Anexión

Siguen los anexionistas

cavando su desprestigio,

mientras reciben de USA

migajas para su bolsillo.

 

Vagos por naturaleza,

enfermos, con el delirio

de perturbar nuestra paz

y torcer nuestro camino.

 

Mensajeros del desorden,

la mentira y el cinismo,

traficantes del dolor

y miserables de espíritu.

 

Parásitos que se venden,

seres de muy mal instinto,

sinónimo de traición

es decir, anexionismo.

 

Jamás seremos colonia

del poderoso vecino,

ni arrearemos la bandera,

ni acallaremos el himno.

 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir