Alerta Unicef de altas cifras de niños migrantes en Tapón del Darién

Unos 19 mil niños migrantes atravesaron en lo que va de año el Tapón del Darién, selva entre Colombia y Panamá que aparece hoy como una de las más peligrosas para movimientos irregulares, alertó Unicef.
De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), esa cifra es casi tres veces superior al número que se contabilizó durante los cinco últimos años.

Al atravesar el Tapón del Darién, las familias migrantes con niños están especialmente expuestas a la violencia, los abusos sexuales, la trata y la extorsión por bandas criminales, recalcó esa entidad en un reciente informe.

Los menores que intentan cruzarlo también corren el riesgo de contraer diarrea, enfermedades respiratorias, deshidratación y otras dolencias que requieren atención inmediata, añadió.

Cada semana hay más niños que mueren, que pierden a sus padres o que se separan de sus familiares durante una peligrosa travesía, cuyo destino final es Estados Unidos, expresó la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough,

Según precisó, los equipos de Unicef en el terreno jamás habían visto a tantos niños pequeños cruzando el Tapón del Darién y, a menudo, lo hacen sin ningún tipo de compañía.

En lo más recóndito de la selva, los robos, las violaciones y la trata de personas son tan peligrosos como los animales salvajes, los insectos y la falta absoluta de agua potable, subrayó.

‘Una afluencia tan rápida de niños que se dirigen al norte desde Sudamérica debería ser tratada urgentemente como una grave crisis humanitaria en toda la región, independientemente de Panamá’, dijo Gough.

Ante esta situación, Unicef llamó a los gobiernos a garantizar la protección de los menores en tránsito durante todo su viaje y a coordinar el despliegue de una respuesta humanitaria más firme en los países implicados.

Igualmente, instó a potenciar la integración de las familias migrantes en las comunidades de acogida y a solucionar las causas de fondo que los lleva a emprender ese peligroso viaje.

Durante el transcurso de este año fallecieron en el Tapón del Darién al menos cinco niños y más de 150 llegaron a Panamá sin sus padres, algunos de ellos recién nacidos, señaló Unicef.

Esto supone un incremento casi 20 veces superior al registrado el año pasado, en tanto aumentó la actividad de bandas criminales en esa zona frecuentada por migrantes de más de 50 nacionalidades, procedentes de lugares tan lejanos como África y el sur de Asia.

Prensa Latina

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir