional de Natación). No obstante, la Federación respeta y reconoce el trabajo de los cubanos”.

“La Federación Internacional de Natación (FINA) respeta y reconoce el trabajo de los árbitros cubanos”. /Foto: Aslam Castellón
“La Federación Internacional de Natación (FINA) respeta y reconoce el trabajo de los árbitros cubanos”. /Foto: Aslam Castellón

Siendo así, ¿cuál es la situación actual del arbitraje de polo acuático en el país?

Aquí mismo –campeonato nacional juvenil del deporte– tenemos cuatro árbitros nada más. Se habla de pagar esta función, pero nada; entonces los mismos entrenadores asumen estas responsabilidades y no debería ser, por el conflicto de intereses.

Existe la voluntad de tener más árbitros a nivel nacional, e internacional. Ahora vienen dos nacionales, Ernesto Hernández (Holguín) y Alejandro Rivas (Matanzas), muy bien; toca buscar la posibilidad de una escuela internacional de arbitraje para que puedan superarse. En cuanto a la provincia, se me acercaron dos o tres muchachos en busca de cursos… El interés está”.

Lima 2019 representará tu quinta participación en estas citas continentales…

Toda experiencia internacional es buena. Además, contamos con una amplia asistencia de cienfuegueros en el polo, seis atletas y dos árbitros (Yasmani Lima Villiva). Sin dudas la provincia estará bien representada”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles