Al pan... ¿pan? | 5 de Septiembre.
mié. Nov 13th, 2019
De 74 silos solo funcionan 60, y una buena parte de ellos no recibido mantenimiento por años, debido a la falta de recursos y fuerza especializada.

De 74 silos solo funcionan 60, y una buena parte de ellos no ha recibido mantenimiento por años, debido a la falta de recursos y fuerza especializada./ Foto: Efraín Cedeño

Desde hace varias semanas el tema del pan ha sido tendencia en la agenda pública de Cuba. Las colas en los establecimientos estatales que lo venden recuerdan los tiempos difíciles de la década de los ’90, mientras los particulares suspenden sus producciones asociadas a la harina.

En junio pasado, Jesús Rodríguez Mendoza, vicepresidente primero del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que desde hacía algún tiempo atrás la producción de harina de trigo se había visto “afectada” por “la falta de piezas de repuesto para los molinos, fallas internas y violaciones de las normas operacionales”, lo cual había desencadenado el desabastecimiento del producto.

Por su parte, Iris Quiñones Rojas, Ministra de la Industria Alimentaria, reconoció en la Mesa Redonda del 10 de diciembre, cuán compleja era la situación: “En los últimos días hemos vivido los momentos más tensos de todo el año en cuanto a suministros, lo que ha obligado a asegurar solo el de la canasta familiar, paralizando un grupo de producciones e incluso afectando las de la Cadena Cubana del Pan en varias provincias por determinados momentos”.

Dentro de ese panorama, la industria molinera de Cienfuegos tiene un peso fundamental, pues de aquí sale harina para ocho provincias de la nación, o sea, el país depende en un 40 por ciento de lo que se produce acá.

“La materia prima para moler está asegurada, lo que pasa es que el trigo ha sufrido variaciones organolépticas por el modo en que se almacenó, sobre todo por la humedad (…). Han pasado un mes y quince días sin arribo de barco con trigo fresco, pero lo almacenado es lo que estamos procesando, hay para moler”, dijo a la prensa, Isbel Venega Presno, director de la unidad empresarial de base Cereales Cienfuegos.

Varios miles de toneladas (t) de la reserva fueron liberadas en el molino sureño para terminar el año y así garantizarle a la población el pan de cada día, ese que tanto pregonan los mensajeros en sus bicicletas por la ciudad, pero al hacerlo ¿se abrió la caja de Pandora?

Según Isbel Venega Presno, director de Cereales Cienfuegos, no existe harina sin gluten, pero el Laboratorio de la Oficina Nacional de Inspección dice lo contrario a partir de muestreos a sus producciones.
Según Isbel Venega Presno, director de Cereales Cienfuegos, no existe harina sin gluten, pero el Laboratorio de la Oficina Nacional de Inspección dice lo contrario a partir de muestreos a sus producciones.

MOLINO ADENTRO

“Casi todo el año ha estado el Molino II en alerta tecnológica; sus mecanismos y sistemas no garantizan un proceso correcto de los servicios, y desde hace varios meses están detenidas las producciones”, confirmó Orlando Díaz Padrón, director de la Oficina Nacional de Inspección Estatal en Cienfuegos.

“Por otra parte, el Molino I y los silos (de almacenamiento) no cumplen con las medidas higiénicas establecidas, por ello desde el 24 de octubre pasado la Oficina emitió un certificado de alerta sanitaria para ambos (…) Allí habían serios problemas higiénicos, principalmente en los silos: cereal derramado fuera de la estructura, agua, gusanos, insectos…”, agregó el funcionario.

Venega Presno, director de Cereales, abandonó la segunda entrevista, alegando: “Yo no tengo por qué explicar si hace años estos silos no se limpian. Son mentiras que se corren en la calle. Son cuestiones que me incomodan”. A pesar de ello, el jefe de abastecimiento de esa entidad, Omar Quintero, respondió a 5 de Septiembre: “No tengo conocimiento sobre la alerta sanitaria”.

¿A qué se debe el trigo envejecido? ¿Por qué se dejó de producir pan en las ocho provincias que hoy abastece la institución molinera?

“Los silos son de hormigón, torres cerradas, sin temperaturas ideales para su almacenamiento y no se recicla su contenido por falta de transportadores. Además de ello, fallan los procesos de prelimpia y limpia del trigo, algo que en tiempos difíciles pudiera ayudar mucho. Llegan al molino con semillas, polvo…, por eso hoy la harina que está saliendo tiene afectaciones de aspecto y olor, con un gluten por debajo de 15. Nunca se había visto esto ni en el Período Especial”, dijo a la prensa, Ester Arbolay Escobar, del Laboratorio Central de Cereales Cienfuegos, quien lleva 30 años de trabajo en esa institución.

“El sistema operacional de los silos es muy obsoleto, los transportadores y elevadores no funcionan, porque se han cogido diversos elementos de ellos para garantizar la descarga de los buques. Le hemos dado mantenimiento con lo que tenemos, no hay mano de obra especializada para limpiarlos; alcanzan 30 y pico metros de altura y lleva arneses, oxigenación, etc., recursos con los que no contamos”, explicó Omar Quintero, jefe de abastecimiento de Cereales.

Fallas en el seguimiento de la trazabilidad del trigo, falta de higiene en los espacios de almacenaje e inestabilidad laboral constituyen otros de los ingredientes que le dieron el ultimátum a la sazón alimentaria. “Hoy las harinas que nos entregan están caracterizadas como ‘sin gluten’, y así viene en los certificados que ellos mismos nos mandan con sus producciones y con una nota además que dice ‘rápido consumo’. Tiene fetidez, una coloración oscura, evidencias de contaminación y altas dosis de humedad. Por eso, se decidió paralizar las producciones durante algunos días de esta semana. A partir del miércoles entraron 23 t de harina desde la capital y hoy se encuentran produciendo 16 de las 22 panaderías nuestras; con esa materia prima resistiremos hasta el sábado”, agrega Raúl Valdés Mantecón, director de la Unidad Empresarial de Base Empresa Cubana del Pan Cienfuegos.

“La harina está fuera de los parámetros de granulación, da pan con mal sabor y olor; desde que lo mezclas con el agua, es insoportable. Cuando el trigo coge peste, eso no lo salva nadie, y luego se destinan para los animales, toneladas y toneladas. ¿Eso no es una pérdida económica?”, confirmó William Castex Bermúdez, administrador de la panadería de Arizona.

La Oficina Nacional de Inspección Estatal en Cienfuegos muestreó no solo el trigo que hoy se procesa, sino la harina que llegaba a los establecimientos productores de pan en la provincia y en Villa Clara para enviarlo a su laboratorio central. Aun cuando directivos de Cereales no reconocen cero gluten en su harina, el resultado corroboró tal dato, además de diagnosticar un trigo envejecido y con altas dosis de humedad. ¿Por qué llegamos a ese extremo? Lo que podía salvar parte del país de una situación difícil, o sea, de que cerraran las panaderías especializadas, solo destapó cuánto pasaba en el interior del molino.

PRÓXIMOS PASOS

De una capacidad instalada de 600 t de harina diariamente, la planta hoy solo es capaz de procesar unas 350. Para 2019 hubo un reajuste del plan (este año se incumplieron las 175 mil t previstas) y solo se estima producir 131 mil t.

Según explicó a la prensa Isbel Venega Presno, director de Cereales Cienfuegos, para los elevadores de la descarga se realizan inversiones y comenzaron a recibirse insumos con vistas a hacerle una limpieza a los silos y cambiar los transportadores de la parte inferior, superior y exteriores, además del arribo de grúas nuevas.

“Para corregir deficiencias en el trigo, habitualmente lo mezclamos con el canadiense, de buena calidad. Este último debe llegar después del día 22 de diciembre y así entregar harina de fuerza”, agregó el directivo.

Aun cuando la falta de liquidez económica llegara a dilatar procesos inversionistas, resulta imprescindible priorizar la conservación, pues en tiempos difíciles devuelven la comida a la mesa.

Mientras existió el arribo de buques, todo parecía en calma. La caja de Pandora se abrió justamente, cuando se confió en lo almacenado y el pan se convirtió en sueño.

Noticias relacionadas
Share

24 comentarios en “Al pan… ¿pan?

  1. Muy pero que muy buen trabajo. Muy profesional. Hacen falta periodistas que destapen que es lo que pasa en la habana con el pan. Estaremos comiendo aqui tambien el pan hecho con harina sin gluten y con gusanos? Porque aqui tampoco hay otro pan q no sea el de la canasta.

  2. Quiero una aclaracion que ya llevo varios meses notando y es que en el unico pais del mundo donde el pan sale con mala calidad he incluso el de las panaderias especializadas y se sigue comercializando al mismo precio que si fuese el pan divino es en este pais. Por que. No entiendo como es que un pan malo cueste lo mismo que el bueno, eso es una falta de respeto al pueblo que no es remunerado economicamente como se debe. Como va a costar lo mismo que es eso.

  3. Si el trabajo suscita tantos comentarios es porque hemos tocado un tema delicado y que afecta a muchos. Estamos súper agradecidos con cada criterio expuesto aquí en el sitio, pero también con los que escucho diariamente en la calle sobre el artículo.
    Abordarlo, pueden estar seguros los lectores, no fue “pan comido”.
    Reitero el agradecimiento de Zulariam hacia la Ministra.

  4. Al fin la verdad! Felicitaciones a estos periodistas, pienso que hacen falta muchos como ellos, con la verdad por delante y que en todo esto que ha afectado a millones de cubanos haya cuota de responsabilidad que saldar.

  5. Muchas gracias a la ministra de la Industria Alimentaria, compañera Iris Quiñones Rojas, quien tuvo la deferencia de responder a esta publicación vía Twitter. En conversación que sostuvimos pasada la medianoche de hoy, la ministra comentó:

    «Adonis lo que reportas en el Artículo será de inmediato investigado por el GEIA y se dará respuesta, parte de lo que dice no coincide con la información dada por la Empresa Nacional Molinera después de realizar el muestreo del trigo desde que se dió por primera vez el incidente.

    «Si alguien mintió será sancionado, aunque ya se realizan los análisis por las violaciones en los muestreos y las deficiencias en los reportes de calidad porque no es posible en nuestra industria el 0 gluten en la harina de trigo, bajo sí, cuando el trigo no es de fuerza, pero 0 no.

    «Es conocido el problema de la descarga del molino, los silos y falta de sistema de prelimpia por lo que ha iniciado un proceso inversionista que solo para la descarga demandó más de 10 millones de USD.»

  6. La situación del pan es muy delicada y afecta no solo a los cienfuegueros. En Holguín es más que crítica. Y no son pocas las veces que el pan que nos toca por la libreta se pone negro antes de las 24 horas y tiene hasta gusanos. ¿Cómo jugar con la salud del pueblo? ¿Cuántos directivos están implicados en esta penosa y vergonzosa situación? ¿Hasta cuándo tendremos que seguir dándole “tratamiento” a cuadros y directivos que no están a la altura de estos tiempos? Que no ponen en práctica el concepto de Revolución expresado por el líder histórico de la Revolución cubana, compañero Fidel cuando dijo- “ Revolución es NO MENTIR JAMÁS”, el cual estoy seguro le tomó a estos directivos mañanas, tardes, tal vez días enteros estudiándolo en círculos políticos y sin embargo no lo interiorizaron y mucho menos lo ponen en práctica. Sería bueno llevarle de merienda a esos consejos de dirección donde participan estos directivos , ese pan que se procesa con gusanos, mal olor, insectos y con una harina que no tiene gluten, como certifica el laboratorio y sin embargo, ellos mienten al respecto. Estoy seguro que no lo iban a consumir. Sin embargo el pueblo, tiene que esperar que llegue una harina de Canadá para mezclarle este producto, que es para animales como bien dice el trabajo, por las condiciones en que está y tengamos que consumirlo así. Arriesgando la salud y lo que es peor, la salud de nuestros hijos. Por favor, confiamos en que los responsables sean severamente sancionados y se de a conocer al pueblo las mismas. Como dijo nuestro General de Ejército Raúl Castro, “estos no son tiempos de equivocaciones y con el pueblo no se juega”.

    1. Estimado Arturo, el trabajo de la Prensa consiste en exponer los problemas, investigar y dejar al descubierto situaciones que dañan el contecer diario de nuestra gente, y servir de herramienta. Algunas veces el trabajo de los periodistas y equipos de trabajo, en los que participan, además, editores, diseñadores, correctoras, fotógrafos… cae en saco roto, porque los responsables evaden la responsabilidad, incluso, la de responder al pueblo; porque eso son los periodistas, ojos y oídos del pueblo. El resto de la sociedad debe hacer su parte, incluso, quines opinan aquí, deben mirarse por dentro como seres sociales, en cada uno de los cuestionamientos que hace, expone, investiga y publica la prensa, gracias por acercarse, comentar y leernos

    2. Arturo, los periodistas no somos tomadores de decisiones, no tenemos varitas mágicas. Nos corresponde cuestionar, informar, alertar y sugerir, pero no solucionar. Este trabajo cumple de forma excepcional su objetivo. De garantizar las soluciones deben encargarse otros.

  7. El bloque económico impuesto por el imperialismo es real y genocida, que nadie lo dude, yo lo he podido evidenciar en carne propia, pero estas negligencias, falta de visión larga, de planificación, de CONTROL nos estan haciendo tanto o mas daño que el bloqueo. Y quién para eso? Eso también es cuestionable y también es dañino a nuestra economía y al pueblo. Por qué se siguen repitiendo situaciones como estas cada día? Debemos seguir concentrando nuestras fuerzas en luchar contra el inhumano bloqueo económico pero también acabar con estoa fenómenos que están en nuestras manos erradicarlos de una vez y por todas.

  8. Bueno al fin alguien se digno a hablar del problema del pan y esclarecer a la poblacion lo que pasa, mucho descontrol, nada mas, siempre al final el perjudicado es el pueblo, el niño, el anciano, la embarazada, el trabajador, que le afectan ese pedacito de pan en el desayuno o la merienda, tan necesario en nuestro pais pues no es secreto para nadie que la alimentacion en sentido general es bien limitada, normalmente el pan de la “cuota” es incomible, el “especial” un poquito mas pasajero, nada que ademas de calles destruidas, sin luz, ausencia de ofertas en las placitas, “ferias”, cadenas de tiendas alimenticias, falta de higiene, el dengue, se suma el pan.

  9. Zulariam, agradecemos su trabajo informativo y de la manera tan profunda que toca los temas de la población, pero después del PAN, por favor haga un recorrido hacia Los Caballitos camuflajiada como si fuera a llevar a su niño al parque sobre las 5pm hora de entrada para que vea como las dependientas se roban las confituras de los niños como los pasteles, los espejuelitos y mucho mas, los sacan en jabitas delante de la vista de los padres y niños, llenan las bolsas y llaman a los empleados del local y descaradamente se lo van repartiendo, por favor Los Caballitos tambien son un antro de perdición y negocios entre sus empleados.

    1. Zulariam, Le respeto su criterio sobre su alerta de lo que sucede en el parque de diversiones de nuestra provincia, pero no sé cómo Usted uso mi nombre y apellidos para emitir este comentario, ahora…. les pido a los Administradores del sistema que por favor revisen el funcionamiento técnico de los comentarios, porque por ejemplo este es un comentario objetivo, pero personas inescrupulosas pueden usar nombres de otras personas para hacer publicaciones nocivas y negativas.

      1. Buenas tardes Eliceo.

        Realmente no sabemos de qué nos habla. No comprendemos su queja. Publicamos un comentario suyo anterior, y ahora publicamos este último, que apreciamos contradice el anterior. La periodista Zulariam es la autora del trabajo, pero no tiene relación alguna con los servicios de Internet, departamento que está a cargo de los comentarios.

        Saludos cordiales,

        Adonis Subit Lamí
        Periódico 5 de Septiembre
        Director

      2. Eliceo, creo saber que le pasó. El problema que cuando usted va a publicar su comentario, en el cuadro de texto donde dice “nombre”, usted escribio su nombre completo y eso es lo que se muestra como encabezado del comentario una vez publicado. Si usted no quiere dar a conocer su nombre puede escribir ahí: “pepe”, “josé”, “asasas” o cualquiero otro alias que se le ocurra y eso será lo que encabece su comentario. Si vista las páginas de Cubadebate, Cubasi e incluso, de otros sitios internacionales también se pide un nombre para los comentarios y cada lector escribe lo que desee, si su interes no es proteger su identidad. Saludos Miguel Morales Madrigal

  10. Buenos dias al fin alguien alza la voz por el pueblo cienfueguero esperemos medidas para corregir lo mal echo y me parece que lo primero que es necesario hacer es llevar a los directivos de esas empresas a rendir cuenta

  11. Mucho chuchu pero no dice si va a existir pan para la población de forma normal y estable para esos niños que lo piden y necesitan en el desayuno y la merienda….papelito aguanta un poquito mas….ja…ja…ja…

    1. Un trabajo de investigación periodística, profundo y veraz, creo no debe catalogarse como chu chu chú. El asunto, por vía de las publicaciones digitales de “5 de Septiembre”, ya está en conocimiento de la ministra del ramo, a ellos les corresponde dar respuestas y revertir la situación, gracias por acercarse y leernos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share